Giovanella: Por el camino de Gurpegui

logo_small_new.gif«Giovanella somos todos»celta_giovanella.jpg La noticia saltaba el martes por la tarde, aunque hasta hoy no se extendía por los quioscos de prensa y diales de radio: El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha sancionado con dos años de suspensión a Giovanella, centrocampista hispano-brasileño del Celta, por presunto dopaje con nandrolona en diciembre pasado durante el encuentro Celta-Pontevedra, de Segunda División, en Balaídos. El Comité presidido por Alfredo Flórez desestimaba las alegaciones del futbolista, que, como es normal en casos parecidos, apreciaba irregularidades y dudaba de las condiciones en que se ha realizado la muestra de orina, aportando un informe científico en el que se especificaba que, en condiciones de inestabilidad, el metabolito que asocia al consumo de nandrolona en muestras de orina pueden no ser fiables. Dicho de otra forma, el Comité de Competición, siguiendo actuación precedente (caso Gurpegui) rechaza la teoría de la defensa basada en la generación endógena de la sustancia. La muestra de orina de Giovanella arrojó un índice de 3,7 nanogramos de 19-nornandrosterona, el metabolito que se asocia, por encima de determinados niveles, al consumo de nandrolona. El contraanálisis (denominado también muestra B) arrojó un índice de 4,1 de este mismo metabolito. Aunque la normativa española considera exógeno (a través del consumo de un medicamento) la producción del 19-nornandrosterona por encima de dos nanogramos, la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) concede al deportista la posibilidad de demostrar, a través de un estudio, la producción de la nandrolona de forma endógena (por su propio metabolismo) o incluso patológica (por enfermedad) de esta sustancia que se encuentra de forma natural (aunque en cantidades muy pequeñas) en el cuerpo humano. Tanto la defensa como el cuerpo médico del Celta han denunciado en repetidas ocasiones que a Giovanella no se la ha dado la posibilidad de demostrar su inocencia, generando así una situación de indefensión. «El proceso ha estado viciado desde el primer momento», señala Juan José Crespo, médico del Celta, que destaca: «Nos ofrecieron un estudio del todo improcedente, que era para la testosterona, cuando era el jugador el que de motu propio debía someterse al estudio. En todo este penoso asunto han ido de error en error». El facultativo recuerda, asimismo, que existen prestigiosos estudios científicos que consideran probable la producción endógena (de forma natural). Los tres párrafos anteriores, en cursiva, es transcripción de lo que se hoy martes se hace eco la prensa viguesa (Faro de Vigo) que, algo normal en la prensa de provincias, lanzaba el mensaje Todos somos Giovanella (el lema con el que el R.C.Celta, sus compañeros, saltaban la liga pasada en un partido poco después de conocerse la denuncia). Con todas las presunciones que el Derecho otorga, la corriente de opinión de que el Celta confía ciegamente en la inocencia del jugador en su dopaje es evidente. En Vigo también está vigente un mal de nuestro tiempo: No reconocer nuestros fallos o no aciertos. Todo lo malo que nos pasa nos viene de fuera (en el Cádiz con el caso Acuña podríamos tener otro ejemplo). No obstante, el Celta, va a recurrir ante el Comité de Apelación, al que solicitara la suspensión cautelar de dos años. Si no surte efecto (será lo más normal) probablemente acuda al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), casualmente, el mismo organismo que debe fallar sobre el Campeón de Liga 2004-05 en Segunda División. Everton Giovanella, con los 35 años cumplidos hace unos días, en la práctica es casi imposible cumpla la sanción, más si sus asesores se dejan guiar por el caso Gurpegui, en el que a petición del futbolista vasco la Jurisdicción ordinaria le concedió la suspensión cautelar de la sanción. De nuevo trabajo pues para la asesoría jurídica celeste, sólo un par de meses después de la alineación indebida de Toni Moral. No hay descanso. Y es que, de seguir así, el club vigués pronto adquirirá fama internacional como el mejor lugar para la formación de especialistas en Derecho Deportivo. Aunque una ventaja seguro que sacan de tanta formación: Recurrir tarjetas es pecata minuta.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *