Montaña rusa amarilla

Una jornada. Ha sido el tiempo que el Cádiz Club de Fútbol ha estado fuera del play-off. Ha sido el tiempo que el Melilla ha estado por encima en la clasificación. Ambos están empatados a puntos, después del tropiezo del combinado norteafricano contra el Puertollano y de la goleada del Cádiz sobre el Lorca Atlético. El Melilla, una vez más, ha hecho gala de su irregularidad. El Cádiz se reencontró con la victoria cinco jornadas después. Toca ver cuánto le durará la racha. Parece que, pese a todo, Cádiz y Melilla se jugarán su ser o no ser en la última jornada. simulador_montana_rusa.jpgCon la de la pasada jornada, era la sexta vez en toda la temporada que el Cádiz caía de los puestos de play-off. Una situación extraña para un equipo diseñado para ganar, para lograr el ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Tal vez por eso, siempre duró poco. El máximo tiempo que el Cádiz ha permanecido fuera del play-off de ascenso han sido dos jornadas: la decimotercera y la decimocuarta. En la decimotercera jornada se produjo el cese de Risto Vidakovic tras perder, precisamente, contra el Lorca en Carranza. En la jornada catorce, el Cádiz ganó por la mínima al Caravaca, pero aún no logró recuperar el puesto entre los cuatro elegidos.La primera vez que el Cádiz abandonó los puestos de cabeza fue en la décima jornada. Perdió, en un mal encuentro, contra el San Roque Lepe. Cayó de la segunda a la quinta posición. Sin embargo, una jornada más tarde logró rehacerse y ascender hasta la tercera posición. Fue tras derrotar por 4-1 al Écija en el Ramón de Carranza. Esta fue la última victoria que cosechó Vidakovic como entrenador cadista. Pasadas dos jornadas de vencer al Écija, el equipo perdió contra el Lorca Atlético, siendo cesado Vidakovic y llegando Jose González. El Cádiz, que reaccionó de la mano del técnico gaditano, regresó a los puestos de play-off tras vencer en Carranza al Jumilla. Al término de aquella jornada el Cádiz su puso tercero, después de haber encadenado dos victorias consecutivas.No fue hasta la vigésima jornada cuando el Cádiz volvió a salir de los puestos de privilegio. Tras la gran escalada protagonizada con la llegada de Jose González al banquillo, las tres derrotas consecutivas que encadenó el equipo a finales de diciembre y principios de enero propiciaron que cayera hasta la quinta posición. Una jornada más tarde, tras derrotar en casa al Alcalá, recuperó su puesto entre los grandes. Sin embargo, tres empates consecutivos (ante el Murcia, Almería B y Yeclano) propiciaron que el Cádiz regresara a la quinta plaza. Una jornada duró esta situación: el equipo derrotó, con remontada incluida, al Estepona y consiguió los tres puntos. Unos tres puntos que valieron para recuperar la cuarta posición.La última vez que el Cádiz abandonó los puestos de privilegio se produjo la pasada jornada. Cuatro partidos consecutivos sin ganar, (dos empates y dos derrotas) lograron que el Melilla, que prácticamente estaba descartado para lucha con los cadistas, los adelantaran en la clasificación. Una situación que, como ha sido habitual esta temporada, ha durado poco. Tan sólo una jornada. Lo suficiente para que el Melilla volviera a dejar patente su irregularidad y para que el Cádiz, acuciado por la necesidad, volviera a dejar claro que es uno de los grandes del Grupo IV.La temporada del equipo está siendo muy irregular, cargada de sobresaltos para el aficionado cadista. El equipo, una vez más, demostró que tiene una gran capacidad de reacción. La victoria contra el Lorca, da moral y permite afrontar el final con algo más de optimismo, aunque habrá que ver lo que dura. Si el equipo, demuestra fortaleza de aquí a final de temporada y puede afrontar con victorias los tres próximos compromisos, ante rivales de menor entidad, como Caravaca, Jumilla y Puertollano.Por lo pronto, la jornada ha sido propicia. No sólo por la goleada, ni por el empate del Melilla, que deja al Cádiz cuarto, con cincuenta y cuatro puntos. La derrota del San Roque Lepe ayuda bastante a afrontar el final con optimismo. Los onubenses parecían inalcanzables tras el duelo directo en Carranza y ahora están a sólo un punto. Con esta situación, y con el Cádiz y el Melilla soplándoles en el cogote, puede que los jugadores del San Roque afronten lo que les queda con algo de mayor preocupación (a pesar de que, hasta la última jornada –en la que deberá medirse al Ceuta- tenga en principio un calendario más amable que el del Cádiz) También ayudaron los tropiezos de los más inmediatos perseguidores. El Roquetas se dejó dos puntos en su enfrentamiento contra el Caravaca, que ya provocó el tropiezo del Sevilla Atlético la pasada jornada. El Ceuta también cedió un empate en su enfrentamiento contra el Almería B. Con estos resultados y tras la buena victoria en el Artés Carrasco, la situación es algo mejor para el Cádiz.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *