Sufrimiento

logo_small.gif
hernandez_guerrero.jpg
Prof. Hdez. Guerrero
cadiz_esparrago_molinon.jpg
Espárrago, la “mano maestra”

Reproducimos artículo de opinión del Prof. J.A.Hernández Guerrero que aparece en la Voz de Cádiz de hoy


Los cadistas que han seguido con atención la dilatada, zigzagueante y empinada historia de nuestro equipo saben muy bien que el sufrimiento constituye un ingrediente esencial, un factor imprescindible y un valor positivo que, si lo administramos de manera inteligente, puede ser un capital altamente rentable. El partido disputado en Pasarón evidenció que el sufrimiento es el precio que han de pagar todos los equipos que participen en la competición y, sobre todo, los que aspiren a situarse en la cabeza. En esta ocasión no nos referimos a los sufrimientos físicos -a los duros entrenamientos, a la exigente disciplina, a los largos viajes- ni a los sufrimientos psicológicos -a las humillantes suplencias en el banquillo, a las inoportunas lesiones, a las reiteradas sanciones, a los desaforados gritos de los aficionados, a las críticas despiadadas; fijamos nuestra atención en los sufrimientos morales que originan los errores arbitrales, sobre todo, cuando determinan la irrecuperable pérdida de unos puntos que pueden impedir el ansiado ascenso o que implican un desastroso descenso de categoría.Este sufrimiento nos duele en la parte más sensible de nuestro espíritu porque frustra las ilusiones largamente alimentadas, destroza los proyectos minuciosamente elaborados, tira por tierra los esfuerzos acumulados e, incluso, despoja de sentido las continuas privaciones a las que los profesionales se han sometido durante toda la Liga. Ésta es la razón por la que lloraban, aquella triste tarde del sábado, 15 hombres curtidos en la lucha y habituados a los golpes: porque se sentían impotentes, desolados y hundidos. Menos mal que esta plantilla nos ha demostrado que, estimulados por la mano maestra de Espárrago, es capaz de sacar fuerzas de flaquezas, y nos ha convencido de que tiene bien aprendida la lección del arte de vivir: la senda del sufrimiento bien asimilado es la única que nos lleva al triunfo.por Prof. José Antonio Hernández GuerreroLa Voz de Cádiz, 09-06-2005

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *