Kike López tiene el 2 para agarrarse al 11

 cadiz_kikelopez_sanlucar.JPG
 Kike López en uno de sus primeros partidoscon la camiseta del Cádiz en el verano de 2013

35 partidos, 37 si contamos los dos de la eliminatoria contra el Hospitalet fue la aportación de Kike López en la pasada temporada, su primera como jugador cadista. De ellos, la gran mayoría como titular, un total 29, aunque si bien es cierto que desde la llegada de Calderón en la jornada 31º su aparición en el terreno de juego fue principalmente entrando desde el banquillo. Esta situación hizo que este verano, pese a tener contrato en vigor, su nombre estuviera muchos días en la cuerda floja, sobre todo dado por su condición de mayor de 23 años y ocupar una de las dieciséis fichas para este cupo. Sin embargo Antonio Calderón decidió apostar por él quizás pensando en una polivalencia de la que ya había tenido comprobar ofrece el salmantino, cuando acabó como lateral zurdo y dando muy buenas prestaciones en la ida de la eliminatoria contra El Hospitalet.

 Un Cádiz 14-15 que en la delantera ofrece enorme competencia y que especialmente a Kike López esté pasándole factura. Nada que ver con lo que vivió el curso pasado. De ocho partidos de liga disputados sólo ha intervenido en cinco y de ellos en uno solo fue titular. Ocurrió en Marbella donde el Cádiz acudía con las bajas de Juan Villar y Jona Mejia. Aquella tarde-noche disputó el partido completo, teniendo el protagonismo de dar el centro al área que propició el gol postrero de Airam en el último suspiro de la prolongación. Eso fue en la jornada 4º y hasta la 7º (La Hoya Lorca, 28 minutos) no ha tenido más protagonismo en liga, ni tampoco fue usado por Calderón en el último, la victoria en La Línea.  

Sin embargo todo puede cambiarle en cuestión de días. Oscar Rubio va a ser baja por casi dos meses por un  problema de pubis y es el lateral derecho el único donde Calderón no dispone de recambios “naturales”. Pese a que este verano se informaba que George (ex del Ecija) venia como sub23 para el puesto de 2 por detrás de Rubio, lo cierto es que ni está ni se le espera. Tan es así que hasta en el trofeo el canterano Diego González fue probado como lateral derecho frente al Sevilla. Calderón, con buen criterio, no ha querido dar pábula o a conjeturas y nada más oficializarse la baja por lesión de Oscar Rubio no ha tenido inconveniente en señalar a Kike López como el que ocupará su puesto frente al CP Cacereño. Una posición nueva y en la que quien sabe encuentra el resquicio para acumular minutos y hacerse importante entre los hombres de Calderón. El Cádiz gana con él capacidad de desborde y centro desde la banda derecha, aunque también quizás pierda seguridad defensiva , una vertiente donde Kike López deberá buscar la compenetración a marchas forzadas. Es el sitio que le espera por un partido al menos. Que siga ahí más tiempo es cuetión de eso, de tiempo … y, sobre todo, de resultados.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *