Albelda, Carboni y sus mensajes

logo_small_new.gif

album_cad_val_01.jpg
Pronto volverán a encontrarse

Albelda y Carboni no se aclaran. Eso al menos es lo que puede deducirse si analizamos por separado lo dicho ante los medios de prensa valencianistas por dos pesos pesados. David Albelda, el capitán, y Amedeo Carboni, el abuelo del Valencia y de la liga.Ambos se lanzan más que dardos envenados, que quizás desde fuera sorprendan más por tener como entrenador a un hombre del que se dice es de los que sueltan poca rienda a sus jugadores en estos temas. ¿Controla Quique la situación?En lo único que coinciden ambos es en el respaldo al Presidente, el constructor Juan Bautista Soler. Y es que donde manda patrón….Reproducimos información al respecto que escribe Andrés García en el Diario Superdeporte de la capital del Turia.Ya está el lio armado.valencia_quiqueflores.jpgYa está el lío armado. El mensaje crítico con la plantilla de Amedeo Carboni que ayer lanzó en Paterna ya tiene respuesta. Al capitán del Valencia, David Albelda, no le han gustado las palabras que ayer vertió el italiano contra «el sentido de equipo» de sus compañeros y mucho menos las formas de puertas para afuera. Aunque el de la Pobla Larga comparte algunas de las críticas del italiano, ni está de acuerdo en la existencia de «grietas» en el equipo ni tiene el mismo punto de vista sobre el rendimiento de Villa en los últimos partidos, como reconoció a los micrófonos de Radio Esport Valencia. Eso sí, ambos comparten la necesidad de cortar la dinámica negativa del equipo y el necesario papel que desempeñó Juan Soler el pasado lunes al sacar el látigo y advertir de las consecuencias de no clasificarse para la Champions.Y es que si algo ha molestado al capitán del Valencia ha sido la puesta en escena del italiano, que lejos de expresar sus impresiones en el vestuario, prefirió hacerlo públicamente y a petición propia en rueda de prensa. Todo lo contrario que el presidente el pasado lunes en la Ciudad Deportiva. Una charla en la que precisamente el italiano no estuvo debido al máster de dirección deportiva que está ejerciendo. Algo que no pasó por alto Albelda y que ayer se encargó de recordárselo. «Está claro que si lo dice dentro, mucho mejor, aunque el lunes cuando hablamos él no estaba. Sin embargo, si él lo ha visto, me parece bien que lo diga». Pero ése no fue el único punto de diferencia entre ambos. Si por la mañana era el italiano quien detectaba en la plantilla una «grieta» en forma de pérdida del sentido de equipo, exceso de egoísmo, mentes puestas en el futuro más que en el presente, falta de solidaridad y hasta cierta confianza a la hora de alcanzar el objetivo deportivo de la temporada, más tarde era Albelda el que aportaba un punto de vista contrario. «Puedo estar de acuerdo en muchas cosas, pero ahora debemos ir todos en el mismo camino y al final de la temporada el que tenga problemas, que los solucione. De cualquier modo, yo no veo la grieta en el vestuario que ve él, pero su visión puede ser otra».valencia_davidvilla.jpgY aquí no acababa esta confrontación dialéctica. La aportación goleadora de David Villa en los últimos partidos sacaba a relucir dos opiniones contrapuestas. Mientras Carboni elogiaba al Guaje y pedía apoyo para un jugador «necesario» y «fundamental», Albelda le exigía trabajo para retomar la senda goleadora y recordaba que «los partidos se resuelven en equipo». «Es el momento de que alguien le diga a Villa que los goles vienen primero a base de trabajo, como ha sido hasta hace poco. Ahora ha tenido mucha distracción», afirmaba Albelda. Un discurso totalmente contrario al del italiano. «Si no estuvieran los goles de Villa yo no sé dónde estaríamos. Es fundamental y lo necesitamos y cuando se equivoca en lugar de levantar la mano como últimamente hacemos, tenemos que darle un toque en la espalda y decirle que esté tranquilo y que aquí estamos para ti», afirmó. Respaldo para el presidente Eso sí, no todo fueron diferencias. Ambos coincidieron en valorar positivamente la actitud del presidente el pasado lunes con la charla a la plantilla. «Prefiero un presidente activo. Yo me tomo lo del otro día como una muestra de la preocupación que siente más que como una reprimenda seria», decía Albelda. En la misma línea se explicaba Carboni. «El presidente siempre está donde nosotros estamos, ya demostró su personalidad cuando despidió al cuerpo médico. El club tiene que estar firme y poner reglas al futbolista».

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *