Dos A.B.P fueron suficientes

logo_small_new.gif

 mad_cad_03.jpg
La imagen no deja lugar a dudas. La acción defensiva del Cádiz no es de 1ª

Dos golpes francos. Dos faltas. Dos acciones a balón parado, en la jerga del profesional del banquillo, fueron la llave para que el Madrid se encontrara ayer con los tres puntos.Lejos quedan los tiempos en que el Cádiz de Mágico sacaba partido a estas acciones. Después del salvadoreño bohemio, sólo ha sido Duda el único amarillo que ha sabido rentabilizar para el Cádiz jugadas de este tipo que aantas veces cambian el rumbo de un partido.El propio Cádiz es el mejor ejemplo de la rentabilidad que supone manejarse en estas acciones del juego, donde cada vez son más el número de encuentros que se resuelven o encaminan gracias a la perfecta ejecución de un saque de esquina, de banda, golpe franco o penales, por lo que se hace necesario contar con jugadores especializados en estas jugadas. No es azar que Roberto Carlos con el empate del sábado sumara su gol número 63 desde que viste de merengue. Es todo un especialista. Que nos marcara en una A.B.P era previsible. Lo que no lo era, y el cabreo del cuerpo técnico y del propio De Quintana sería mayúsculo, es que viniera precedido de tantas facilidades. El hueco en la barrera del Cádiz nunca debió producirse.Foto: Perico para cadistasfinos.com.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *