Soporífera victoria ante el Roquetas

El Cádiz cerraba la jornada en el Grupo IV recibiendo a un Roquetas necesitado de puntos. Precisamente, estos equipos eran los que más trabajo le habían costado a los amarillos a lo largo de la competición. Sin ir más lejos, la jornada anterior, el Cádiz empató a cero con el Écija, colista. De llevarse los tres puntos contra el Roquetas, el Cádiz tenía la oportunidad de dejar, nuevamente, a Balona y Lucena a siete puntos.cad_roq_13.jpgEl gol de Baquero. Faltaban solo cinco minutos. Para este choque, Jose González contaba con las bajas de Góngora y Goikoetxea, por sanción. El once cadista estuvo formado por Aulestia, De Coz, Murillo, Baquero, Camille, Yuste, Óscar Pérez, Ferreiro, Ikechi, Cases y Juanjo Serrano. El partido, una vez se produjo el pitido inicial del andaluz López Amaya, no pudo empezar peor para los intereses cadistas. En el primer minuto de partido el Roquetas sorprendió, adelantándose en el marcador. Lo hizo gracias a un golazo de Juanje, que con un violento disparo desde la frontal del área sorprendió a Aulestia. El balón acabó alojándose en la escuadra de la portería cadista. 0-1.cad_roq_04.pngEl tempranero gol roquetero fue todo un jarro de agua fría. Los amarillos, si querían aprovechar los empates de sus perseguidores, se veían obligados a hacerle dos goles al Roquetas. El Cádiz se hizo con el balón, tratando de entrar por las bandas para hacerle daño a un rival que esperaba muy ordenado, bien replegado en su propio campo. Se trataba de un dominio carente de intensidad, sin terminar de plasmar la diferencia existente entre ambos equipos sobre el terreno de juego. A los trece minutos el Roquetas probó fortuna con un libre directo lejano, ejecutado por Juanje. El disparo del lateral roquetero se marchó muy desviado. Un minuto antes, el Cádiz realizó una bonita jugada por la banda izquierda, que comenzó Ikechi Anya. El escocés se la dejó a Juanjo Serrano, que trató de asistir a Cases, que no llegó a controlar por poco. Los dos equipos presentaban muchos problemas a la hora de crear juego. Primaban las imprecisiones en el medio del campo, con un Roquetas que, para frenar las acometidas cadistas, no dudaba en realizar faltas tácticas. Falta de intensidadLos amarillos seguían intentando penetrar en la muralla defensiva del Roquetas. Muy activo, por la banda izquierda, Ikechi Anya, que intentaba desatascar el encuentro. Sin embargo, los centros del escocés no terminaban de encontrar rematador. En el diecinueve de juego Óscar Pérez, tras recoger un rechace de Ferreiro, probó fortuna con un lanzamiento lejano, que no llegó a puerta porque golpeó en el cuerpo de Martín Belforti. López Amaya le perdonó a Fran López la primera amarilla del partido, después de que el jugador roquetero realizara una dura entrada sobre David Ferreiro a los veintitrés minutos de juego. La falta, sacada por Ferreiro, acabó en córner. En ese lanzamiento desde la esquina Jeison Murillo rozó el gol, pero el Roquetas consiguió despejar en última instancia. Antes de la media hora de partido el Cádiz tuvo una clara oportunidad para empatar. Ferreiro, por la banda derecha, centró al área. No pudo llegar Cases, pero el rechace del centro lo recogió Ikechi Anya, que completamente sólo, dentro del área, disparó fuera. Al Cádiz le faltaba intensidad y velocidad. Se echaba de menos algo de velocidad en la circulación de balón cadista, pues le daba demasiadas facilidades en el repliegue a la zaga roquetera. Juanjo empataTras una gran jugada personal de José María Cases, llegó el gol del empate cadista en el minuto treinta y cuatro de partido. El oriolano se la dejó a David Ferreiro, que en el área disparó. El rechace fue recogido por Juanjo Serrano que, en boca de gol, aprovechó para rematar de cabeza. 1-1. El gol espoleó al Cádiz, que se marchó en busca del segundo gol, aprovechando el desconcierto del Roquetas. Cases, de tacón, pudo marcar tras un buen pase de De Coz. Los cadistas, aún con circulaciones lentas de balón, consiguieron encerrar a su rival, que apenas salía al ataque. Tras el gol de Juanjo la imagen del equipo amarillo mejoró algo, aunque seguía faltándole un plus de intensidad. Con 1-1 se llegó al descanso. Tras la reanudación pudo verse a un Cádiz más enchufado, más metido en el partido que antes de que se llegara al descanso. David Ferreiro tuvo una muy buena jugada personal por la banda, que culminó con un disparo que se le marchó alto. Poco después, fue Óscar Pérez quien, tras un disparo de Cases, intentó sorprender con un lanzamiento de volea, que se acabó marchando fuera. cad_roq_07.pngCarranza protestó a López Amaya un posible penalti sobre David Ferreiro, que fue desequilibrado en un salto por un defensor roquetero. El colegiado hizo caso omiso de las protestas y no señaló la pena máxima. Sí señaló una dura entrada sobre Ikechi Anya cercana a la línea de fondo de Prats. De hecho, el jugador roquetero fue el primer amonestado del encuentro. La falta se sacó sin consecuencias. El mismo guiónTras el arreón inicial, el Cádiz volvió a mostrarse lento, sin demasiadas ideas para lograr otro gol ante un Roquetas que salía tímidamente, gracias a las galopadas desde la izquierda de Juanje. Precisamente, desde la banda izquierda, con centros de Ikechi Anya, provocaba peligro el Cádiz. También con José María Cases, sustituido a los sesenta y cuatro minutos por Dioni Villalba. Ante esto, la afición comenzó a pitar, descontenta con el juego de su equipo.Unos pitos que ganaron en intensidad después de que Mara, con un disparo desde fuera del área, metiera el miedo en el cuerpo al Cádiz. El Roquetas, con muy poquito, había llegado a los dominios de Aulestia. Poco después, Murillo estuvo providencial al cortar un buen pase hacia Mara, que podría haber dejado al roquetero solo con Aulestia. cad_roq_10.jpgEl segundo cambio del Cádiz no se hizo esperar. A veinte minutos para el final, Jose González hizo un cambio de hombre por hombre. Juanjo Serrano le dejó su sitio a Bebo Akinsola. El nigeriano, en el primer balón, casi dispuso de una oportunidad para disparar. Tras este cambio, Dioni Villalba pasó a ser el primer amonestado cadista, por hacer una falta en el centro del campo.Aprovechó el Roquetas para mover ficha: Mario se marchó, entrando en su lugar Popo. En el setenta y seis, Dioni Villalba recibió un buen pase de Akinsola, pero no llegó a rematar porque José Miguel, cancerbero del Roquetas, se tiró bien a por el balón. Un minuto más tarde Ikechi Anya fue el segundo jugador del Cádiz en ver la cartulina amarilla. En las filas roqueteras José Miguel fue el segundo jugador en ser amonestado, tras perder tiempo en un saque de puerta.Akinsola perdonó el 2-1, tras quedarse solo en un mano a mano con el portero del Roquetas. A la hora de driblar al guardameta, este le arrebató el balón antes de que pudiera disparar. A diez minutos para el final el Roquetas hizo otro cambio: Kike Vázquez le dejó su puesto a Manolo. En la siguiente jugada De Coz vio la cartulina amarilla tras hacer una entrada sobre Popo. El segundo gol del Cádiz llegó a cuatro minutos para la conclusión. Fue tras una falta lateral botada por David Ferreiro, a la que José Miguel no llegó a despejar. El balón el llegó en el segundo palo a Baquero, que de cabeza, culminó la remontada. 2-1. Tras este gol el Roquetas agotó sus cambios: Javicho se marchó, para que entrara Zamora. A un minuto del final, Jose González realizó su tercer cambio. Quitó a Óscar Pérez, por miedo a que viera la quinta amarilla, para que jugara Wilfried Moke. En los últimos minutos el Cádiz pudo marcar el tercero. Ferreiro lo tuvo en una falta directa que fue blocada por José Miguel. No se movió el marcador y el Cádiz, gracias a ese gol de Baquero, deja a sus perseguidores a siete puntos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *