Alberto Cifuentes, el nuevo dueño de la portería del Cádiz CF

cad_hoy_05.JPG 

El manchego Alberto Cifuentes será el nuevo inquilino de la portería del Cádiz CF. El conjunto cadista ha anunciado la incorporación del cancerbero para la próxima temporada, destacando en un comunicado en su web oficial que cuenta con “gran experiencia en Segunda B y Segunda División”. A lo largo de su trayectoria ha jugado en equipos punteros en la categoría de bronce, por lo que conoce la exigencia a la que tendrá que enfrentarse a partir de ahora. Llega al Ramón de Carranza tras haber militado la pasada campaña en el Piast Gliwice polaco.

Comenzó su andadura deportiva en las filas del Albacete Balompié, llegando a debutar con el primer equipo manchego en la temporada 1998-1999, en Segunda División de la mano de Maifredi. Tras esta experiencia, pasó a integrar la plantilla del Dos Hermanas, donde con Lucas Alcaraz como entrenador finalizó muy cerca de la zona de play-off. En su primera andadura en el Grupo IV de Segunda B, Cifuentes jugó 24 partidos, encajando 18 goles.

Las tres siguientes temporadas las pasó en el filial del RCD Mallorca, en el Grupo III de Segunda B. Con el filial bermellón disputó 83 partidos en la categoría, cuajando muy buenas actuaciones. Esto le valió para pasar al Ciudad de Murcia en el curso 2003-2004, donde jugó 18 partidos en la categoría de plata del fútbol español. A la siguiente temporada, integró la primera plantilla del equipo balear, actuando de tercer portero tras Moyá y Westerveld.

El Rayo Vallecano fue el primer gallito de la categoría de bronce que llamó a su puerta. El equipo franjirrojo, dirigido por Míchel, apostó por Cifuentes en la temporada 2005-2006. Una campaña en la que el equipo no se clasificó para el play-off de ascenso. El manchego disputó 36 partidos, encajando 33 goles. Tuvo mayor fortuna en la temporada siguiente, ya con Pepe Mel al frente del equipo. Tras finalizar en segunda posición en el Grupo II de Segunda B, el Rayo Vallecano se quedó a las puertas del ascenso a Segunda: perdió ante el Eibar. Fue el primer play-off que afrontó Cifuentes, que en la fase regular encajó 21 goles en 34 partidos.

Así, la UD Salamanca lo incorporó a sus filas en la temporada 2007-2008, en Segunda División. Permaneció en el conjunto salmantino dos temporadas, logrando la permanencia en la categoría de plata en ambas. En la temporada 2009-2010, llegó al Real Murcia. Su primer año resultó amargo: no terminó de hacerse con el puesto y acabó descendiendo a Segunda B. Tan solo permaneció una campaña en esta categoría con los pimentoneros, pues tras mandar con autoridad en el Grupo IV, consiguió el ascenso por el camino largo. Fue su penúltima experiencia en la categoría de bronce, encajando 20 goles en 37 partidos.

Estuvo dos campañas más en el equipo murciano, antes de firmar por La Hoya Lorca en la temporada 2013-2014. Los lorquinos eran un recién ascendido a la categoría, pero acabaron en una más que meritoria segunda posición. Cifuentes fue clave en el buen rendimiento de su equipo, pues encajó apenas 19 goles en 37 partidos. En el play-off, cayó en la segunda eliminatoria ante el Hospitalet.

La pasada campaña militó en la máxima categoría del fútbol polaco, en el Piast Gliwice. Acumuló 1355 minutos de competición, encajando 15 goles en 16 partidos. Tras esta aventura en el extranjero, regresa a España para intentar el ascenso a Segunda con el Cádiz.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *