Claudio Barragán, nuevo técnico del CD Mirandés

cad_bal_17.JPG 

El ex cadista Claudio Barragán tendrá la posibilidad de regresar al estadio Ramón de Carranza esta temporada. El preparador valenciano ha sido nombrado nuevo técnico del CD Mirandés, que prescindió tras la decimosexta jornada del campeonato de los servicios de Carlos Terrazas. En esta nueva andadura en la categoría de plata del fútbol español, el técnico peleará por revertir la mala dinámica de juego y resultados en la que se encuentran inmersos los rojillos: actualmente ocupan la decimonovena posición, con 19 puntos.

La andadura en los banquillos de Claudio Barragán dio comienzo en la temporada 2008-2009, en el Elche CF. Su estreno se produjo en la octava jornada de Liga, en Segunda División, ante el Hércules CF. Aquella campaña el conjunto ilicitano finalizó en duodécima posición, logrando la permanencia sin apuros. Por ello, volvió a dirigir al equipo la temporada 2009-2010. Sin embargo, esta segunda etapa sería breve: tan solo seis partidos. Tras acumular una victoria, un empate y cuatro derrotas, acabó siendo destituido.

Mediada la temporada 2010-2011, Claudio Barragán fue elegido entrenador de la SD Ponferradina, compitiendo en la categoría de plata. No consiguió salvar al equipo, que finalizó la campaña en penúltimo lugar. Pese a ello, continuó al frente de los bercianos en la temporada 2011-2012, en Segunda B. Aquella campaña, la Ponferradina finalizó en segundo lugar de su grupo (tras el intratable Mirandés) y logró el ascenso tras apear, en la tercera eliminatoria, al Tenerife. Las dos siguientes temporadas las pasó en la SD Ponferradina, en Segunda División. En la temporada 2012-2013 el equipo acabó en séptima posición, rozando los play-off de ascenso. Una campaña más tarde, el conjunto berciano se situó en mitad de la tabla, logrando el objetivo de la permanencia.

La siguiente etapa en la carrera en los banquillos de Claudio Barragán fue en el Cádiz CF, en la temporada 2014-2015. Una campaña en la que recaló en el banquillo del Ramón de Carranza a mitad de curso, sustituyendo a Antonio Calderón en la decimoquinta jornada. El equipo marchaba fuera del play-off y a una distancia considerable del UCAM Murcia, líder del Grupo IV en aquellos momentos. Su debut, ante el Lucena, resultó exitoso: victoria por 3-0.

Poco a poco el valenciano comenzó a conseguir resultados, recortando jornada tras jornada la diferencia de puntos con respecto al equipo universitario. Ante el Real Jaén, en el duelo aplazado de la vigésimo primera jornada, el Cádiz consiguió situarse como líder del Grupo IV. Una posición de privilegio que mantuvo hasta el final, clasificándose por tercera vez como líder de grupo desde que se puso en marcha el actual sistema de promoción a Segunda División. Fue en el play-off donde el Cádiz de Claudio Barragán evidenció signos de debilidad, quedándose a las puertas del ascenso. Tras caer en la eliminatoria de los campeones ante el Real Oviedo, el equipo logró vencer con apuros al Hércules en la segunda eliminatoria. Posteriormente, el cuadro amarillo no pudo vencer al Athletic “B” en la eliminatoria decisiva: perdió por 2-0 en San Mamés, empatando a uno en Carranza.

La pasada campaña no consiguió mantener una línea regular con el equipo en el Grupo IV de Segunda B. Una temporada que estuvo repleta de altibajos, sin ser capaz de enlazar una serie de resultados positivos. Pese a ello, fue capaz de colocar al cuadro gaditano entre los cuatro mejores de la competición. Fue destituido a cuatro partidos del final de la fase regular, siendo sustituido por Álvaro Cervera.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *