Buen debut de Aranda con el Cádiz

almb_cad_02.jpgLlevaba sin jugar un partido oficial desde el veintidós de enero. Fue en el Ciudad de Puertollano, en la derrota del San Roque de Lepe con el conjunto industrial. Ocho días más tarde, Aranda firmaba como jugador del Cádiz, para reforzar el lateral diestro. Lo hizo para competir con De Coz. Un De Coz que, desde que fichó el extremeño, no se había perdido ningún partido.Hasta que la pasada jornada vio la quinta cartulina amarilla. Aquella que acarreaba suspensión. Una suspensión que provocó el debut de Aranda como cadista en el Juegos del Mediterráneo, estadio en el que ya jugó esta campaña con el San Roque de Lepe y del que salió derrotado. almb_cad_04.jpgEn su debut cadista se mostró algo nervioso al principio. Le tocó cubrir a Okoro, joven nigeriano con el que mantuvo un bonito duelo mientras le duró la gasolina. Poco a poco, Okoro se fue diluyendo, en parte por el buen hacer de Aranda. Tanto se diluyó Okoro, que acabó siendo sustituido tras el descanso. El caso es que Aranda dejó un grato sabor de boca en su primer partido como cadista.Muy serio atrás, limpio en el corte, supo asociarse bien con sus compañeros en defensa. También se mostró muy activo en labores ofensivas. Muy voluntarioso, doblando con criterio a Ferreiro, sin miedo a subir la banda para centrar. Centros, además, peligrosos. Sirvió dos buenos servicios desde la banda, pero no encontró rematador.Su debut estuvo marcado también por la “adversidad”. Protagonizó la última acción del primer tiempo, tras un choque con Pablo Pallarés. Aranda, en el área, consiguió despejar el balón, pero cayó al suelo. Justo en el momento en que caía, Pallarés chocó con él, de forma fortuita. Le ocasionó una brecha en la cabeza, que provocó que fuera atendido (con grandes gestos de dolor) por el galeno cadista. Jugó toda la segunda parte con un aparatoso vendaje en la cabeza.Después, en la segunda mitad tuvo que ser ayudado por Ferreiro, por culpa de unos problemas físicos que obligaron a parar durante unos instantes el choque. Pero quizás la nota más negativa del debut de Juanfran Aranda fue la cartulina amarilla que le mostró Santos Pargaña, por entender que perdía tiempo en un saque de banda. Situación ilógica, pues el Cádiz ganaba 0-4 y el jugador no tenía por qué perder tiempo. El árbitro, se extralimitó en su decisión con esa cartulina. Una cartulina, además, que provocará que Aranda no tenga continuidad en la convocatoria. Arrastraba cuatro de su etapa en el San Roque de Lepe y esta, ante el Almería B, es la que acarrea suspensión. Será la única baja por sanción de cara al próximo partido contra el Melilla, entre semana.Fue sustituido tras ver la amarilla, dejándole su sitio en el equipo a Goikoetxea. Un buen debut de Aranda, en el que demostró que, en caso de que De Coz vuelva a faltar, el puesto estará muy bien cubierto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *