Entrevista a Juanmi Muñoz, el 11 del Lorca Atlético

lorca_juanmi.jpgJuan Miguel Muñoz Rodríguez, “Juanmi” (La Alberca, 06-04-1982) firmó este verano por el Lorca Atlético, tras haber estado las últimas siete temporadas en equipos de Tercera División. Importante en los esquemas de Benigno Sánchez Yepes, el jugador murciano se ha adaptado bien en su regreso a la división de bronce. Juanmi concede muy amablemente esta entrevista a Cadistasfinos.com, en la que repasa la actualidad de su equipo y su trayectoria deportiva.

¿Cómo fue el partido de la pasada jornada ante el Sevilla Atlético? ¿Cómo llega el Lorca para recibir al Cádiz?

Contra el Sevilla Atlético fue un partido como preveíamos, ellos tienen gente muy peligrosa arriba y en una jugada aislada nos hicieron el 1-0, luego nos volcamos para intentar empatar pero supieron frenarnos bien y no pudo ser. En cuanto al Cádiz lo recibimos con la ilusión y el respeto de saber que viene la mejor plantilla de la categoría, pero creemos en nuestras posibilidades y más en nuestra casa.

¿Qué puede estar fallándole a su equipo para estar mejor posicionado en la clasificación? ¿Cuál está siendo el mayor problema al que han tenido que hacer frente por el momento?

Está claro que estamos siendo un mal equipo fuera de casa, no solo porque lo diga yo, también por los números. Aún no hemos ganado lejos del Artes y eso tenemos que solucionarlo, estamos siendo competitivos en los partidos generalmente, pero tenemos que dar ese pasito más para poder ganar, quizás nos falte un poco de ambición.

Tras siete temporadas sin jugar en Segunda B, ¿cómo ha sido el regreso a la división de bronce? ¿Qué diferencia ha encontrado entre jugar en Segunda B y hacerlo en Tercera? ¿Cómo ha cambiado la categoría desde la última vez que jugó en ella?

Personalmente creo que me viene mejor jugar en Segunda B por mi juego, hay más espacios, mejores campos en los que se puede jugar el balón… Salí de esta categoría hace siete años por motivos económicos, pero tenía ganas de volver y más en un sitio como Lorca, una ciudad a la que, por circunstancias le tengo un cariño especial. La verdad que hace siete años había auténticos equipazos en la categoría y en el Grupo III y IV, que es donde jugué, era raro encontrarte un equipo que no fuera profesional. Esa es la gran diferencia con ahora.

¿Qué debe hacer el Lorca Atlético para poder sorprender al Cádiz? ¿Lo ve factible?

Pues tener un buen día. Si nosotros estamos bien es complicado que un equipo nos sorprenda en casa porque tenemos buenos jugadores, sea el Cádiz o quien sea, pero si no lo estamos somos un equipo que puede perder con cualquiera como así ha sido. Creo que en cada partido dependemos de nosotros en un alto porcentaje para ganar o perder y eso es bueno.

¿Cómo ve al Cádiz? ¿Qué destacaría del equipo amarillo?

Cuando piensas en el Cádiz siempre sabes que juegas contra un equipo especial, y más en Segunda B, una categoría que no le hace justicia, por lo que sabes que no va a ser un partido fácil. Por lo que sé, lleva gente arriba que en cualquier momento te puede hacer un gol, pero intentaremos contrarrestarlo.

Debutó en Segunda B en el Cartagena. ¿Qué recuerda de aquella etapa? ¿Cómo se sintió al debutar en el equipo cartagenero?

Estuve dos años ahí, sin duda los más felices de mi vida. Era muy joven y de la noche a la mañana el Cartagena se interesó en mí, me ofreció un contrato que por aquel entonces no podía imaginar y me hicieron profesional, algo con lo que soñaba desde niño. Tuve la suerte de disputar muchos partidos y de hacerme un nombre, la afición me quería mucho y eso me ayudó. Nunca lo he dicho pero siempre estaré agradecido al Cartagena, siempre será mi equipo, le deseo lo mejor.

En el Cádiz el cancerbero es Aulestia, al que ya se enfrentó en su etapa en el Caravaca, cuando lograron dar la sorpresa eliminando al Oviedo en el play-off de ascenso. ¿Qué recuerda de aquella eliminatoria? ¿Con qué se queda?

Te podría contar mil anécdotas y recuerdos, me di cuenta de lo que era el Oviedo y lo que arrastra. Recuerdo ir a entrenar y estar el campo lleno de cámaras de televisión, o entrar en mi Facebook esa semana y tener más de doscientos cincuenta mensajes en un día de aficionados del Oviedo, unos más agradables y otros menos. Como te puedes imaginar, cosas que no son normales en un equipo de Tercera División. Pero, sin duda cuando jugamos allí y se metieron veinticinco mil personas en el campo fue el recuerdo más bonito, encima los eliminamos en su casa, fue especial.

En el Mazarrón le tocó vivir la cara amarga del fútbol, con impagos y situaciones que, a día de hoy, son muy frecuentes. En su opinión, ¿cómo podría solucionarse ese problema que vive el fútbol modesto? ¿Qué le parecen situaciones como las que están viviendo los jugadores del Sporting Villanueva?

Solución es lo que está pasando. Antes los jugadores cobrábamos barbaridades en Segunda B y Tercera, como te he dicho antes yo he vivido del fútbol desde los veintiún años: tengo mi casa, mi coche… Y jamás he trabajado en otra cosa. Esa situación era insostenible. En algún momento tenía que pasar. Eso no quita que haya clubes que no paguen, es una vergüenza que al futbolista a veces se le trate así. Por suerte la AFE cada vez está más involucrada en estas categorías. La gente que no paga y más cuando no ha pasado ni un mes, debería estar fuera de este deporte.

¿Qué entrenador y qué compañero le han marcado más a lo largo de su trayectoria? ¿Por qué?

Creo que Gabi Correa y Xavi Juliá han sido dos entrenadores que confiaron mucho en mí y con los que me sentí muy a gusto en el campo, les tengo aprecio. También tengo un recuerdo especial de Juan Ignacio Martínez, el ahora entrenador del Levante. En cuanto a compañeros me quedo con lo personal, he conocido a la mayoría de mis amigos gracias a este deporte. Borja Pando, que actualmente juega en la Peña Santa Eulalia de Ibiza, es como un hermano, sin duda ha marcado mi vida y el otro es Larrosa que ya se retiró.

¿A qué aspira el Lorca Atlético esta temporada? ¿Y usted en lo personal?

El objetivo del Lorca es la salvación, pero los jugadores sabemos que si solo logramos eso sería un fracaso porque tenemos equipo para más. Creo que conseguir una de las plazas para la Copa de Rey, que este año la puede jugar incluso el octavo o el noveno estaría bien. Mi objetivo personal es el de siempre, ser feliz y hacerlo bien para poder seguir muchos años dedicándome a lo que me lo ha dado todo en esta vida, el fútbol.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *