Victoria aplastante: el Cádiz golea al Lucena


 cad_luc_02.jpg
 Oscar Pérez reaparecía un mes después de lesionarse en Ceuta. En la foto, con Curro Vacas, demuestra que el choque lo tiene olvidado. Fotos. Perico Ortega – cadistasfinos.com

Dos semanas después, regresaba el segundo clasificado del Grupo IV al Ramón de Carranza. Esta vez no era la Balona, sino el Lucena. Los cordobeses, primer equipo que derrotó a los hombres de Jose González esta campaña, llegaban a cuatro puntos de los amarillos. Un partido, por tanto, fundamental para ambos, en el que podían estar en juego más de tres puntos. Para este vital encuentro el técnico cadista recuperaba a Pedro Baquero (tras dos semanas ausente) y a Óscar Pérez, recuperado en un mes de su rotura de cúbito y radio. El once alineado por Jose González estuvo compuesto por Aulestia, De Coz, Murillo, Pedro Baquero, Góngora, Óscar Pérez, Yuste, David Ferreiro, Ikechi Anya, Cases y Juanjo Serrano. El encuentro comenzó con una primera llegada del Cádiz al área lucentina, tras una pared entre Ferreiro y Cases que no acabó saliendo bien, pues interceptó el balón Vargas. El Lucena contestó con un centro lejano en un saque de falta, que no encontró rematador. Dos minutos después, Arroyo Cortés, árbitro de la contienda, mostró la primera cartulina. El amonestado fue Ikechi, por darle con la mano a la pelota. Dominio cadista Empezó mejor el Cádiz, llevando el peso del choque y tratando de buscar la portería de Vargas. Así, el gol estuvo a punto de llegar tras un centro de Ikechi Anya por la banda izquierda al que no llegó, por muy poco, Juanjo Serrano. El rechace le llegó a Ferreiro, que disparó fuera. Los centros desde las bandas eran constantes. Ikechi lo intentaba, también Ferreiro y De Coz. Un centro del lateral sevillano fue despejado por la zaga lucentina de forma providencial, antes de que Cases llegara a rematar. En el minuto doce de partido llegó el segundo amonestado del choque. En esta ocasión, fue Curro Vacas, tras hacer una dura falta sobre David Ferreiro. El centrocampista lucentino, con esa acción, cortó un contragolpe cadista. Al cuarto de hora de juego, Ikechi Anya realizó una gran jugada personal, encarando a tres defensores del Lucena y centrando al área, donde estaba Cases. El oriolano controló mal, y cuando conseguía el balón, se lo acabó arrebatando la zaga lucentina. Una pena, pues Cases tenía una posición franca de disparo. cad_luc_03.jpgEl once de inicio. El mismo que va a acabar febrero con la mayor diferencia respecto alsegundo de toda la temporada.El Lucena, por su parte, estaba muy flojo. Se defendía como podía, despejando el balón mediante desplazamientos largos, sin ninguna intención atacante. El dominio inicial del Cádiz era avasallador: muy superior al segundo clasificado, asfixiándolo por las bandas y embotellándolo en su campo. Las llegadas al área rival eran constantes y al Cádiz sólo le faltaba el gol, para terminar de plasmar en el marcador su superioridad. En el minuto veinticuatro, tras un disparo de Juanjo en el área anulado por fuera de juego, llegó el primer disparo a puerta del Lucena. Su autor fue Víctor Armero, pero su lanzamiento se marchó fuera. Un minuto después De Coz fue el segundo jugador cadista en ver la amarilla. Poco después, Murillo estuvo providencial, tras cortar un pase de Víctor Armero que dejaba a Quini solo ante Aulestia. La llegada del Lucena se produjo por un error previo de Góngora. Ikechi Anya volvió a poner en un serio aprieto a la zaga del Lucena. A la media hora de juego, tras encarar en la banda izquierda, pisó área y disparó. Su lanzamiento se marchó alto. En la siguiente jugada, fue Ferreiro quien rozó el gol. El gallego recibió de Óscar Pérez y disparó, pero entre Vargas y un defensor desviaron el tiro a córner. Poco después, los cadistas protestaron un posible penalti por manos de Sergio Albiol en el área. Arroyo Cortés entendió que el lateral del Lucena le dio de forma involuntaria. También Héctor Yuste probó fortuna, con un duro disparo desde la frontal, que fue despejado por Vargas con muchos apuros. Juanjo golpea dos veces cad_luc_04.jpgTanto fue el cántaro a la fuente hasta que al final… En el minuto treinta y tres el Cádiz acertó y batió a Vargas. Fue tras un saque de esquina botado, en la esquina derecha, por David Ferreiro. El centro del gallego fue prolongado de cabeza por Jeison Murillo, propiciando que Juanjo Serrano, en el segundo palo, rematara a placer. 1-0. Tras el gol, Góngora vio la tarjeta amarilla, al hacer una falta absurda. Arroyo Cortés amonestó, dos minutos después a Obregón, futbolista del Lucena, por hacer una dura entrada sobre Juanjo Serrano. El Cádiz no se encerró con el gol y salió en busca del segundo. Cases volvió a tenerlo, tras un buen centro desde la derecha de De Coz. El oriolano remató de cabeza, pero la jugada acabó en saque de esquina. En el córner, el Cádiz no perdonó. Sacó Ferreiro y Juanjo, en el segundo palo y con la testa, hizo el segundo. Nada más marcar, Juanjo Serrano rozó el hat-trick. El de Calamonte controló el balón con el pecho en el área y remató desviado. En la siguiente jugada el Lucena pudo quedarse con diez, después de que Obregón cogiera el balón con la mano, creyendo que el colegiado había parado el juego. El capitán lucentino, que ya tenía amarilla, no fue amonestado por Arroyo Cortés. Fue la última acción del primer tiempo. Tras la reanudación, el Lucena registró dos cambios. Se marcharon Jesús Lanza y Curro Vacas (que ya tenía una amarilla) y entraron Rubén Ramos y Sarmiento. La primera llegada del segundo período fue del Lucena: Quini llegó a pisar área, pero cayó solo al intentar el centro. Los visitantes estaban obligados a arriesgar, teniendo más espacios el Cádiz. Así, en el minuto cuarenta y ocho Cases disparó a puerta tras ser asistido por Ikechi, pero Vargas blocó. Poco después, Ferreiro, con mucho espacio, disparó tras recibir de Juanjo Serrano. El balón fue rechazado por un zaguero lucentino (Ferreiro protestó que fue mano) y Yuste, desde atrás, no acertó a marcar. Un segundo tiempo igual que el primero Armero, con un disparo lejano, inquietó al Cádiz. Sin embargo, el lanzamiento del joven futbolista lucentino se marchó alto. Un minuto más tarde Mario vio la cartulina. Una falta lejana, para que el Cádiz buscara el centro al área. Sacó Ferreiro, magistralmente, encontrando a Héctor Yuste, que batió a Vargas. 3-0. El Cádiz igualaba el goal-average con el Lucena. El Cádiz seguía en busca de más goles. Nada más marcar Héctor Yuste, David Ferreiro probó a Vargas con un duro disparo desde la frontal, que acabó blocando el cancerbero lucentino. Poco después Jose González haría su primer cambio: Góngora, amonestado, le dejó su sitio a Goikoetxea. Con este cambio, el vasco formó en el centro de la zaga con Murillo y Baquero pasó al lateral. Ferreiro, muy activo, volvió a probar fortuna, tras una buena jugada de Ikechi Anya. Sin embargo, el disparo del gallego se marchó fuera. Cases habilitó a Juanjo Serrano, que volvió a rozar el hat-trick: quebró a sus marcadores y disparó, pero un defensor lucentino despejó en última instancia. En el minuto setenta y tres ambos equipos movieron ficha. En el Cádiz entró Akinsola por Juanjo Serrano. El de Calamonte se marchó ovacionado por Carranza. Por parte del Lucena Mario le dejó su sitio a Rubén Cuesta. En el primer balón que tocó Akinsola, marcó. Un gran gol del nigeriano, de muy bella factura. Recibió en el área, regateó a su marcador y, con mucha sangre fría, colocó la pelota lejos del alcance de Vargas. 4-0. Tras el gol, Dioni Villalba entró en lugar de Cases, que cuajó un gran partido. Los minutos finales de juego fueron un mero trámite. Pasaron con más pena que gloria, deseando ambos equipos que se decretara el final del choque. Finalmente, tras dos minutos de añadido, el Cádiz se impuso por 4-0 al Lucena. Tres puntos de oro, que dejan a los amarillos más líderes aún si cabe.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *