¿Dónde estuvieron los amarillos…?

cas_cad_04.jpg Seguro que esta misma pregunta fue la que se hicieron los miles de cadistas que han vistos la derrota del Cádiz CF en Castellón de la Plana. Y no vale excusarse en la actuación del caserísimo árbitro, curiosamente el único vestido de amarillo en el día de hoy, que acuñó su protagonismo en este partido con un gol anulado en clara posición legal del Cacique Medina. La jugada no planteaba ni dudas, pero otra vez un juez de línea, cuando la acción era más incumbencia del trencilla, levantó como el día del Almería la banderita de marras.El Cádiz CF encaró el partido más conservador que en los últimos encuentros como visitante. Esperaba en su campo las acciones ofensivas del equipo levantino, curiosamente liderado por un futbolista que aquí no valió como es el malagueño Mario, que se encontraba a sus anchas en la línea de medios y desde allí repartía juego a diestro y siniestro. El equipo local sabedor de las carencias defensivas del contrario inclinaba su ataque con descaro hacia nuestra banda izquierda, sabedor de las deficiencias técnicas y de su falta de acoplamiento al lateral de Jesús Velázquez, al que desde luego hoy no se le puede achacar nada en su contra.cas_cad_05.jpgPrecisamente un desplazamiento largo hacia la banda izquierda defensiva cadista es recogido el balón casi fuera de la línea de gol (¿fuera quizás?) por el exterior local que recorta al niño del loro, cede al lateral Pedro y éste a su vez al capitán Rodri, que, sin parar y con su pierna derecha encañona a Armando desde más de 30 metros. Un golazo en el único disparo a puerta hasta la fecha. A partir del gol, el Cádiz se envalentona y ataca buscando la igualada, en especial por su banda derecha, en la que se apreciaba claramente la superioridad de Pablo H, con su defensor Aurelio, al que más que las canas le pesaban los años y la cintura. Sesma tuvo el empate en un felino remate de cabeza que le sacó de la línea el buen meta Oliva, que hoy ha demostrado que no es peor que Armando, y desde luego, que con el juego de pies es mejor. Después llegó la jugada comentada del gol anulado y a posteriori del primer tiempo la absurda expulsión de José González que imagino explotaría por el gol anulado y seguro que también se le vendría a la memoria el del Almería, y el de Castilla cuando declaraba en el descanso que yo respeto a los árbitrospero ellos no respetan ni trabajocas_cad_03.jpgEn el descanso esperábamos sin duda mucho más de los hoy vestidos de Armani pero sin duda los amarillos no salieron porque el equipo pasó sin pena ni gloria por el Nuevo Castalia. De nada sirvieron los cambios con media hora por delante de Fernando Morán -Nano por Miguel-Sesma. Especialmente desacertado estuvo Fernando Morán que apenas ha dado un pase en ventaja al compañero. En un fallo en una mala salida con el balón controlado en un auto pase que se quiso hacer Vella llega el segundo gol del Castellón y ya lo vimos todos negro del todo. Ni azules, ni amarillos, negro. cas_cad_01.jpgDe Paula relevó a Neru pasando el equipo jugando con línea de tres, pero todo el esfuerzo atacante se limitaba a balones largos buscando a los delanteros. ¿Que había sido de ese juego por bandas y de toque que estaba empezando a distinguir al equipo de José? Pablo H. quizás acelerado y con ansiedad por querer hacerlo bien en su ciudad natal, ha jugado su peor partido como futbolista cadista; Pavoni se perdía en mil acciones individuales; Medina, con su lucha habitual pero gafado ante el gol y los árbitros; De Paula, pues nada de nada. Ni siquiera tuvimos ocasiones para aminorar distancias. El partido se fue extinguiendo en un quiero y no puedo, hasta que se acabó y el mal árbitro nos mandará para Cádiz. Visto lo visto hoy en Castellón, hay un jugador determinante en este equipo que además de jugar hace mejores a sus compañeros. No ha viajado a Castellón, su nombre es Abel Buades y hoy por hoy se hace imprescindible en este equipo. Nunca me gusta individualizar y si referirme al juego colectivo pero entre el refuerzo de invierno y los que estaban aquí hay una diferencia muy grande de nivel de juego. Tanta como parece. Resumiendo que el gafe de los partidos televisados por los amigos del Canal Sur continua y hemos sumado otra derrota. Sólo toca esperar que el tercer clasificado pinche o al menos que no sume tres puntos. Toca ponerse mañana el paraguas amarillo por favor.

Autor:Tito Martín

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *