Cases se sacude la ansiedad desde el punto de penalti

Se comió un penalti clamoroso favorable al Cádiz el colegiado, el manchego Álvarez Pinardo. Tras una buena jugada de Cases, Juanjo Serrano remataba solo, con la portería para él. Un gol cantado, seguro, que no llegó a materializarse porque un defensor del Lorca Atlético despejó con la mano. Unas manos claras, que no fueron penalizadas por el árbitro.

 cad_lor_10.jpg
 Cases celebra su estreno. Jose sonrie al fondo. El entrenador que vio el partido enPreferencia le «cogió el lance camino de vestuarios para el descanso»

cad_lor_13.jpgSe redimiría de su error el árbitro, quizás con intención de compensar, cuando el primer acto agonizaba. Alfonso De la Cruz golpeaba al balón con la mano dentro del área. Unas manos no tan claras como las primeras, que acabaron siendo sancionadas por Álvarez Pinardo. El infractor vio la cartulina amarilla y el Cádiz tenía ante sí la posibilidad de sentenciar, antes del descanso y desde los once metros, su compromiso liguero.Faltaba Óscar Pérez, tradicional lanzador de las penas máximas esta temporada. El ovetense cumplía ciclo de amonestaciones y se había hecho cargo de tres de los cuatro penaltis que le habían señalado, hasta el momento, al Cádiz. El otro penalti, el que no fue lanzado por Óscar Pérez, fue en el derbi contra la Balona y corrió a cargo de David Ferreiro.Esta vez no asumió la responsabilidad el gallego, que marró su pena máxima ante Pagola. El lanzador fue José María Cases. El oriolano, llegado en el mercado invernal, ansiaba marcar su primer gol con la camiseta amarilla. Ocasiones había tenido bastantes para conseguirlo, pero no había acertado con el marco contrario. La ansiedad parecía haber hecho presa de un Cases que también tuvo una ocasión de gol ante el Lorca Atlético, culminando una fantástica jugada personal. Sin embargo, la ansiedad por marcar le pasó factura a Cases, que no vio que Juanjo Serrano estaba, en esa ocasión, mejor posicionado para marcar. cad_lor_01.jpgCases asumió la responsabilidad y no falló. Superó a Manolo, con un penalti ejecutado casi a lo Panenka. Suave, por el centro. Su primer gol desde que llegara al Cádiz, más que merecido. Un gol que sirvió, en primer lugar, para dejar sentenciado el choque (el segundo tiempo no tuvo mayor historia) En segundo lugar, el tanto conseguido supone un refuerzo en la moral de un futbolista que lo estaba haciendo todo bien menos la definición ante el marco contrario. Cases se sacudió la ansiedad desde los once metros. Quinto penalti de la temporadaEl penalti señalado por Álvarez Pinardo es el quinto del que dispone el Cádiz esta temporada. De ellos, ha marcado cuatro y sólo ha fallado uno, el de Ferreiro contra la Balompédica Linense. El porcentaje de éxito del Cádiz desde los once metros se eleva hasta el ochenta por ciento.Aún así, son más los penaltis que han señalado en contra del Cádiz que los que se han señalado a su favor. Hace dos jornadas, en el Municipal de La Unión, el cuadro murciano dispuso de un lanzamiento de penalti que fue abortado, finalmente, por Aulestia. Era el tercer penalti que el vasco detenía esta temporada. En total, al Cádiz le han señalado esta campaña seis penaltis. El porcentaje de éxito de Aulestia es del cincuenta por ciento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *