Va de números: El 4 y el 9


muneco_prensa.jpg Desde la tumbona  

Cuatro de agosto. Es el día después al fin de semana de gira por los dos Puertos. Suma y sigue y el Cádiz sigue acumulando minutos, trescientos sesenta ya con Javier Gracia como entrenador. El balance, sin más importancia que el necesario para ir rodando a la plantilla, se queda en cuatro goles en cuatro partidos (a favor) y cuatro goles en cuatro partidos (en contra).

<?xml:namespace prefix = o ns = “urn:schemas-microsoft-com:office:office” />

 

numero_4.jpgEl cuatro no se despega del Cádiz en esta pretemporada que acaba de iniciarse como quien dice.  Ya se han jugado, otra vez el número, cuatro partidos en otras tantas localidades de la provincia más amarilla de España. En tan poco período de tiempo y después de un verano tan movido en lo jurídico, lo deportivo, que al final siempre es lo que da sustento a todo, va tomando protagonismo. Ahora mismo el Cádiz es sólo un proyecto. Javier Gracia, recién aterrizado como quien dice, debe echar horas extras, quitar horas al sueño, para pertrechar un bloque. Es lo más difícil.  En cualquiera de las dos segundas donde toque jugar será su objetivo a conseguir, su verdadero éxito.

 

En la portería, parece evidente que Daniel Miguélez no será titular. A su edad, el año pasado en blanco a la sombra del Genil le ha hecho mucho daño. Necesita un club con paciencia y el Cadiz actual no está para ello. Cristian debe quedarse. Era de lo mejorcito el verano pasado y está en edad de seguir siéndolo. Raúl López volverá a ser garantía donde toque jugar, mientras que David García y Fragoso son piezas que pronto serán habituales. Mansilla puede serlo también si se empeña en no hacer internacional a nuestro vecino Carrasco, el hombre que festejó un gol en La Juventud enseñando la amarilla.

 

El rendimiento y el compromiso de Fleurquin y Bezares en la medular es de todos conocidos. Como sabemos lo mucho que nos pueden dar, también sabemos lo que no podemos pedirle. No van a engañar a nadie. Por ello, y también porque la liga es muy larga, todos sabemos que con ellos no basta. Por diversos motivos dudamos de Andrades y de Parri. Quizás el valenciano debería dejarse de discursos pusilánimes y pedir el mando de operaciones desde la mediapunta.  En cualquier caso es la de mediocentro una posición en la que el equipo pide a gritos aire fresco. De calidad. De la calidad que hace ganar partidos.

 

nueve.jpgDe bandas también andamos cortitos. Se queda Enrique, el hombre que todos los días sueña en ver en Gracia a nuevo Espárrago. Es el único viejo que percutirá por los flancos. López Silva y Juanma han dejado pinceladas de ser rápidos y descarados, dos buenas virtudes, pero poco más se les ha visto. Con buenos centros todo es más fácil…

 

Y como con números hemos empezado, con números vamos a acabar. Sin rodeos. Falta un 9. O dos. Manu Barreiro apenas ha tenido minutejos de bronce en el Algeciras, además de tener papel testimonial en el peor Cádiz de la última década. Borja Rubiato, viene avalado por Barla y también de golear en el grupo I con el  filial colchonero. Tienen en común que ninguno ha visto puerta en la categoría de plata. Ellos son, esperemos que por ahora, nuestras dos mejores credenciales para meter goles, para ganar partidos. Falta un 9. O dos.

También te podría gustar...