Bakero se une a la lista de posibles entrenadores

n_real_zaragoza_varios-2220197.jpg La opción de Lucas Alcaraz como inquilino del banquillo cadista para la próxima temporada se aleja. El destino del granadino, de acuerdo con unas declaraciones realizadas a medios asturianos por su agente, parece estar ligado al ambicioso proyecto que Quique Pina pretende llevar a cabo en el Real Oviedo. En Cádiz, a falta de que se materialice el acuerdo entre Antonio Muñoz y el murciano para el traspaso de poderes en la entidad, se sigue hablando, con cuentagotas, de posibles nombres para el banquillo. Una opción que se maneja, de acuerdo con informaciones difundidas por El Desmarque Cádiz, es la de José María Bakero. Curiosamente, su nombre ya se manejó para dirigir al Cádiz con la temporada 2007-2008 ya iniciada. Tras la destitución de García Remón, la secretaría técnica del club llegó a ofrecerle el banquillo cadista. Finalmente, Bakero declinó la oferta. El navarro parece ser del gusto de Quique Pina, pese a su escasa experiencia en los banquillos. En España tan sólo ha dirigido a dos conjuntos: el Málaga B y la Real Sociedad. Tras una brillante carrera como futbolista, Bakero se sentó por primera vez en un banquillo en España en la temporada 2004-2005, sustituyendo a veintiuna jornadas para el final a Antonio Tapia al frente del Málaga B. Consiguió salvar al filial malacitano, tras ganar seis encuentros, empatar cinco y perder diez. Mediada la temporada 2005-2006, Bakero debutaría en Primera División. Le llegó la oportunidad de dirigir, a ocho jornadas para la conclusión del campeonato, a la Real Sociedad. A su llegada, el cuadro donostiarra estaba en puestos de descenso, con veintiocho puntos (uno más que el Cádiz) Finalizada la temporada, Bakero conseguiría salvar a la Real Sociedad, que acabó la temporada con cuarenta puntos, uno más que el Alavés, primer equipo en perder la categoría. Consiguió tres victorias, tres empates y dos derrotas. Iniciaría la temporada 2006-2007 en la Real Sociedad, tras haber salvado al equipo una campaña antes. Sin embargo, duró siete jornadas en el cargo. Dejó a la Real Sociedad colista, después de haber empatado dos partidos y perder cinco. Fue la última vez que Bakero dirigió en España. Aventura en Polonia En la temporada 2009-2010, Bakero hizo las maletas y se marchó a la Liga polaca, a entrenar al Polonia Varsovia. El navarro fue cesado de su cargo de forma sorprendente, cuando su equipo marchaba co-líder en el campeonato liguero. Una temporada más tarde, le llegó la oportunidad de dirigir al Lech Poznan, un conjunto puntero en Polonia que atravesaba por una mala dinámica de juego y resultados. La llegada de Bakero revolucionó al equipo, que marchaba penúltimo y acabó clasificándose en quinta posición. Además, cuajó un buen papel en la Europa League, competición en la que el Lech Poznan ya se encontraba inmerso cuando el navarro se hizo cargo del banquillo y en la que llegaría a eliminar a conjuntos de la talla del Manchester City o la Juventus. Peor le fueron las cosas en la temporada 2011-2012, cuando fue destituido en febrero de este año por los malos resultados. twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *