Pavoni, Gurpegui, y el adiós de Matias al fútbol

 lesion_pavoni.jpg
 Pavoni, Gurpegui, y el tobillo del italo-argentino. Aquella tarde de San Mamés se rompió la trayectoria de Matias como mediapunta. Hoy ha declarado que su tobillo no le permite seguir jugando.

Jornada 27ª de la temporada 2005-06. Escenario, el estadio de San Mamés, la Catedral. El Athlétic de Javier Clemente recibe al Cádiz de Espárrago. Los dos conjuntos, transcurridos dos tercios de campeonato, están en pelea por eludir la zona de descenso.

Primer tiempo. El 11 del Cádiz, Matias Pavoni tiene que abandonar el campo después de no recuperarse tras una dura entrada del dorsal 18 bilbaino, el navarro Carlos Gurpegui. En un balón dividido, la entrada del mediocentro rojiblanco hizo añicos el tobillo del mediapunta argentino. Juego brusco grave cuando menos. Rayano en lo violento. Era el minuto 5 de partido y Espárrago tuvo que cambiar a Pavoni, imposiblitado de seguir en pie, por Fernando Morán. Ya nunca fue el mismo…Aquí empezó todo.Fue el principio del fin como futbolista de Matías Pavoni. Nunca llegó a superar este trance. Nunca fue el mismo. Tanto que recién cumplidos los 30 en septiembre se ha visto obligado a retirarse tras no poder recomponer el tobillo que esa tarde de San Mamés quedó dañado para siempre. «Después de una segunda operación en el tobillo y tras varios meses intentando volver a jugar, me di cuenta de que ya no podía hacerlo con normalidad y los médicos me dijeron que era mejor dejarlo porque si seguía no podría hacer ningún deporte en el futuro».Pavoni llegó al Cádiz con apenas 22 años en el verano de la 2002-03. Era segunda B y fue muy importante en el bloque que logró el ascenso en el Juan Gúedes canario. Sin embargo, su mejor aportación le llegó un par de años más tarde bajo la dirección de Espárrago. Se consagró como goleador desde la mediapunta y gran complemento de Oli y Sesma. Ascendió en Chapín, y fue el primer goleador del Cádiz CF en la temporada 2005-06 tras batir a Casillas en Carranza. Una temporada que empezó de la mejor forma posible pero que acabó en la jornada 27ª en San Mamés. La misma articulación que hoy le dice basta y le obliga a abandonar su profesión.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *