Así les fue a los 17 ex cadistas que dejaron al Cádiz en el 2010

2010 llegó a su fin. El año en el que el Cádiz jugó en Segunda División y acabó perdiendo la categoría, a pesar de haber protagonizado una remontada espectacular en el tramo final de la competición. Fue un descenso más dañino que el vivido dos años antes en el Rico Pérez de Alicante, por todo lo que suponía a nivel de pérdidas económicas y de ilusión de la hinchada. Con el descenso, muchas cosas cambiaron para el Cádiz: se produjo un cambio en la presidencia del club –que no en lo referente a la posesión del paquete accionarial mayoritario-, se acogió a la Ley Concursal, se pasó a jugar en una categoría impropia para una entidad con la historia de la gaditana…

 cad_alb_04.jpg
 De este once inicial del año pasado, sólo Cifu, Enrique y Raúl han repetido esta temporada. Te contamos cómo le han idoa los 17 que tomaron otro rumbo.

También se produjeron cambios sustanciales en lo que a los empleados del club se refiere. El Director Deportivo, Julio Peguero, dejó su cargo. Al igual que el tándem Espárrago-Soler, sustituido en un primer momento por la dupla Vidakovic-Ureña. Los cambios en la plantilla tampoco iban a ser menos. De los veintisiete jugadores que se vistieron de corto en Segunda División, acabaron abandonando el submarino amarillo diecisiete. Algunos de ellos, cedidos, regresaron a sus clubes de origen. Otros finalizaban contrato y cambiaron de aires. Hubo otros jugadores que estaban interesados en continuar en el equipo, pero que acabaron yéndose porque el club no podía asumir sus fichas, demasiado altas para la maltrecha tesorería cadista. Seis jugadores –Casilla, Cristian, Abraham, Fragoso, De la Cuesta y Jaume Costa- encontraron acomodo en el fútbol profesional. Cuatro tuvieron que jugar en Segunda B –Arriaga, Mansilla, Ormazábal y Nano González. El resto, recaló en Uruguay, Serbia, Grecia, República Checa y Chipre.Uno de los que tomó un destino exótico fue Jon Erice. Fue prácticamente indiscutible para Gracia y Espárrago, disputando treinta y nueve encuentros ligueros. El navarro, a pesar de haber renovado automáticamente su contrato, se marchó al Apollon de Limassol, campeón de la Copa chipriota. “El proyecto me atrajo porque se trata de una Liga en crecimiento”, reconoce Erice. “El Apollon aspira a entrar en Europa la próxima temporada, ya sea ganando la Copa o quedando entre los tres primeros del campeonato”. Con media temporada disputada, Erice ha jugado diez encuentros con su nuevo equipo. “Mi situación ha cambiado sobre todo en dos aspectos:estoy en otro país, con grandes diferencias culturales y, deportivamente hablando, se trata de otra forma de ver el fútbol, muy distinta a la de España”. Preguntado por un momento clave de la pasada campaña, que explicara el por qué de la pérdida de categoría, Erice resalta el encuentro en Carranza contra la Real Sociedad: “El momento clave para mí fue el aceptar como normal la derrota contra la Real Sociedad pensando que íbamos a ganar fácil en Huesca. Hay que darse cuenta de que la temporada, dentro de que fue catastrófica porque se descendió, en números sencillamente nos faltó un punto para habernos salvado”. cad_rso_01.jpgEl navarro Erice se acuerda del partido con la Real Sociedad que señala como clave en el descenso.

 cadiz_estreno_camiseta.jpg
 Fragoso, Ormazábal y Ogbeche posan junto a Cifu.El central catalán es el que más está contando en su nuevo club, además del único de los tres que sigue jugando en España en 2ºA.

Cerca del navarro acabó yéndose el máximo goleador del equipo, Bartholomew Ogbeche. El nigeriano, autor de nueve tantos, fichó por el Kavala FC de la Superliga griega, a pesar del fuerte interés por parte del Recreativo de Huelva por hacerse con sus servicios. Un equipo que aspira a entrar en competición europea la próxima temporada. Por el momento, Ogbeche ha disputado trece encuentros, anotando un gol –precisamente, antes del parón navideño. A la Liga serbia regresó uno de los dos fichajes que realizó el Cádiz en el pasado mercado invernal: Milos Bogunovic. Tres encuentros disputó el serbio con la casaca amarilla la pasada temporada: en el alocado triunfo contra el Albacete y en las derrotas contra Cartagena y Betis. No le han ido mucho mejor las cosas en el Partizan de Belgrado en lo que va de temporada 2010-2011. Cuatro partidos y un gol son los números de Milos Bogunovic. A pesar de no jugar, el serbio sí suele ir convocado por su entrenador, siendo el primer recambio de su equipo en el comienzo de la temporada.Otro cedido que dejó el Cádiz fue el guardameta Zdenek Zlámal. El checo, cuyos derechos posee el Udinese, juega esta temporada en el Slavia de Praga, otra vez en calidad de cedido. fleurquin.jpgFleurquin, en su vuelta a Uruguay se ha proclamado campeón con el Defensor, su club de siempre en su país

 cad_alb_07.jpg
 Ramis está pasando desapercibido en su vuelta a Peñarol.

Fuera de Europa, encontramos a Jonathan Ramis y a Andrés Fleurquin. “El Turco” regresó a Peñarol tras su discreto paso por el Cádiz. Por su parte, el que fuera capitán del equipo la pasada temporada recaló en el Defensor Sporting, club donde inició su trayectoria deportiva. No le han podido ir mejor las cosas a Fleurquin tras el retorno a su país: se proclamó campeón del Torneo Apertura tras vencer en la última jornada al Tacuarembó por 3-1. Un logro más para la gran carrera de Fleurquin, que la pasada temporada jugó diecisiete encuentros, marcando un gol, ante el Real Murcia en el último minuto. Su concurso fue clave para la reacción cadista de la segunda vuelta. Sin equipo quedó tras el descenso del Cádiz el sevillano Diego Tristán. Autor de ocho tantos, partícipe de una dupla letal con Ogbeche, nunca llegó a contar del todo ni para Gracia ni para Espárrago. El de La Algaba no quiso continuar en el Cádiz, a la espera de que le llegaran ofertas de Segunda División. No le llegó ninguna y, durante todo el mercado veraniego, se especuló con que el Badajoz y el Zamora –ambos de Segunda B- se interesaron por su situación. Ahora, con el inicio del mercado invernal, se habla de un posible salto a la Liga de Indonesia. Jugando en la Liga de Fútbol Profesional se encuentra Abraham González. El joven futbolista catalán, fruto de la cantera del Barcelona, rescindió su contrato con el Cádiz y regresó a su tierra, para jugar en el Nástic de Tarragona. No le están yendo demasiado bien las cosas tanto colectiva como individualmente, puesto que el equipo tarraconense se encuentra en puestos de descenso y él apenas ha disputado ciento cuarenta y cinco minutos. Nada que ver con la situación que vivió el año pasado en Cádiz, donde jugó en treinta y tres encuentros.

 cad_elc_09.jpg
 Abraham y Tristán celebran un gol al Elche. Fleurquin corre a su encuentro.

Al igual que Abraham, Cristian puso fin a su andadura en el equipo amarillo debido a que su salario era inasumible para la entidad. El lateral rescindió su contrato y, con la carta de libertad debajo del brazo, desembarcó en la Ponferradina, un recién ascendido a la división de plata. Para Cristian la vida sigue igual que hace un año: es titular indiscutible para José Carlos Granero –ha disputado diecisiete encuentros- pero su equipo se encuentra en descenso. Un futbolista de inmensa calidad que parece avocado a jugar en equipos inmersos en la lucha por mantener la categoría. Con la llegada de 2011, el Albacete consiguió abandonar los puestos de descenso. Allí juegan José Julián De la Cuesta y Dani Fragoso, pareja de centrales del equipo cadista en el tramo final de la pasada campaña que recaló en el Albacete de Antonio Calderón. El técnico gaditano supo pescar en el río revuelto del Cádiz Club de Fútbol y se llevó a dos jugadores seguros, conocedores de la categoría y curtidos en mil batallas. De la Cuesta ha jugado diecisiete encuentros, marcando además un gol (la pasada temporada jugó dos partidos menos, pero anotó un gol más), mientras que Fragoso ha disputado catorce encuentros. Mejor le van las cosas a Kiko Casilla, que tras desempeñar un papel vital en la final del Trofeo Carranza, se marchó cedido al Cartagena. Catorce partidos ha jugado en lo que se ha disputado de campeonato, encajando dieciséis goles. El combinado murciano es quinro, teniendo derecho a disputar el recientemente instaurado play-off de ascenso a Primera División. El último futbolista que continúa en Segunda División de los que formaron parte de la plantilla cadista la pasada campaña es Jaume Costa, enrolado en el Villarreal B de Javi Gracia. Al valenciano le costó entrar en el esquema del equipo, aunque fue fundamental en el tramo final de competición. “La situación que viví en Cádiz al principio fue un poco complicada. Para mí tanto tiempo sin jugar por momentos me resultó muy frustrante. Este año, gracias a Dios, he empezado jugando y puedo ayudar al equipo a lograr los objetivos desde el campo”, reconoce Jaume Costa. Ya ha jugado más partidos que en la pasada temporada con el Cádiz: deciséis. Se ha convertido, de esta forma, en un fijo para Javi Gracia, técnico que ya lo tuvo a sus órdenes en la temporada 2009-2010. Con el navarro en el banquillo disputó ciento treinta y ocho minutos en Liga. Fue tras el partido contra el Elche cuando Jaume Costa se hizo definitivamente con un hueco en el once de Víctor Espárrago: “Para mí fue clave el partido contra el Elche en casa, donde ganamos 2-1 e hicimos un gran partido. Desde ese momento jugué todo lo que quedaba de Liga”. cad_elc_05.jpgJaume Costa guarda como mejor recuerdo el partido con el Elche. De aquel día es esta instantáneacon Víctor Espárrago dándole alguna instrucción. El valenciano es fijo para Gracia en el Villareal B. Jugar en uno de los dos filiales de Segunda División no es sencillo, aunque el tener a un entrenador como Garrido en el primer equipo, que suele apostar por la cantera, es un estímulo: “Es verdad que estar en un club que apuesta fuerte por la cantera es una motivación extra para nosotros, y sería muy bonito poder subir al primer equipo. No obstante, somos conscientes de que para dar ese salto se necesita mucho trabajo”. A pesar de las dificultades de sus inicios en el Cádiz y de lo complicada que fue la temporada, Jaume Costa se queda con “muchos recuerdos bonitos que me llevo de Cádiz. Me quedo con la afición, que es maravillosa; cualquier jugador que juega en el Cádiz estoy seguro que se la lleva en un trocito del corazón y le estoy muy agradecido por todo el apoyo que me dio. También me llevo a muchos amigos que aunque están lejos sigo en contacto con ellos. Y, sobre todo, con todo lo que aprendí como futbolista: momentos buenos y momentos muy malos, que creo que es lo que me ha llevado a querer superarme día a día.”En Segunda B militan esta temporada cuatro ex – cadistas. En el Ceuta, rival directo del Cádiz esta campaña, lo hacen Arriaga, Ormazábal y Mansilla. El vasco abandonó a última hora Carranza, a pesar de haber realizado toda la pretemporada con el equipo. Una inoportuna lesión lo ha mantenido en el dique seco prácticamente toda la primera mitad de la competición: sólo ha disputado seis encuentros. Titular indiscutible con Joao de Deus ha sido Víctor Ormazábal, que ha jugado dieciséis encuentros.

 cad_mur_08.jpg
 Tampoco a Nano González le van las cosas bien en el Real Oviedo. En 7 partidos ha sido titular.

Por su parte, Roberto Mansilla ha entrado y salido del once caballa de manera intermitente. Recaló en el Ceuta después de que desde el Cádiz nadie se pusiera en contacto con él. “Me pusieron sobre la mesa una oferta económica importante y por otro lado, me ofrecieron un proyecto hecho para intentar ascender a Segunda”, reconoce el central. Preguntado sobre qué pudo influir en el descenso del equipo, contesta: “Si lo supiera lo habría dicho y así nos hubiésemos salvado… Supongo que los equipos que quedaron por encima nuestra demostraron ser mejores en el campo ganando más partidos que nosotros”. En su nuevo destino empezó jugándolo todo, pero tras su expulsión en el enfrentamiento contra el Cádiz, se cayó del once de Joao de Deus. Acumuló cinco jornadas en el banquillo, hasta que en el tramo final de competición regresó al equipo titular. En total, el central ha jugado trece encuentros, cuatro más que en toda la pasada temporada con el Cádiz. “A pesar de no haber contado con muchos minutos, me quedo con las cosas positivas que hice”, concluye Mansilla. Nano González es el último jugador del Cádiz 2009-2010 que milita en un Segunda B. Firmó en verano con el Real Oviedo –en el que también juega Borja Rubiato. El equipo ovetense estaba llamado a ser uno de los gallitos de Segunda B. Su situación en la clasificación, sin embargo, no refleja eso: es decimocuarto, a un punto del descenso y a trece del ascenso. Nano González ha jugado trece partidos, siete de ellos como titular y no ha marcado ningún gol.Suerte dispar, por tanto, para los diecisiete ex cadistas que militaron en el equipo la pasada temporada.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *