Armando y Limia. Dos buenos porteros

logo_small_new.gifcadiz_limia_pericos.jpgAlejandro Limia debutaba el domingo en liga. Le llegó su oportunidad después de una temporada en la que ha aguantado la suplencia y la grada con enorme entereza y profesionalidad, a pesar de su trayectoría en Argentina que le hizo ser objeto de deseo de varios clubes europeos. Nada hacía presagiar durante la semana que la suplencia de Armando fuera contemplada como revulsivo después de dos derrotas. Espárrago se cuidó muy bien de no dar pistas y de proteger a su jugador. cadiz_armando_montjuic.jpgUn Armando que ya estuvo en el “ojo del huracán” en la semana posterior al Racing (penalti de Matabuena) y también en los días previos a la visita de Osasuna. En esos días fueron sus declaraciones en los que no entendía el para él ninguneo a los veteranos. Con independencia de que no creo fuera así, también es cierto que se amplificaron en demasía sus palabras. El caso es que frente a los pamplonicas no estuvo fino (sus lagrimas lo delataron). Falló y punto. Como todos fallamos. Pero Espárrago debió pensar (a mi modesto juicio con buen criterio) que quizá era el momento de hacer un cambio en la portería. Lo hizo sin estridencias. Sabiendo qué, de conocerse la decisión con antelación, podría distraer el trabajo semanal. Fue un golpe de astucia y de saber llevar una plantilla. Ya Armando ha vivido una situación similar en el Cádiz. Ocurría en la temporada 2003-2004. El Cádiz venía de perder en Vitoria su segundo partido de la temporada (en la sexta jornada). Antes sólo se había caido en Getafe. El entonces entrenador cadista prefirió a Raúl Navas para recibir al Elche. Cuentan los que conocen las entrañas de aquel  vestuario que hubo sus más y sus menos entre Jose y Armando. Por eso me llamó la atención ver a un Armando sonriente, bromeando junto a Sesma y De la Cuesta. Era antes del partido. Un gesto del que saco dos conclusiones. O Armando ha aprendido de sus errores, o que las formas de Espárrago si le convencieron. Quizas fueran las dos. En cualquier caso es un gesto que le honra como profesional.

También te podría gustar...