Un golpe de efecto a la Liga


 cad_luc_05.jpg Quinta derrota para los hombres de Falete.De estar a uno a estar a siete, que son ochocon el inesperado gol-average perdido. cad_luc_03.jpg
 

Llegaba al Ramón de Carranza el Lucena. Primer equipo capaz de derrotar al Cádiz esta temporada. Único equipo del Grupo IV capaz de hacerle tres goles a Aulestia. Un partido complicado, duro. Los lucentinos eran los segundos en la clasificación, a cuatro puntos de los cadistas. Los de Falete afrontaban el choque en clara línea ascendente, habiéndole recortado cuatro puntos en los dos últimos partidos al Cádiz. Un Cádiz que, tras dos empates consecutivos, había generado algunas dudas. Dudas que aumentaban teniendo en cuenta los apuros que los amarillos habían pasado contra los equipos más duros del Grupo IV en anteriores ocasiones. Era un partido para dar el do de pecho, demostrar que el equipo aspiraba a grandes cotas y derrotar al Lucena. Era un partido para dar un golpe de efecto a la Liga y dejar a los cordobeses a siete puntos. Y el Cádiz superó todas las espectativas. No sólo ganó, sino que le arrebata el goal-average particular al Lucena. Si el Lucena puede presumir de ser el único equipo del Grupo IV que le ha hecho más de dos goles a Aulestia, el Cádiz puede hacer otro tanto. Es el único equipo que le mete más de tres goles a Vargas. El portero del Lucena encajó tres en la undécima jornada, en un partido con el Puertollano que acabó en empate: 3-3. En esta ocasión, el Lucena se fue de vacío: 4-0. Cuatro goles de un Cádiz avasallador, que salió consciente de lo que se jugaba y que dominó de principio a fin. Un Cádiz muy superior, que dio una gratísima imagen. Serio, bien plantado atrás, penetrando por las bandas. No dejó jugar al Lucena. Si la pasada jornada, René, portero del Cacereño, fue un mero espectador, en esta jornada ha sido Aulestia el que apenas ha tenido trabajo. Mucha más labor tuvo Vargas. El portero puede considerarse el mejor de su equipo, a pesar de los cuatro goles encajados. El Lucena salió goleado de Carranza, pero de no haber sido por su cancerbero, el resultado hubiera sido más abultado. Vargas se mostró muy seguro, despejando disparos imposibles de Ferreiro o Juanjo Serrano. No tuvo tanta suerte en las jugadas a balón parado. Tres de los cuatro goles del Cádiz llegaron en este tipo de jugadas. Unas jugadas en las que el Lucena era auténtico especialista. Dos córners y una falta. Las tres, magistralmente sacadas por David Ferreiro, que tras su gris partido en Cáceres se reivindicó. Como todo el Cádiz. Gran partido de Juanjo Serrano (firmó un doblete) e Ikechi Anya. El escocés cargó con el peso del equipo, volviendo loco a toda la defensa del Lucena, que no supo cómo frenarlo. Un futbolista diferente, que marca las diferencias en la categoría. Buen partido de Cases, al que le faltó el gol. Un gol que no se le escapó a Héctor Yuste (el último de estrategia) y Akinsola. El nigeriano, desde el banquillo, aprovechó la oportunidad. Tras el 6-1 al Almería B en la primera vuelta, este 4-0 al Lucena se convierte en la mayor goleada del Cádiz esta campaña. Todo un golpe de efecto, todo un aviso a los demás. Este Cádiz aspira a todo. Siete puntos más el goal-average al segundo. Una distancia más que suficiente para conseguir el primer objetivo de la temporada: el liderato. Queda mucho todavía, pero tras este gran resultado, el objetivo está más cerca.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *