Jon Ander Garrido jugará las dos próximas campañas en el Cádiz

cad_vil_03.JPG 

Jon Ander Garrido continuará vestido de amarillo y azul las próximas dos temporadas. Jorge Cordero anunció la continuidad del aguerrido mediocampista vasco en el equipo, después de que haya rescindido su contrato con el Granada CF. El jugador estará en la disciplina cadista en propiedad, tras haber jugado la última temporada y media en Carranza en calidad de cedido.

Se trata, sin duda, de una grandísima noticia para la afición cadista. Garrido fue un hombre fundamental la pasada campaña, convirtiéndose en un auténtico baluarte en el centro del campo. Inamovible para Claudio Barragán, el equipo notó sus ausencias durante el curso pasado, tanto por lesiones como por sanción. Un jugador clave, para empezar a trabajar en el nuevo proyecto cadista de la temporada 2015-2016.

El mediocampista recaló en Carranza en el mercado invernal de la temporada 2013-2014, cedido por el Granada. El conjunto nazarí había conseguido hacerse con los servicios de este futbolista, que había sido fundamental en el Barakaldo las dos temporadas anteriores en Segunda B. Con los vascos, había peleado por mantenerse en la categoría de bronce del fútbol español. En Cádiz, Garrido pelearía por disputar el play-off de ascenso.

Su debut en el Cádiz fue en la vigésimo tercera jornada de Liga en el Grupo IV de Segunda B, ante el Écija Balompié en Carranza. Un duelo en el que fue alineado de inicio por Raúl Agné, disputando los 90 minutos. A lo largo de aquella media temporada, Garrido disputó 13 partidos, acumulando 916 minutos en el terreno de juego. Vio cuatro tarjetas amarillas: ante El Palo, Córdoba “B”, Sevilla Atlético y Cartagena.

Ayudó al equipo a clasificarse para el play-off de ascenso, jugando en los dos duelos de la primera eliminatoria ante el Hospitalet. En la ida, en Carranza, acumuló 72 minutos sobre el terreno de juego. En la vuelta, donde se consumó la eliminación cadista, jugó el partido completo.

La pasada campaña volvió a estar en la disciplina cadista, cedido por el Granada. Una temporada en la que el vasco no hizo más que certificar las buenas impresiones dejadas en la temporada 2013-2014, pasando a ser un jugador clave en el funcionamiento del equipo, demostrando jerarquía y saber estar. Acumuló en la fase regular 29 partidos, estando sobre el terreno de juego durante 2384 minutos. Vio 14 tarjetas amarillas, anotando dos goles: al Arroyo (el primer gol del año 2015) y ante el Villanovense.

En el play-off, Jon Ander Garrido fue uno de los pocos jugadores que estuvieron presentes en todos y cada uno de los partidos que afrontó el Cádiz. De hecho, jugó completos todos los partidos, a excepción del correspondiente a la ida de la eliminatoria de los campeones ante el Real Oviedo, en el que fue expulsado en el tramo final. Una expulsión que, sin embargo, terminó siendo revocada.

Tras temporada y media en el equipo, Garrido buscará resarcirse del mal sabor de boca del final de la pasada campaña, consiguiendo este curso el ansiado ascenso a Segunda División.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *