El 66% de los campeones de Grupo lograron el ascenso

iru_cad_13.jpg 

Desde que se inauguró el actual sistema de ascenso en Segunda B en la temporada 2008-2009, han transcurrido siete campañas. Siete temporadas en las que el líder de cada uno de los cuatro grupos que componen la categoría de bronce han disfrutado de una doble oportunidad de ascender. En las seis temporadas previas, el porcentaje de ascenso de los líderes de bronce se situó en torno al 66%, tanto en la primera oportunidad como después, recurriendo a la segunda opción de ascenso.

En la temporada 2008-2009, ascendieron tres de los cuatro líderes de los grupos de bronce. A la primera lo hicieron el campeón del Grupo II, el Cartagena y el campeón del Grupo IV, el Cádiz. Los cadistas derrotaron en la primera eliminatoria al Real Unión, que acabó consiguiendo el ascenso a Segunda División en la segunda oportunidad. El único líder que no logró el ascenso fue el Alcoyano, campeón del Grupo III aquel curso.

Nuevamente el campeón del Grupo III de Segunda B fue el único que se quedó sin el premio del ascenso en la temporada 2009-2010. El Sant Andreu no pudo conseguir el ascenso a Segunda División ni en la primera ni en la segunda oportunidad de la que dispuso. Sí lo lograron Ponferradina (campeón del Grupo I) y Granada (campeón del Grupo IV) en la primera oportunidad. A la segunda lo logro la AD Alcorcón, que se proclamó campeón del Grupo II.

Solo dos de los cuatro líderes de bronce que hubo en la temporada 2010-2011 consiguieron el ascenso a Segunda División: ambos, a la primera. El ascenso acabó recayendo en el CE Sabadell (campeón del Grupo III) y en el Real Murcia (campeón en el Grupo IV). Se quedaron sin ascenso, tanto el CD Lugo (campeón del Grupo I) como el Eibar (campeón del Grupo II).

Lo mismo ocurrió en la temporada 2011-2012, en la que solo consiguieron el ascenso dos de los campeones de grupo. El Real Madrid Castilla (campeón del Grupo I y verdugo del Cádiz) y el Mirandés (campeón del Grupo II) ascendieron a la primera. Tanto el Atlético Baleares como el Submarino Amarillo no consiguieron subir a la segunda, permaneciendo una campaña más en la categoría de bronce del fútbol español.

En la temporada 2012-2013 ascendieron tres de los cuatro líderes de la categoría de bronce. A la primera lo lograron el Tenerife (campeón del Grupo I) y el Alavés (campeón del Grupo II). El Real Jaén, campeón del Grupo IV de Segunda B, tuvo que recurrir a la segunda oportunidad de ascenso para ser equipo de Segunda División. En la categoría de bronce se quedó el Hospitalet, campeón del Grupo III.

La pasada campaña, solo el Sestao River (campeón del Grupo II de Segunda B), se quedó sin el premio del ascenso. A la primera ascendieron el Racing de Santander (campeón del Grupo I) y el Albacete Balompié (campeón del Grupo IV). La UE Llagostera, sorprendente líder del Grupo III, logró el ascenso en el segundo intento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *