Jon Ander Garrido, baja para Carranza

17862304060_a43eee2861_b.jpg 
Foto: www.realoviedo.es

Jon Ander Garrido no estará disponible para el duelo de vuelta en Carranza, tras haber sido expulsado por Vicente Moral en el Carlos Tartiere. La expulsión del mediocampista vasco empañó la buena actuación del equipo en la visita al Real Oviedo, siendo además una baja complicada de cubrir para el decisivo encuentro de vuelta del play-off. Se trata de la primera vez que este futbolista es expulsado esta campaña.

En el minuto 80, Garrido vio su primera amonestación. Según lo descrito en el acta por el colegiado, el mediocampista vio la amarilla por “derribar a un contrario en la disputa del balón”. Nueve minutos más tarde, vio la segunda cartulina del partido, tras apartar con brusquedad a Diego Cervero, cuando Mantecón estaba tendido en el césped al habérsele subido un gemelo. El colegiado especificó en el acta que el motivo de esta amarilla fue “encararse y empujar de forma temeraria a un adversario sin estar el balón en juego, derribándole”.

Una segunda amarilla que se produjo en un momento complicado, cuando Mantecón estaba tendido en el suelo lesionado. En declaraciones para Canal Sur al término del partido, Garrido indicaba que “a Mantecón se le subieron los gemelos y vi como Cervero fue para hacerle daño. No le estaba ayudando, sino todo lo contrario”. En la misma línea se expresó, posteriormente, el propio Mantecón: “me estaba haciendo daño. En vez de estirarme me estaba subiendo aún más los gemelos. Es increíble que alguien de la talla que tiene Cervero se caiga al suelo de esa forma porque Garrido le toque con un dedo”.

Durante la fase regular, Jon Ander Garrido fue el jugador más amonestado del Cádiz, al ver un total de 14 tarjetas amarillas. Por acumulación de amonestaciones se perdió dos duelos ligueros: contra el Cacereño, en la novena jornada y ante el Marbella, en la vigésimo tercera jornada de competición. El de la vuelta del play-off será el primero que se pierda por expulsión.

Trifulca en los banquillos

Posteriormente a la expulsión de Garrido, se originó una trifulca en los banquillos. Con motivo de la misma, el colegiado expulsó a Silvino Aparicio, encargado del material del Real Oviedo, por “salir corriendo desde su área técnica, con los brazos en alto y profiriendo grandes voces hacia el banquillo del equipo contrario, encarándose con el entrenador del equipo visitante y provocando una confrontación entre miembros de los dos banquillos”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *