¿Quién entiende de fútbol?

 sev_cad_01.jpg
 Josete se probó hasta el final. Casualidad o no los dosgoles rivales llegaron desde su lateral. Abajo Agné en la sala de prensa.Se lamentaba de la falta de acierto ante la puerta de David Soria, en un partido donde ocasiones se crearon.sev_cad_02.jpg

La primera sorpresa al llegar a la Ciudad deportiva del Sevilla FC fue la de encontrar a doce futbolistas calentando. Pronto se supo el porqué. Josete andaba renqueante, no había apenas tocado balón durante la semana, y el mister quería que se probara. También calentaba Albert Dalmáu entre los elegidos a la titularidad. Finalmente el valenciano dio el OK y sería de la partida. Sorpresa también en ver que Mehdi Nafti estaría en el banquillo y que Kike Márquez fue el descartado, quizás para preservar una recaida de Josete, que hizo reforzar la suplencia con Fall, además de Nafti y el referido Dalmáu. El único atacante en la suplencia era Antonio Gato.

Fue un inicio de partido y primer tiempo donde pronto pudo verse que el Cádiz CF se movía con suficiencia. Mayor calidad técnica, mejor posicionamiento y sólo se trataba de esperar la oportunidad pues la sensación a la grada es que el equipo esperaba que la zaga sevillista se iba a despistar. Fueron unos cuarenta y cinco minutos marcados por un desagradable viento que el Cádiz tenía a favor y al que al equipo le costó aclimatarse. Mañana fría que tampoco ayudaba. No obstante, Alejandro no sufrió ningún disparo a puerta, excepto una falta de Cotán muy alejada que atajó en el centro de su marco sin aparente esfuerzo. El Sevilla FC, dentro de lo esperado, muy nervioso a la hora de sacar el balón, tuvo varias pérdidas de balón y hasta en tres ocasiones estuvo el cuadro de Agné en un tris de adelantarse. Especialmente Airam Cabrera desde la izquierda y en otra de Villar desde la derecha en ambas oportunidades cruzaron en exceso. También Airam tiró al palo recogiendo una media bolea desde fuera del área. Al descanso, el partido parecía estar dentro del guión marcado. El Sevilla FC, muy joven, se sabía inferior y ya en ese momento hasta daba por bueno terminar el partido en tablas.

En el segundo tiempo todo comenzó igual. El Cádiz CF seguía esperando su oportunidad, y Alejandro sólo intervenía a ayudar a sacar el balón de atrás, marca de la casa esta temporada. No pasaba nada hasta que Kike López pierde un balón en una contra con el equipo saliendo lo que aprovecha su par, el lateral Modesto para colgar al corazón del área pequeña. Allí, el espigado Carlos Fernández tocaba lo justo para marcar el 1-0. Era el primer disparo entre los tres palos de los de Tejada. Instantes después Agné quita a un Perico tan frío como la mañana y pone a Gato y la situación se enmienda en diez minutos, que son los que tarda Jorge Luque en marcar. De corner directo propiciado por un disparo de Ceballos que tocaba en un rival. Todo parecía volver a su cauce e instantes después el Cádiz incluso lleva a embotellar al Sevilla, con una muy buena mano del malagueño Soria a disparo de Villar. Tras varios saques de esquina, en uno de ellos Israel Puerto cae fulminado y el partido se para  durante varios minutos. Es este Sevilla FC un equipo experto desde el banquillo y ese momento es usado para “parar” el partido. Coincidencia o no es que a partir de ahí las fuerzas se igualan y es Agné el que saca a Kike López, tocado, para colocar a Fall. El senegalés, que debió aportar músculo no llega a entrar en ningún momento en el partido y es el Sevilla el que pasa por sus mejores momentos, aunque sin tirar a puerta. Tuvo que ser en quizás la unica accción combinativa de los locales, en las que intervienen Alex Rubio, Modesto y Joaquin para que un centro de este, otra vez desde el lateral de Josete, fuera cabeceado por Moi ganándole la partida a un inmovil Ceballos que no estuvo presto a adelantarse al centro. Quedaban diez minutos y era cuestión de saber si el Cádiz encontraria oportunidades para empatar. Y las encontró. Fueron tres. Quizás la más clara un tremendo disparo de Gato a la cruceta que hizo tambalear la portería de Soria. También Villar hizo lo más difícil, tras recibir un saque de banda de Ceballos para controlar y buscar un disparo que se fue cruzado. Ambas ocasiones de gol claras que se fueron al limbo, en una mañana donde el mejor ataque de toda la segunda B dejó pasar una oportunidad de haberse hartado de goles. Sólo llegó uno y de saque de esquina, mientras en defensa, de dos disparos, dos goles en contra. Cuesta trabajo entender, pero,… ¿quién entiende el fútbol?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *