La Unión da una lección al Cádiz

3-1 se impuso La Unión al Cádiz, que no perdía desde el trece de noviembre. Los amarillos, con un juego rácano y sin apenas ocasiones, no supieron adaptarse a las condiciones y, al contrario que en otros encuentros, no tuvo la suerte de cara. Justa victoria de La Unión. Después de haber acumulado dos empates sin goles, el Cádiz llegaba al Municipal de La Unión con un claro objetivo: sumar los tres puntos. Enfrente, un rival necesitado, en puestos de descenso. A los dos sólo les valía la victoria: La Unión podía salir del descenso y el Cádiz, mantener las distancias con Balompédica Linense y Lucena.Para este encuentro, Jose González presentó un cambio en la convocatoria: el regreso de Jeison Murillo. Sí hubo más cambios en el once titular: Murillo, Juanse Pegalajar y Dioni Villalba. El equipo titular cadista estuvo formado por Aulestia, De Coz, Baquero, Murillo, Camille, Óscar Pérez, Héctor Yuste, David Ferreiro, Juanse Pegalajar, Cases y Dioni Villalba. El colegiado, el valenciano Gil Coscolla, no permitió que el Cádiz usara su indumentaria habitual, jugando de naranja. El encuentro comenzó sin dominador claro, resultando difícil jugar el balón por el mal estado del terreno de juego y por el viento, invitado inesperado en el choque. Los dos equipos buscaban llegar al área contraria con un fútbol directo, evitando las transiciones largas de balón. Más enchufado salió el Cádiz, que recuperaba muy rápido el balón. El Cádiz no se adaptaLa primera oportunidad clara de gol a los siete minutos de juego, siendo favorable para La Unión. Gil Coscolla señaló falta cerca de la frontal del área, tras un choque entre Juanse y un futbolista local en un córner. El lanzador fue Georgi, que disparó directamente a puerta. El disparo, muy violento, provocó que el balón botara antes de llegar a portería, obligando a Aulestia a realizar una meritoria parada para evitar el gol. Contestó, tímidamente, el Cádiz en otra jugada a balón parado. Juanse Pegalajar sirvió desde la banda, habilitando a Cases pudiera rematar de cabeza. No llegó, por muy poco, el oriolano. Tampoco Jeison Murillo al rechace, a pesar de forcejear con un defensor murciano. Sin embargo, quien estuvo, otra vez, más cerca del gol, fue La Unión. Tuvo el gol el ex cadista Pedro Barrancos, tras realizar una fantástica jugada personal. El murciano pisó área y disparó, dando su lanzamiento en el lateral de la red de la portería de Aulestia. El encuentro no tenía dueño: ninguno de los dos equipos era capaz de dominar plenamente el choque. Quizás, se veía a La Unión algo mejor que el Cádiz, por estar más habituada a las condiciones del terreno de juego. El Cádiz no estaba cómodo, llegando a los dominios de Emilio en jugadas a balón parado. Cada saque de banda, cada falta, valía su precio en oro. Llegada la media hora de partido, Gil Coscolla amonestó a dos jugadores de La Unión. El primero amonestado fue Valdeolivas, tras derribar a Cases. Poco después, Arturo fue amonestado, después de darle con la mano al rechace del lanzamiento de falta previo por parte de David Ferreiro. Esta segunda falta, sacada por Juanse Pegalajar, se marchó fuera. En el minuto treinta y ocho llegó el primer disparo a la portería de Emilio por parte del Cádiz. Su autor fue David Ferreiro. A pesar de ello, el lanzamiento, mordido, no entrañó peligro para el guardameta de La Unión. Contestó La Unión en una falta sacada por Diego Aller, que fue rematada con mucho peligro por Arturo. Sin embargo, la jugada quedó invalidada, pues el delantero murciano estaba en fuera de juego. Con el 0-0 inicial se llegó al descanso, después de que los primeros cuarenta y cinco minutos pasaran con más pena que gloria. No se registraron cambios en ninguno de los dos equipos tras el descanso. No cambió nada con respecto al anterior período. La Unión se veía mejor adaptada a las circunstancias que el Cádiz. Picó, con una internada por la banda, buscaba el centro para Arturo, pero Jeison Murillo cortó de forma providencial. Los cadistas se defendían como podían, optando por el desplazamiento en largo de balón a la espera de que Dioni Villalba la bajara.Georgi adelanta a La UniónEl primer acercamiento del segundo acto del Cádiz llegó en un servicio desde la derecha de Ferreiro que fue interceptado por Emilio. El rechace fue recogido por Cases, que en lugar de controlar, optó por el disparo, que se marchó fuera. Un minuto más tarde Gil Coscolla amonestó a Dioni Villalba, después de que el malagueño realizara una entrada a destiempo sobre su marcador. El 0-0 se mantuvo hasta el minuto cincuenta y seis. Fue cuando Georgi Petkov superó, de cabeza y tras un servicio de falta, a Aulestia. Tras el gol, ambos conjuntos movieron ficha. La Unión fue la primera en realizar cambios: Tito le dejó su sitio a Kiko. Después, Jose González realizó su primer cambio, quitando a Dioni Villalba para que entrara Juanjo Serrano. El 1-0 espoleó a La Unión, que se fue en busca del segundo gol. David De Coz cortó en el área pequeña un peligrosísimo pase de Barrancos. Poco después, Arturo se marchó de Jeison Murillo, internándose en el área. Como pudo y desde el suelo, Baquero le robó el cuero al atacante murciano. El Cádiz no reaccionó, seguía sin saber cómo entrar en un partido que se le complicó bastante.En el minuto sesenta y dos Espejo fue el tercer jugador de La Unión en ver la cartulina amarilla, tras obstruir a Juanse Pegalajar en la banda. Tras la falta, sacada por David Ferreiro, Jeison Murillo pudo marcar. El colombiano, de chilena, sorprendió a Emilio, que no hizo nada por atajar un balón que se marchó fuera, rozando el palo. Juanjo Serrano, muy activo desde que ingresó en el terreno de juego, disparó a puerta, obligando a Emilio a intervenir. A veinte minutos para el final Jose González realizó su segundo cambio. Retiró a Juanse Pegalajar, colocando en su lugar a Bebo Akinsola. Tres minutos más tarde el Cádiz se metió de lleno en el partido. Lo hizo gracias al gol de Óscar Pérez, que desde la frontal, aprovechando un hueco entre la defensa de La Unión, empató el duelo. 1-1. GoleadaEl gol del Cádiz no hundió a La Unión, que no se descompuso. De hecho, rozó el gol en un remate de cabeza de Pedro Barrancos a centro de Espejo que se marchó fuera que obligó a Aulestia a despejar a córner. Un Aulestia que volvió a ser providencial, cuando, a nueve minutos para el final, Gil Coscolla pitó penalti de Pedro Baquero sobre Bauti. El onubense vio la cartulina amarilla. El lanzador fue Bauti, que no engañó al vasco: Aulestia detuvo.Sin embargo, La Unión volvería a superar, poco después de la ocasión marrada desde los once metros, a Aulestia. Los murcianos se aprovecharon de un desbarajuste defensivo de la zaga cadista para marcar. Bauti, que instantes antes había fallado el penalti, se redimía de su error con el gol, que suponía el 2-1. Nada más encajar el segundo tanto, Jose González retiró a Cases para darle entrada a Ikechi Anya. Sin embargo, el Cádiz fue incapaz de reaccionar. La Unión sentenció el choque a dos minutos para el final, con un gol de Arturo. El murciano culminó una fantástica jugada de su equipo para batir a Aulestia. 3-1. Los últimos minutos de juego dieron para que David De Coz fuera amonestado por el colegiado y para que Arturo, autor del último gol y uno de los jugadores más destacados de su equipo, recibiera el reconocimiento de su público. Fue sustituido por Dani López.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *