El Real Murcia da la cara

logo_small_new.gifComo normalmente solemos hacer, a la Sección «Dicen que el amarillo» se asoma la crónica del partido vista por un medio de comunicación del equipo rival. Es la mejor forma de buscar la siempre ilocalizable objetividad. En este caso es la edición digital de «La opinión de Murcia». Las fotos son de JB/cadistasfinos.com.

album_cad_mur_01.jpg
El Murcia se postuló como equipo candidato a estar arriba.Foto: JB/cadistasfinos.com

El Real Murcia da la cara El conjunto grana suma su primer punto de la temporada fuera de casa en un partido en el que Abel falló un penalti en el minuto 85 instantes después de que el Cádiz estrellara el balón en el poste El Real Murcia sumó ayer su primer punto a domicilio y lo hizo en uno de los campos más difíciles de la categoría, el Ramón de Carranza, frente a un Cádiz que, al igual que el conjunto grana, demostró ser un claro candidato al ascenso de categoría. El encuentro, tal y como se esperaba, no dejó inédito a nadie. Tangana, polémica, un penalti a favor del Murcia y una expulsión -al guardameta local Armando- que el árbitro perdonó, fueron algunos de los alicientes de un choque cargado de emoción y, por su calidad, poco habitual de Segunda División.El excesivo calor fue sin duda determinante para el desarrollo de un partido marcado por el mutuo respeto que se tenían los contendientes, que a medida que transcurría el juego iban decayendo en sus ímprobos esfuerzos por agradar a una afición que casi llenó el Ramón de Carranza.album_cad_mur_03.jpgHasta la consecución del gol, que llegó recién cumplido el primer cuarto de hora de partido, el conjunto de Lucas Alcaraz apenas llegó a la portería contraria. Ahora bien, el cuadro pimentonero tampoco cometía tantas imprecisiones que los locales en la parcela central, donde Abel y Richi se adelantaban en casi todas las acciones a los centrocampistas gaditanos y buscaban las bandas sin conseguir, eso sí, que Adrián y Juanma desbordasen a los laterales del equipo cadista, al que le faltaba demasiada fluidez en el centro del campo como para intentar crear ocasiones de peligro.Fue a balón parado, tras un córner sacado por Abel, como llegó el tanto del equipo grana. El perfecto cabezazo de Iván Alonso, adelantándose a los defensores locales, llevó el balón al fondo del marco sin que nada pudiese hacer Armando por evitarlo. Era el cuarto saque de esquina que botaba el Murcia en menos de un cuarto de hora, por lo que no sólo se había adelantado en el marcador, sino que estaba jugando bastante mejor que su rival.A raíz del tanto visitante el Cádiz, apoyado por su afición, buscó el acercamiento a la meta de Notario y con menos imprecisiones en la zona central, los de casa buscaban con mas ahínco la llegada a la meta rival. Y tanto llegó el cántaro a la fuente que el Cádiz marcaba en un minuto de los denominados psicológicos. Una buena jugada de Raúl López por la banda izquierda terminaría con centro de Sesma para que De Paula, adelantándose a Cuadrado y Ramón, terminara cabeceando el esférico y batiendo a Notario cuando se cumplía el 43 de encuentro. Con ese tanto, instantes después, Pérez Pérez señaló el final de la primera mitad.Una reanudación vibrantealbum_cad_mur_05.jpgYa en el segundo tiempo, el juego transcurría con idéntica tónica de como había acabado el primer tiempo. Dominaban los gaditanos, que entraban por las bandas con cierta soltura, pero atrás el Murcia no concedía facilidad alguna y se mostraba contundente. Alcaraz y Oli dieron entrada  a jugadores que reforzaron la zona central, y sobre todo, la entrada conjunta de Adrián y Tato por los extenuados Jofre y Antoñito dio una mayor consistencia a la zona ancha del equipo murciano, mientras que en los locales Morán y Acuña reforzaban a un Cádiz que a medida que pasaba el tiempo notaba el esfuerzo realizado.Y cuando ya parecía que el empate estaba sellado y bien atado, Tato penetró en el área cadista y el cancerbero local le derribó dentro del área. El colegiado señaló una pena máxima a favor del Murcia que tenía así la oportunidad de oro de sacar tres puntos de un estadio muy poco propicio para ello. El encargado de lanzarla fue Abel, pero detuvo el lanzamiento el meta Armando, quien sólo había visto tarjeta amarilla cuando pudo haber visto la roja.El partido se había torcido definitivamente, y como buena prueba de lo desquiciado que era, un cruce de recriminaciones entre Notario y Bezares a cuenta de una supuesta falta de ‘fair play’, terminaron en una tangana en el centro del campo entre varios jugadores que se saldó con amarillas a ambos jugadores.E incluso pudo haber sido aún más trágico el final del partido, ya que Jonathan Sesma pudo haber marcado en el minuto 93 pero el balón salió rozando el poste izquierdo de la meta de Notario. Empate justo y dos equipos que, pese al fuerte calor, demostraron ser aspirantes al ascenso.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *