El retrovisor de Cadistas [email protected] (IV)

logo_small.gif
portada_partido.jpg
El primer gol de Enrique… hoy el “Figo de Extremadura”Foto: cadistasfinos.com

”La metamorfosis triguera”:de Enrique a “Figo de Extremadura” Si hay un futbolista que ha crecido en la última temporada en el plantel cadista, muchos coincidirían con nosotros en señalar al extremeño Enrique. El de Zafra (2-7-77), llegó a Cádiz en Diciembre de 2003. Fue un fichaje que hizo de rogar, pues su equipo, el Cacereño del grupo IV de 2ºB, no quería desprenderse sin traspaso de su jugador insignia. Con un currículo en equipos de tercer o cuarto nivel (Maracena, Motril, Algeciras, Cacereño), su debú se producía en un Cádiz – Getafe (21-02-2004). Aquel día, salía a poco más de diez minutos para el final con 1-1 en el marcador, ya dejó muestras de su osadía y descaro al provocar la expulsión de Nano (ahora en el Betis) y más tarde forzar un penalti en el descuento que transformaría Manolo Pérez.Sin embargo, apenas tuvo protagonismo en lo que quedaba de liga. Jose González se empeñaba en situarlo en banda izquierda, pues en la derecha era indiscutible Dani Navarrete. Poco más se le vio al extremeño en la 2003-2004. No obstante, si lograba su primer gol como cadista. Es el de la foto de la derecha, que nuestro retrovisor enseña y que también fue portada de cadistasfinos.com. Lo marcó en La Condomina, ante el Ciudad de Murcia, y significaba el 2-2 final, logrado in extremis, en tiempo de prolongación. Fue un churro de gol (pateó “mordido” el balón), pero era lo de menos.La 2004-05, sin embargo, le ha cambiado la vida a Enrique. De suplente, sin más, ha sido uno de los “metamorfeados” por Espárrago, en expresión acuñada este invierno por nuestro sin par Mr. Rivero, ahora en el exilio. Su rapidez, descaro ante las zagas contrarias, unidas a una confianza en sus posibilidades que nos ha sorprendido a todos, le valieron la renovación y quedar para la historia como uno de los hombres claves del Cádiz del Ascenso. A día de hoy, y metidos de lleno en la pretemporada, todo apunta que puede seguir creciendo (¿ha tocado techo?) y configurarse como uno de los hombres importantes del Cádiz, en el objetivo de permanecer en Primera. Enrique es otro hombre… incluso su figura, antaño desgarbada y con piernas canijas (ver foto) ahora ya no son suyas. ¡Bienvenido al nuevo Enrique!… o Henry, ¿quién sabe?

También te podría gustar...