El Cádiz vuelve a pasearse en Chapín.

xer_cad_01.jpgEstá claro que Chapín es un estadio propicio para los cadistas. Si la última visita al Estadio municipal jerezano había pasado a la historia por suponer el V ascenso del Cádiz, el idilio amarillo con Jerez se amplia este año con la contundente goleada que los hombres de Jose González le han endosado al, hasta este día, líder de la categoría.La segunda derrota de la temporada de los de Pepe Murcia ha sido especialmente dolorosa para los azules y más que reconfortante para los amarillos. El Xerez salió como acostumbra, totalmente enchufado al partido y en los primeros minutos creó mucho peligro en el área cadista. Así, en doce minutos ya se habían puesto los xerecistas por delante. Raul López perdió la posición, De Quintana falló en el cruce, Camuñas cogió la pelota, puso el centro, Armando colaboró con la causa despejando mal la pelota, y Yordi sólo tuvo que empujarla a la red. El que se convertiría en “hombre clave” del partido, era el protagonista de la única acción positiva para su equipo.xer_cad_06.jpgLos minutos que siguieron al gol xerecista mostraron todas las carencias del Cádiz de esta temporada. No había circulación de balón, la salida era a pelotazos, el Cádiz no llegaba al área contraria, Lobos desaparecido, Morán muy regular. Sólo Fleurquin, pese a estar lastrado con una tarjeta, mantenía a flote al Cádiz. Una mala salida de Armando en un lanzamiento de falta desde la frontal, acabó con un remate de Camuñas al larguero. Parecía que el chaparrón que se llevaría el Cádiz de Chapín podía ser de órdago… pero escampó.Y es que es lo que tiene el fútbol de mágico y especial que en un minuto puede cambiar lo que parecía historia escrita. Lucas Lobos lanzó una falta, Francis peinó la pelota hacia atrás anulando el fuero de juego y Abraham Paz, con la coronilla, batía a Julio Iglesias Rouget. El hombre que cerró la victoria del 2005 abría la goleada del 2006. El Cádiz estuvo a punto de lograr otro antes de finalizar la primera mitad, pero sería a los cinco minutos de la segunda parte cuando Jonathan Sesma, aprovechando un jugadón de Andrés Fleurquin, el mejor del partido con diferencia, hacía el 1 a 2.El Xerez quería crecerse para lograr el empate pero el Cádiz enfriaba el partido derrochando un oficio desconocido en lo que llevamos de temporada hasta que recibió la inestimable ayuda de Yordi. El futbolista de San Fernando, llevado por un impulso tan irracional como inexplicable, golpeó en dos ocasiones en la cara a Andrés Fleurquin dentro del área mientras que Lucas Lobos lanzaba una falta. Pérez Pérez no lo dudó y, pese a equivocarse de hombre (expulsó a David Prieto y no a Yordi) señaló el penalti y la expulsión. Lobos hacía el tercero y al Cádiz sólo le quedaba disfrutar sobre el maltrecho césped de Chapín.xer_cad_04.jpgEn ese disfrute sobre el campo, controlando los arreones sin sentido de los azules y evitando las lesiones (al menos Mendoza y Arruabarrena debieron ser expulsados por sus entradas que superaron lo futbolísticamente permisible) Vella, utilizado de interior derecho, lograría el cuarto en un contraataque muy bien llevado por Jonathan Sesma.La victoria representa una gran alegría para el cadismo de toda la provincia, pero no supone más que tres puntos y la inyección de estima que un equipo como el Cádiz tanto necesita en estos momentos. Pensar que por arrasar en Chapín se ha conseguido todo sería una visión demasiado simplista de las cosas. El objetivo debe ser vencer en Carranza al Valladolid contra el que hay que poner el mismo afán que en Chapín.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *