Oli, Lopera, el Mallorca… y Tegasa

logo_small_new.gif

cadiz_oli_rosal.jpgbetis_lopera.jpg  
Lopera y Oli dos viejos amigos despues de tres años juntos.    

El inicio del 2006 trajo al presidente del Betis una condena en firme a 15 meses de prisión por delito fiscal, según la sentencia del juzgado número 10 de lo penal de Sevilla. El fallo precisaba que Lopera, «en su calidad de Presidente y Consejero Delgado del Real Betis Balompié Sociedad Anónima Deportiva, para reducir indebidamente el pago a la Hacienda Pública Española del pago del impuesto de sociedades» concertó con Técnica y Garantía del Deporte S.A. (TEGASA), dirigida por el propio imputado, un contrato de fecha 30 de abril de 1993, que denominaron de «arrendamiento y prestación de servicios», a través del cual «conseguía modificar las bases de las relaciones entre el Real Betis y Tegasa con la Hacienda Pública». Y es que la empresa «hacía suyos la mayoría de los resultados económicos del Real Betis, imputándose éste solo los ingresos provenientes del pago del arrendamiento». Por ello no es extraño que en Sevilla, donde la rivalidad y el cachondeo viven juntos en el mismo apartamento, al Betis, desde el barrio de Nervión, sea moneda común se le conozca también como El Tegasa, con toda la guasa del mundo, y quizás buscando la venganza dialéctica con el famoso apelativo de «palanganas» que reciben los vecinos, ya centenarios.betis_lopera_copa.jpgPero no ha sido el único asunto por el que Lopera, Tegasa y el Real Betis han tenido problemas jurídicos. En uno de ellos, y es que nos ocupa recordar a nuestros lectores,  tuvo como protagonista indirecto a nuestro Oli, justo en la salida del nueve amarillo del club bético después de pasar tres buenos años vestido de verdiblanco. Para recordar el asunto, sus orígenes, hay que irse al traspaso de Oli al Oviedo. Por aquellas fechas, otro ovetense, el chino Losada fue cedido por los carbayones al Real Mallorca. Los baleares ofrecieron unos pagarés al equipo ovetense por si decidía quedarse con Losada. Esos mismos pagarés fueron la garantía de pago del equipo asturiano al Betis por Oliverio. Al no comprar los baleares a Losada, los pagarés no se pudieron hacer efectivos, pero Tegasa denunció al Mallorca para que le pagara. En primera instación el juzgado número uno de Palma condenó al Real Mallorca a pagar a TEGASA la suma de 1.202.024.- €  más intereses y costas, importe al que ascendían tres pagarés que en su día el Real Oviedo entregó al Real Betis y este club los endosó primeramente a ENCADESA y ésta a TEGASA. El Mallorca recurrión en apelación ante la Audiencia Provincial de Baleares que finalmente dictó sentencia a favor del club mallorquín. La citada sentencia de la Audiencia concluye que TEGASA adquirió los pagarés de mala fe, por lo que su tenencia no responde a un negocio jurídico serio y real sino a una apariencia dirigida a perjudicar al Real Mallorca para impedirle oponerse al pago de unos pagarés que se entregaron al Real Oviedo en garantía y no en pago de deuda, extremo que era conocido por el REAL BETIS al recibirlos del OVIEDO. Asimismo la sentencia hace referencia a la vinculación existente entre TEGASA, ENCADESA y el REAL BETIS, considerando que todas ellas forman parte del «entramado jurídico-económico controlado por el Presidente del Real Betis Balompié, SAD señor Ruiz de Lopera y Avalo», extremo que considera probado tanto por pruebas directas como indirectas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *