Vergonzoso martirio.

alb_cad_02.jpgEra mentira. Lo que nos contaron desde Alicante y lo que vimos en los primeros veinte minutos ante el Deportivo Alavés era todo mentira. Ni reuniones, ni terapias de grupo, ni concentraciones, ni gaitas varias. El Cádiz de Albacete ha sido el de Salamanca, el del Castellón, el de Almería,… o peor. A mí que me lo expliquen. Toda la semana hablando de las jugadas a balón parado del Albacete, de sus principales armas, de Parri lanzando o rematando, del juego aéreo. Eso, al menos quienes nos preocupamos por conocer al rival. ¿Ocurre eso dentro del cuerpo técnico del Cádiz? Debería ser que sí, pero entonces que me lo expliquen. Un minuto, una jugada y el primer gol a balón parado: Mikel Buades hizo el uno a cero a la salida de un corner rematando libre de marca.alb_cad_01.jpgParecía increíble pero se podía empeorar. Minuto doce, segunda jugada a balón parado del Albacete y segundo gol. Lanza David Sánchez y César Caneda peina el balón que acaba dentro de la portería de Armando.El más difícil todavía: tercera jugada a balón parado, Armando y Nano se complican, el balón da en el palo y le cae a Mikel Buades que hace el segundo de su cuenta particular y el tercero del Albacete.Por medio, nada. La nada más absoluta. El Cádiz más perdido de la última década. En mi recuerdo sólo un partido, también televisado, ante el Motril en el que los granadinos nos hicieron cinco con Zurdo, el ahora jugador del Racing Portuense, en la banda izquierda. Un desastre en todas las líneas, de concepto, de juego, de confianza, de criterio, de hombres…Tan grande era el despropósito que se contagió a la defensa albaceteña y en el primer acercamiento del Cádiz por el área manchega (¡en el minuto 28!) Paz hacía el gol de la absurda esperanza amarilla. Parecía que algo iba a cambiar pero faltaba confianza, faltaba sistema, faltaba nivel, faltaba fútbol y faltaban ideas, dentro y fuera del campo. cadiz_oli_cuclillas.jpgOli dio entrada a Acuña y retiró a Sergio Rodríguez tratando de sacar algo positivo. Pero no había nada donde rascar. Lo peor no era que el Cádiz hubiera encajado tres goles. Lo peor era la impotencia, la incapacidad para crear ni una sola ocasión de gol. Sólo un remate acrobático de Acuña mereció la calificación de peligro.En ataque, el vacio. Nano desastroso parece claro que se esconde fuera del Carranza. Sesma cambiado de banda es un treinta por ciento de Sesma. Sergio ¿Iglesias? no es mediapunta y eso se le nota cada día. Bezares no puede ser el hombre encargado de sacar la pelota. Miguel justifica día tras día que Espárrago lo enviara a Castellón. En defensa tampoco estuvo la cosa mucho mejor. Paz sigue teniendo fallos impropios de su nivel. Raul López anduvo desquiciado… El único que estuvo a la altura fue el que debutaba, Chico, que superó a Azkorra en todo momento y trató de ayudar en lo que pudo a sus compañeros de línea. El Cádiz más ramplón que se ha visto desde que el pozo se quedara en el pasado.Y no es que el Albacete fuera gran cosa. No lo sabemos. No lo necesitó. El Cádiz nunca lo puso en aprietos. Nunca lo puso en peligro. Tanto recordaba este Cádiz al peor de su historia que Raul López perdió la cabeza, como en aquellos tiempos pasados, y le dio un pisotón y un manotazo a un futbolista manchego: roja directa. Con diez se juega mejor que con once si con once se juega a algo. El Cádiz ni con diez, ni con once, ni con doce. Y el partido estaba más muerto que vivo. El Albacete demostraba cierta incapacidad para hacer circular el balón y el Cádiz la demostraba para todo: para defender, para atacar, para triangular, para centrar…alba_david_sanchez.jpgEn ese despropósito, Oli dio entrada a Fleurquin por Bezares y a Enrique por Nano. Supongo que en el diccionario de Oli en el proceso de recuperación de Enrique, el primer paso era publicar a los cuatro vientos que el extremeño está mal (algo fantástico para su autoestima) y el siguiente paso era sacarlo faltando ocho minutos en un partido perdido y sin tensión. Imagino que lo próximo será sacarlo de titular y retirarlo a los veinte minutos para que el chaval siga ganando confianza.Los cadistas que todavía no habían abandonado al asturiano que fracasa a los mandos de un barco que se hunde, por el asturiano que triunfa a los mandos de un coche, tuvieron que sufrir el último navajazo de Albacete a los pies de David Sánchez que culminó una muy buena jugada de los manchegos haciendo el cuarto.Desde que volvió al fútbol profesional, el Cádiz no había hecho este ridículo en ningún campo. Sólo le hicieron cuatro goles el Sevilla, que después fue campeón de la Copa de la UEFA, y el Valencia, que le hizo cinco pero recibió tres. Ha tenido que llegar el “sabio de Oviedo” para que el Cádiz se arrastre así por algún campo. Los vendedores de champán deben estar de enhorabuena. Los cadistas no. Porque pase lo que pase cada vez queda menos tiempo y ya no estamos en tierra de nadie, ahora estamos a un partido del descenso. Y eso no es ninguna broma para que Oli haga chistes cuando lo entreviste algún medio de comunicación.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *