Cincuenta puntos que no garantizan nada… de momento


 cad_rso_09.jpg
 Real Sociedad ya lo tiene hecho.El Cádiz depende de él, en una tablamás comprimida que nunca se recuerda en la división de plata.cad_alb_09.jpgEl Albacete con dos derrotas consecutivas, también es otro que debe vencer los dos encuentros que restan para superar los 50 puntos

Quedan dos jornadas para que la Liga Adelante 2009-2010 llegue a su fin. Es decir, quedan dos puntos en juego y aún nada está decidido (a excepción del descenso del Castellón a Segunda División B) Tanto en la parte alta de la clasificación como en la zona baja todo está por decidirse, aunque quizás sea por arriba donde la situación esté algo más clara y encaminada (prácticamente tanto Real Sociedad como Levante son equipos de Primera División, salvo descalabro mayúsculo e improbable) Por abajo la situación no está tan clara. Cierto es que la última jornada ha aliviado bastante la situación para Recreativo de Huelva (cincuenta y cuatro puntos), Celta (cincuenta y dos puntos) y Girona (cincuenta y un puntos) pero aún hay bastantes equipos que tienen que jugarse la vida en estos dos próximos partidos.Más de 50 puntosLa cifra, para muchos mágica, que marcaba la permanencia esta campaña era el medio centenar de puntos. Con ellos en el casillero parecía imposible perder la categoría. Tal y como están las cosas, quizás sea necesario obtener algo más de cincuenta puntos para ser equipo de plata la próxima temporada. Del vigésimo primer puesto al decimoctavo existe un cuádruple empate a cuarenta y seis puntos. Uno más tiene el Cádiz. Y uno más que el conjunto amarillo tienen Gimnástic de Tarragona y Salamanca. Si los cuatro que están por debajo del Cádiz logran ganar sus dos próximos compromisos, llegarían a sumar cincuenta y dos puntos. Por lo tanto, es necesario hacer un sobreesfuerzo y sumar más de cincuenta puntos en estos dos partidos: hay que ganar como sea al Huesca, sin mirar el asequible compromiso de Carranza de la última jornada ante un Numancia que nada se juega, más que la honrilla. Ya hubo equipos que descendieron a Segunda B con cincuenta puntos en su haber. El primero de ellos fue el Levante, en la temporada 2001-2002. Los granotas acabaron empatados a puntos con el Polideportivo Ejido, que se mantuvo en Segunda gracias al goal-average. El otro caso fue el Racing del Ferrol en la temporada 2007-2008, la del último descenso cadista a Segunda B. Los ferrolanos también lograron cincuenta puntos, pero perdieron la categoría a favor del Córdoba, que les ganó el goal-average. La marcha de esta temporada puede hacer que la historia se repita: que equipos con el medio centenar de puntos acaben descendiendo, decidiéndose quién cae al pozo por el goal-average. Como todo, esta situación tiene un lado positivo y otro negativo. El positivo es que el Cádiz depende de sí mismo: ganando los dos próximos compromisos estará salvado, sin tener que mirar los resultados de los equipos que estén por debajo de él. Además, siempre pueden beneficiarle los resultados de los rivales que están por encima en la clasificación (por ejemplo, el Salamanca tiene la próxima jornada un compromiso potente ante un Betis que sigue muy vivo en la lucha por el ascenso y que irá a por todas al estadio charro) El lado negativo, es que el próximo partido del Cádiz también es bastante complicado: nada más y nada menos que ante la Sociedad Deportiva Huesca, situada un punto por debajo en la clasificación y en campo oscense. Se trata de un partido a vida o muerte ante un rival directo, el único de los cuatro que están por debajo del Cádiz al que el equipo de Víctor Espárrago no le tiene ganado el goal-average (pues se le ganó a Real Unión, Albacete y Murcia) y en “tierra hostil”. Es este último aspecto, el jugar fuera de casa ante un rival que tiene las mismas urgencias que el Cádiz, lo más negativo del próximo encuentro. Claro, si el Cádiz logra llevarse la victoria en El Alcoraz ya será inalcanzable para el combinado entrenado por Calderón (que quedaría a cuatro puntos – más uno adicional por el goal-average – a falta de tres puntos en juego) pero en caso contrario, sería necesario que los resultados en otros campos fueran favorables.

 cad_mur_02.jpg
 El Murcia debe ganar sus dos partidos para salvarse casi con toda seguridad. Algo que le ocurre tambien a Huesca, Irún y Albacete. Emoción hasta el finalFotos. P.Ortega

La próxima jornada el Murcia tiene también un compromiso complejo: le toca recibir en el Estadio de La Nueva Condomina a la Unión Deportiva Las Palmas que tiene tan sólo dos puntos más que los pimentoneros (uno más que el Cádiz, por lo tanto) Otro partido a vida o muerte entre dos históricos del fútbol español que quieren eludir el infierno de la Segunda B. Para los intereses cadistas, quizás un empate o una victoria visitante sean los resultados más interesantes. El Albacete, por su parte, tiene un partido más sencillo: le toca jugar ante el Girona, ya prácticamente salvado (quizás le haga falta un punto más para certificar su presencia en Segunda el año que viene) y puede que los gerundenses jueguen con la misma falta de intensidad que les ha llevado a comprometer tanto su situación cuando en abril estaban casi salvados. De los que están por encima del Cádiz, tampoco el Gimnástic de Tarragona tiene, a priori, un compromiso demasiado complicado: se enfrenta al Elche, al que ya derrotó el Murcia la pasada jornada y que no tiene nada que jugarse. Quizás la mayor incógnita sea el estado anímico de los jugadores tarraconenses: su equipo arrastra una inercia muy negativa y va en caída libre. El Salamanca, como ya se ha dicho, tendrá un difícil choque ante el Betis, que con la caída del Levante en el Stadium Gal ve más posibilidades de ascender. Otro partido muy a tener en cuenta será el que enfrentará al Córdoba de Lucas Alcaraz y al Real Unión de Irún, que se aferra con uñas y dientes a la categoría. Si los irundarras ganan, complicarían enormemente al equipo califal, que tiene dos puntos más que el Cádiz. Lo que está claro, a la vista de los resultados de esta jornada y de los que puedan darse en la próxima, es que aquel que quiera seguir siendo de plata la temporada 2010-2011 deberá hacer un mínimo de cincuenta y un puntos para quedarse completamente tranquilo: los cincuenta no son, de momento, garantía de permanencia.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *