La vida sigue igual

logo_small_new.gif

tenerife_krauss.jpg
Krauss el mister del CD.Tenerife no pudo empezar con victoria en casa

A la Sección «Dicen que el amarillo» se asoma crónica del partido que nos ofrece el portal tinerfeño «Zonablanquiazul.com» . Asi vieron el partido los compañeros de la web canaria. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- banner.jpgParece que hay cosas que, con el paso del tiempo, no cambian nunca y el juego errático que el CD Tenerife desplegó la pasada temporada parece no tener solución aunque se incorporen 16 caras nuevas a la plantilla. En la tarde de hoy, el CD Tenerife ha caido derrotado por 0 goles a 1 ante un Cádiz C.F. que se limitó a mantener el orden y a aprovechar los errores defensivos de los blanquiazules, sin que se viera sobre el verde del Rodríguez López a un equipo netamente superior al otro. Los 3 puntos vuelan para la «Tácita de Plata» y con ellos aparecen las primeras dudas en torno al juego del Tenerife y sobre alguna de las nuevas incorporaciones. Sin embargo, aún es demasiado pronto para el pesimismo. Las afueras del Helidoro Rodríguez López presentaban, incluso 1 hora antes de iniciarse el choque, una algarabía fuera de lo común. Puede ser el ansia de fútbol tras casi 3 meses de parón, o la ilusión por ver a un remozado equipo o el tirón de un Cádiz en auge. Los alrededores bullían como hacía tiempo que no ocurría. 13200 espectadores, mejor entrada desde hace muchos meses, animaron sin parar a los blanquiazules, siendo reseñable la gran cantidad de seguidores cadistas que acudieron para apoyar a los amarillos en una tarde plomiza y tremendamente bochornosa.tenerife_sanmartin.jpg Bernd Krauss olvidó el sistema con el que jugó la pasada temporada y esta pretemporada y apostó por un 4-2-3-1 claro. Así, Bernardo formó en la portería; con Clavero, Culebras, Sicilia y Bertán en defensa; Sanmartín y Ricardo como organizadores ;con Ayoze, Juan Ramón y Luis Gil; y Raúl Sánchez en la punta. Además de la novedad táctica, hay que destacar la presencia en el 11 titular del recién llegado Luis Gil que, además, se movió en posición de mediapunta en lugar del perfil zurdo del mediocampo donde se desenvuelve habitualmente, en una extraña decisión técnica. El partido comenzó con mucho respeto por ambos rivales, sin que se produjesen llegadas con excesivo peligro a las metas. La primera oportunidad clara la tuvo el Cádiz en las botas del conejero Sesma, pero Bernardo, muy entonado toda la tarde, intervino para atajar su lanzamiento. El joven Juan Ramón atacaba como un puñal por el lado derecho gracias a la inestimable participación ofensiva de Marc Bertrán, partiendo de sus botas las mejores llegadas a la línea de fondo rival, si bien esas llegadas no se materializaban en pases correctos y remates claros. Juan Ramón demuestra ser un extremo a la vieja usanza, con un exquisito dominio del balón, con buen toque pero quizás se pierde en un mar de «bicicletas» innecesarias cuando se presenta el momento de centrar al área. La mejor oportunidad blanquiazul estuvo en el pie izquierdo de Luis Gil, que estuvo a punto de marcar en su debút en un lanzamiento de falta directa que, tras rozar en una gran estirada Armando, salió repelido por su palo izquierdo. Seguidamente, fue el Cádiz el que dispuso de hasta 3 oportunidades claras ante Bernardo en las botas del «Cacique» Medina, de Miguel García y de De Paula. Señalar que en el minuto 26 de la primera parte, el «coco» del equipo amarillo, Lucas Lobo debío ser sustituido por Medina al resentirse de los problemas físicos que le tuvieron renqueante durante toda la semana. Mientras el Tenerife se perdía en su falta de movilidad y en cierto desorden táctico, el Cádiz aprovechaba su gran virtud, la disciplina. Jugando con 3 hombres arriba (Sesma por la izquierda, De Paula por la derecha y Lobos/Medina por el centro) y un Bezares que debe tener una fábrica de velas (por lo de la «cera» que reparte) presionaba la salida de balón sobre Ricardo, dejando a San Martín sacar la pelota, conocedores de los problemas que presenta el argentino en esa faceta.cadiz_sesma_5.jpg La segunda parte comenzó con un Cádiz centrado y un Tenerife atenazado que veía como los gaditanos empezaban a estirarse. Krauss, consciente de ello, movió fichas: colocó a Cristo por la izquierda en lugar de Juan Ramón, sacó a Luis Gil de la banda derecha para colocar a Ruano y dió entrada a Tomi por Ayoze. pero no sirvió de nada. Primeros pitos para el alemán tras el cambio de Ayoze. Salvo algún tímido intento de Raúl Sánchez y un remate en postura acrobática y poco efectiva de Ayoze, el peligro blanquiazul sólo pretendía llegar mediante balones colgados al área y de frente a los centrales. En esa dinámica de mal juego y bajón físico llegó el gol amarillo. Tras un balón colgado y varior recaches, Jonathan Sesma acertó con una volea desde la frontal del área que, tras pasar por debajo de los pies de Clavero, se coló ajustada al palo izquierdo de Bernardo. 0 a 1 y fin de la historia. Sólo, casi al final de los 3 minutos de descuento, 2 corners locales consecutivos y un zambombazo de Ricardo desde 25 metros que obligó a Armando a hacer una gran intervención. El juego blanquiazul debe mejorar. El entrenador debe apostar de manera definitiva por un esquema táctico. La afición debe ser más paciente cuando quedan, aún, 40 partidos en juego: esa tarde, como se ha dicho, se escucharon los primeros pitos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *