Una temporada inestable en el banquillo del Almería «B»

La temporada 2015-2016 se ha caracterizado por una gran inestabilidad en el seno del Almería “B”. El filial almeriense se encuentra prácticamente descendido a Tercera División, tras un curso en el que no pudo mantener el buen paso de la campaña anterior. Por el banquillo rojiblanco han desfilado, por el momento, tres entrenadores distintos. Ninguno de ellos fue capaz de reconducir el paso del equipo, en una temporada nefasta para sus intereses.

Miguel Rivera fue el encargado de iniciar la temporada en el banquillo del filial almeriense. El preparador cumplía su tercera temporada a los mandos del Almería “B”. En sus dos primeras campañas, cumplió con creces con los objetivos marcados: en la temporada 2013-2014 salvó al equipo del descenso, mientras que la pasada campaña condujo al cuadro rojiblanco hasta la tercera posición en el Grupo IV de Segunda B.

Dirigió un total de 16 encuentros al equipo, en dos etapas: la primera, desde el inicio de competición hasta la séptima jornada; la segunda, desde la novena jornada del campeonato y hasta la decimoctava jornada. Entre medias, un paréntesis de dos partidos en los que se hizo cargo de manera interina del primer equipo en la Liga Adelante. El balance de Miguel Rivera con los almerienses fue de dos victorias, cuatro empates y 10 derrotas. Tras caer ante el Betis “B”, en la decimoctava jornada de competición, fue destituido.

Mientras duró la interinidad de Rivera en el primer equipo, el filial pasó a estar comandado por Ricardo Molina. El entrenador, de 31 años, dirigió dos encuentros en el Almería “B”. El primero, se saldó con una valiosa victoria sobre el Jumilla por 3-2, en la octava jornada. El segundo, visitando al Villanovense, acabó con derrota por la mínima en la novena jornada.

Tras la destitución de Rivera, el club contrató a Fernando Estévez. El granadino no ha conseguido mejorar el paso del equipo, que ha acabado en el fondo de la clasificación. En total, ha dirigido 15 partidos, con un balance bastante negativo: dos victorias, cinco empates y ocho derrotas. Sus dos triunfos fueron ante Jumilla (3-1) y Marbella (0-1).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *