Los goles a favor y en contra del Cádiz y el Villanovense

cad_car_05.JPG 

El Cádiz y el Villanovense se verán las caras en uno de los duelos más atractivos de la penúltima jornada de competición en el Grupo IV de Segunda B. El campeón recibirá al cuarto clasificado, que apenas tiene margen de error si quiere acabar estando en la postemporada. Los amarillos han sumado 73 puntos, mientras que el combinado extremeño tiene 58 puntos en su casillero.

Los pupilos de Claudio Barragán presentan el mejor ataque del Grupo IV, tras haber anotado 64 goles en 36 jornadas. El promedio cadista es de 1,78 goles por partido. Por su parte, el equipo que dirige Julio Cobos es el octavo equipo más goleador de la competición, con 43 goles hasta el momento. El promedio del conjunto serón es de 1,19 goles por partido.

Como local, el Cádiz presenta el mejor ataque del campeonato: 38 goles (el 59,375% del total), promediando 2,11 goles por partido. Peores son los números del Villanovense como visitante: 14 goles (el 32,55% del total). Lejos del Romero Cuerda, el conjunto serón promedia 0,78 goles por partido.

Los dos equipos han mostrado mayor potencial ofensivo en las segundas partes de sus compromisos ligueros. El Cádiz ha materializado 37 goles tras la reanudación, mientras que el Villanovense ha conseguido marcar 31 goles en esa misma fase de los partidos. De este modo, el Submarino Amarillo ha logrado el 57,81% de todos sus goles en la segunda parte; el Villanovense, el 72,09% del total. En las primeras partes, los gaditanos han anotado 27 goles, por 12 de su rival esta próxima jornada.

La última media hora de partido es la mejor para los jugadores cadistas de cara al marco rival. Así, los gaditanos han conseguido 13 goles, tanto en el tramo de juego que va del minuto 60 al 75 como en el que va del 75 al 90 de juego. El Cádiz también se ha mostrado muy acertado al comienzo de cada parte, así tanto en el primero como en el cuarto cuarto de hora de partido, los de Claudio Barragán han marcado 11 goles. El segundo cuarto de hora de juego, con siete goles, es el peor para los amarillos de cara al gol.

El Villanovense ha marcado el 34,83% de todos sus goles en el último cuarto de hora de partido. Una fase del encuentro en el que los jugadores extremeños han anotado la friolera de 15 goles durante la competición. En los otros dos cuartos de hora del segundo tiempo, el cuadro serón ha marcado ocho goles. El segundo cuarto de hora de partido, es en el que más goles ha logrado materializar este equipo en el primer período: cinco goles.

En cuanto a los goles en contra, se enfrentarán en Carranza dos de los equipos menos goleados del Grupo IV de Segunda B. El Cádiz es el equipo menos goleado del campeonato, con tan solo 21 goles encajados en 36 jornadas (un promedio de 0,58 goles recibidos por encuentro). El Villanovense, por su parte, es el cuarto equipo menos goleado de la campaña, con tan solo 28 goles recibidos (promediando 0,78 goles en contra por encuentro).

En Carranza, el Cádiz ha recibido siete goles durante la competición. Los amarillos son el segundo equipo menos goleado ante su afición, con un promedio de 0,39 goles recibidos por partido. Por su parte, el Villanovense es el cuarto equipo menos goleado a domicilio. Los extremeños han recibido 15 goles a lo largo de los 18 encuentros que han disputado en el Romero Cuerda: un promedio de 0,83 goles encajados por partido.

El Cádiz ha recibido mayor cantidad de goles en las segundas partes de sus compromisos ligueros: 14. Esto supone el 66,66% del total de goles encajados durante el campeonato. Por su parte, el Villanovense ha recibido la misma cantidad de goles en cada uno de los períodos del partido: 14.

Para el Cádiz, el peor tramo del partido a la hora de encajar goles es el último cuarto de hora de juego. En esa fase, los cadistas han recibido siete goles. Tampoco ha sido un buen momento en el aspecto defensivo el segundo cuarto de hora de cada período. Así, los gaditanos han encajado cinco goles en el tramo que va del minuto 15 al 30 y del 60 al 75 de partido.

También es el último cuarto de hora de partido el peor en el aspecto defensivo para el Villanovense. Y es que el conjunto serón ha concedido siete goles en los últimos 15 minutos de juego. Antes del descanso, los extremeños han recibido seis goles. En el resto de fases del partido, el cuadro de Julio Cobos tiene sus goles encajados muy repartidos: cuatro en el primer, segundo y quinto cuarto de hora de juego, por tres en el tramo que va del minuto 45 al 60.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *