¡Qué desastre!

El Cádiz podía salir muy bien parado tras la disputa de la decimotercera jornada de Liga. Se habían dado tres encuentros entre rivales directos y el equipo que visitaba Carranza, La Unión, estaba sumido en una acuciante crisis de resultados. Tan acuciante, que había propiciado el cese de Machuca, entrenador del equipo, días antes de la disputa del choque. Por tanto, el Cádiz debía ganar para sobreponerse a la derrota de la jornada anterior y para ver si, de paso, se aprovechaba de los resultados de sus rivales.Para este encuentro Jose González decidió convocar a todos los futbolistas disponibles. Sin embargo, salvo la presencia de Moke por el lesionado De Coz, no hubo novedades en el once inicial. Jugaron Aulestia, Moke, Baquero, Murillo, Góngora, Héctor Yuste, Óscar Pérez, Ferreiro, Ikechi Anya, Akinsola y Juanjo Serrano. cad_uni_01.jpgEl once que fue incapaz de marcar un gol al vicecolista La Unión. Hubo protestas contra el técnico.Foto: P.Ortega-cadistasfinos.com El partido comenzó muy parado, sin apenas intensidad y con un Cádiz carente de ritmo y profundidad. A los amarillos les costaba imprimirle velocidad al esférico, ante un rival muy bien ordenado y con las ideas muy claras. El primer centro del encuentro fue favorable al Cádiz, obra de Góngora, aunque las jugadas de mayor peligro corrieron a cargo, en el inicio, de La Unión. cad_uni_03.jpgMal primer tiempoA los ocho minutos, Javi Rosa probó sorprender a Aulestia con un lanzamiento desde fuera del área que se marchó, por poco, desviado. El Cádiz pareció responder tras una buena jugada de Juanjo Serrano culminada por Ikechi Anya, que disparó. Sin embargo, Emilio consiguió despejar a saque de esquina, que se lanzó sin consecuencias. En el once de juego, tras una falta peligrosa de Héctor Yuste a la altura de la frontal, La Unión inquietó. El lanzamiento de la falta fue blocado mansamente por Aulestia. En el minuto dieciséis, la grada cadista protestó un posible penalti sobre David Ferreiro, que tras internarse en el área, fue derribado por un contrario. Sin embargo, el colegiado, Medié Jiménez, no pitó nada. Los cadistas parecieron intentarlo algo más, pero le faltaba profundidad. Akinsola y Ferreiro lo intentaban por las bandas, pero no encontraban rematador.A los diecinueve minutos, Javi Rosa fue el primer amonestado del encuentro, después de realizar una dura entrada sobre Ikechi Anya. La falta, botada por Góngora, fue detenida sin problemas por Emilio, cancerbero de los murcianos. En otra falta el Cádiz estuvo cerca de marcar. David Ferreiro sacó una falta lateral muy pasada, despejando la zaga unionista. Sin embargo, el rechace fue recogido por Góngora, que sin pensarlo disparó. Su tiro se marchó por muy poco fuera de la portería de Emilio. También a balón parado inquietaba La Unión. Arturo, remató dentro del área tras un saque de falta, estando cerca de marcar. Sin embargo, la jugada quedó invalidada por fuera de juego de dos jugadores del equipo murciano. Un minuto después, quien asustó fue el Cádiz. Juanjo Serrano tuvo en sus botas el primero, tras un disparo a bocajarro que fue blocado, magistralmente, por Emilio. Ikechi roza el golA los treinta y cuatro minutos, Ikechi Anya volvió a tener una clara oportunidad de gol. El escocés recibió un precioso pase al hueco de Óscar Pérez, que ante la salida de Emilio disparó cruzado. Por desgracia, su lanzamiento se marchó por muy poco, fuera. Ikechi era de los jugadores más destacados del Cádiz, intentándolo siempre que podía por la banda. Tres minutos después, Manuel vio la segunda amarilla del partido, tras hacer una dura entrada sobre Moke. El Cádiz dominaba, pero aún le faltaba algo para adelantarse en el marcador. Su rival esperaba replegado, tratando de cortar el juego amarillo mediante faltas y esperando alguna jugada a la contra o de estrategia para inquietar. En los visitantes Pico era el más incisivo, aunque siempre que lo intentaba se topaba con un inconmensurable Jeison Murillo, muy serio en las facetas defensivas. Los minutos finales del primer tiempo presentaron más jugadas de ataque de los visitantes, que tanto por mediación de Pico como de Javi Rosa intentaban contactar con Arturo, su referencia ofensiva. Cuando se iba a llegar al descanso, David Ferreiro asistió a Akinsola, que dentro del área disparó fuera. La jugada quedó invalidada, pues el nigeriano estaba en fuera de juego. Con el 0-0 se llegó al descanso, con algunos pitos por parte de la grada amarilla. El segundo tiempo empezó con un Cádiz más volcado en labores de ataque, buscando un gol que, en vista de los resultados de sus rivales directos, resultaba muy beneficioso. La primera oportunidad clara de gol llegó en un pase de Ferreiro buscando a Akinsola, que disparó a puerta, chocando con Emilio, que consiguió despejar el esférico. Tras el encontronazo, el cancerbero de La Unión quedó tendido en el suelo y sin que ningún jugador de ambos equipos echara el balón fuera, Ferreiro disparó a puerta vacía. Sin embargo, Emilio se levantó y blocó el disparo del gallego. Tras esta parada, el portero echó la pelota fuera para ser atendido. Ante el arranque cadista, La Unión se limitó, más que nunca, a esperar atrás y a buscar a Arturo mediante desplazamientos en largo del balón. En el minuto cincuenta y siete se registró el primer cambio del partido, en las filas de La Unión. Cristian entró por Tito, que se tomó con mucha tranquilidad su salida del terreno de juego. Los murcianos, con acciones como esta, demostraban que daban el punto por bueno, a pesar de quedar mucho partido por delante. El mismo guiónLa Unión asustó con un disparo lejano de Georgi que rozó la escuadra de la portería de Aulestia. Tras esta jugada, David Ferreiro fue el primer cadista en ser amonestado por el colegiado. En el sesenta y dos de partido Ikechi Anya cabeceó en el primer palo tras un saque de esquina botado por Góngora. Sin embargo, el remate del escocés se marchó fuera. Conforme pasaba el tiempo, al Cádiz le costaba más y más llegar con peligro al área de Emilio. Los cadistas no terminaban de estar cómodos, sin elaborar el juego. Sólo Ikechi Anya, con sus habituales arrancadas por la banda, parecía meterle algo de intensidad al encuentro. El escocés, en una galopada espectacular, realizó un gran centro, que se paseó por el área de La Unión, después de que ni Óscar Pérez, Akinsola o Ferreiro pudiera rematar.

 cad_uni_04.jpg
 Akinsola se ha estancado en su acierto goleador. Volvióa ser sustuido como en Sevilla. Muy flojo.

En el minuto setenta y tres Jose González realizó su primer cambio. Un desafortunado Bebo Akinsola le dejó su sitio a Dioni Villalba. La Unión, poco a poco, pareció buscar con algo más de intención la portería cadista. Tras un buen contragolpe de Cristian, Aulestia realizó una gran parada tras un peligroso disparo de Pico. Los murcianos, no se daban por vencidos. En el setenta y siete de partido, Valdeolivas vio la tercera amarilla en las filas de La Unión, que cada vez estaba mejor sobre el césped de Carranza. Poco después, Arturo, por protestas al colegiado, también fue amonestado. A nueve minutos del final Jose González decidió jugarse el todo por el todo: quitó a Wilfried Moke, que actuaba como lateral diestro, e introdujo a Juanse Pegalajar. También aprovechó La Unión para hacer su segundo cambio: Kiko entró por Samu.Ikechi Anya remató fuera tras recibir de Juanjo Serrano. La mejor ocasión del Cádiz en toda la segunda mitad: el remate del escocés se marchó fuera, rozando el palo de la portería de Emilio. Un Emilio que, por demorarse en el saque de puerta, fue amonestado. La Unión también pudo marcar, después de un error defensivo tras una parada de Aulestia, pero Pico tiró fuera.Tras esta jugada, La Unión agotó sus cambios: Arturo, que perdió mucho tiempo en ser sustituido, dejó su sitio a Álvaro. La Unión, mientras se realizaba el cambio, perdió más tiempo: un futbolista murciano cayó al suelo, requiriendo asistencia. Juanse Pegalajar y López se enfrentaron por esto, siendo ambos amonestados por el árbitro. Pese a todo el tiempo perdido por los jugadores de La Unión, el colegiado añadió cuatro minutos de tiempo suplementario. Góngora fue amonestado en el minuto noventa por cortar una jugada de ataque de los murcianos. El descuento pasó con más pena que gloria y el Cádiz fue incapaz de marcarle a La Unión. 0-0, reparto infructuoso de puntos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *