La Condomina trae fantasmas del pasado al Cádiz

Derrota por 1-0 ante el UCAM Murcia

 cadiz_calderon_betis.JPG
 Unos fríos números de 4 puntos de 15 que hacen tambalear a cualquiera. Calderón. obviamente, no es inmune.

Un solitario gol del cordobés Hugo Diaz al filo de la media hora fue suficiente para que el UCAM Murcia se llevara el duelo de invictos que en la sexta jornada se ha disputado en la histórica Condomina. Pese a que quedaba una hora por delante el Cádiz CF se mostró inoperante y apenás llegó a inquietar al vasco Escalona, el cancerbero que defendía la puerta universitaria por vez primera en liga, en un gesto de última hora del técnico local que sorprendía con una decisión que mandaba al banquillo al guineano Buba Cámara.

El Cádiz, otra vez vestido de amarillo, salía de inicio con la variante de ver a Mantecón con el 7 en la teórica posición del ausente Juan Villar. No fue la única novedad, pues por vez primera en liga tanto Juanma Espinosa como Migue Garcia no salían en el once inicial, siendo Fran Machado el que ocupaba el carril izquierda mientras que Navarrete-Garrido debutaban en liga como dupla de mediocentros.

El Cádiz salía con intención de tener el balón y mantener en su campo al cuadro local. Sin embargo este parecía sentirse cómodo y confiaba en el buen hacer de Javi Gómez el fornido tanque y en las segundas jugadas que seguramente terminarían apareciendo. El Cádiz, muy previsible, amagaba y amagaba pero no terminaba ni siquiera de disparar. Los saques de esquina y los golpes francos se regalaban mientras que los locales solo tuvieron que esperar un balón colgado al área desde la banda de Tomás. Gómez cabecea en semifallo pero deja franca la asistencia a Hugo Diaz que se había soltado de la marca de Josete. Disparo cruzado y certero ante el que Aulestia nada pudo hacer.

De aquí al descanso el Cádiz notó el golpe. Sólo en los últimos instantes pareció recomponerse pero fue un espejismo. Tras la reanudación más de lo mismo. Los murcianos se replegaon y dejaban todo al buen hacer defensivo de una defensa que apenas pasó apuros. El Cádiz jugaba con Airam y Jona pero se era incapaz de hacerles llegar un balón en condiciones. Migue Garcia y Espinosa, por Machado y Espinosa fueron los primeros cambios. Poco después Kike Márquez salía por Garrido. Fue todo un quiero y no puedo con dos acciones, un libre indirecto sacado dentro del área de Escalona que pifió Airam y un disparo marrado de Rubio con todo a favor, como únicas acciones donde se cantó el empate.

Tras seis jornadas el Cádiz se queda con siete puntos, mientras que suma ya cinco jornadas sin conocer la victoria. Unos fríos números de 4 puntos de 15 que hacen tambalear a cualquiera. Calderón, obviamente, no es inmune.

 
 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *