Los fichajes invernales de los últimos años


cadiz_milos.jpg
 Milos Bogunovic fue una de lasincorporaciones de la anterior liga.Damos repaso a las incorporacionesinvernales de los últimos años.

Finalizó el mercado de fichajes de invierno. Atrás queda un mes frenético, de rumores, ofertas, fichajes, altas, bajas Es el período en el que los clubes aprovechan para remendar sus plantillas, traer jugadores que den un nuevo aire al equipo, que mejore lo que hay. Suelen ser decisiones de urgencia, tomadas para solventar carencias que no se vieron (o no se supieron ver) en verano. Muchos equipos cambian casi por completo sus plantillas, otros necesitan un par de refuerzos para apuntalar posiciones. Debido a esta situación de emergencia, muchas veces las nuevas incorporaciones sólo están en el club que los fichó en enero por corto espacio de tiempo. Una vez terminada la temporada, suelen hacer las maletas. En el mejor de los casos, porque hubiera sido cedido por otro club en el que apenas disfrutaba de minutos en enero, al que retorna tras finalizar su cesión. En el peor, porque no estando cedido no haya convencido a nadie en su nuevo club. Es difícil que un fichaje invernal tenga continuidad en su nuevo equipo, o que cuaje realmente. Es un mercado muy limitado para fichar, en el que suele haber jugadores que apenas han jugado en sus equipos y que buscan una reválida, volver a sentirse importantes. La mayoría de estos fichajes, salvo casos de extrema necesidad, no suelen contar demasiado para sus entrenadores. Esta temporada, y a pesar de todos los problemas económicos que atraviesa la entidad, el Cádiz ha vuelto a recurrir al mercado de invierno, buscando completar su plantilla. Algo habitual en las últimas temporadas. Juanse Pegalajar y Antonio Moreno han sido los recién llegados. De las últimas ocho temporadas, sólo en la 2004-2005 (la del ascenso a Primera División) no se fichó a nadie en invierno. En total y descontando a los de este año, el Cádiz ha incorporado a dieciocho futbolistas en el mercado invernal. Algunos consiguieron triunfar y hacerse un hueco en el equipo. Otros, desgraciadamente, no.

 cadiz_juanmad.jpg Juanma Delgado el díade su debú en Pinos Puente.Erice también ayudó al ascenso..cadiz_erice.jpg
 

La pasada campaña fue un claro ejemplo de cómo fracasar en el mercado invernal. A pesar de todas las carencias del equipo, y a pesar de las acuciantes necesidades que había, sólo se incorporaron a dos jugadores: Milos Bogunovic y Jontahan Ramis. Se necesitaban jugadores con experiencia en situaciones difíciles, como la que atravesaba el Cádiz, y ninguno de los dos poseía dicho perfil. Bogunovic pasó con más pena que gloria por el equipo y Ramis, a pesar de venir con la vitola de joven promesa del fútbol uruguayo, no demostró absolutamente durante su estancia en el club. Un gol en el Nuevo Colombino fue toda la aportación de Ramis al Cádiz. Mejor se fichó en la temporada 2008-2009. El equipo estaba en Segunda B, liderando el Grupo IV con solvencia y sin excesivos problemas. Tras las bajas de Javi Acuña y de Juanjo Bezares, llegaron a Carranza cuatro caras nuevas: Daniel Cifuentes, Jon Erice, Juanma Delgado y Álvaro García. A nivel personal no fue muy bueno, porque no jugué todo lo que me hubiera gustado, dice Álvaro García, preguntado por su paso por el Cádiz. Procedente del Alicante, en Segunda División, llegó para competir por un puesto en el extremo zurdo con López Silva. No pudo jugar más de once partidos, en los que marcó un gran gol en Guadalajara. A final de temporada, Álvaro García fue el primer jugador que tuvo que hacer las maletas: me fui porque me dejaron claro que no iban a contar conmigo, algo que ya me esperaba por lo vivido la temporada anterior. Me salió la oportunidad de irme al Racing de Ferrol y no lo pensé, aunque fuera en Segunda B. A pesar de ello, indica haberse sentido integrado en el equipo gracias al buen vestuario que había y a la ayuda de mis compañeros y cuerpo técnico, ya que todos se portaron muy bien conmigo. De su paso por el equipo, reconoce que la afición cadista le marcó: fue lo que más alucinado me dejó, porque no estaba acostumbrado a que la gente viviera el fútbol de aquella manera. Tampoco tuvo demasiada suerte Juanma Delgado, defensa central con una amplia experiencia en todas las categorías del fútbol español, que llegó procedente del Tenerife. Jugó diecisiete encuentros, pero no fue capaz de arrebatarle la titularidad ni a Mansilla ni a Dani Fragoso. Tras el ascenso, no contó para el equipo y fue apartado durante el verano, junto a David García y Juanjo Bezares. Mejor suerte corrieron Erice y Cifuentes. No gozaron de demasiadas oportunidades esa temporada, pero fueron pieza clave del equipo en Segunda División. En su primera temporada, Cifuentes disputó siete encuentros (siendo clave en la eliminatoria de ascenso contra el Real Unión de Irún) y Erice diez.

 cadiz_KK.jpg
 Kosovsky, el polaco quevino en enero de 2008.

No se fichó nada bien en el mercado invernal de la temporada 2007-2008. Tres jugadores llegaron en enero: Natalio, Kamil Kossowsky y Bangoura. Quizás, al único al que el equipo le pudo sacar algo más de partido fue a Natalio. Llegó cedido por el Almería de Primera División y tuvo un inicio fulgurante, con cuatro goles en cinco jornadas. Sin embargo, acabó contagiándose de la dejadez general del equipo y su aportación bajó muchos enteros. Por su parte, el polaco Kamil Kossowsky vino precedido de una gran fama internacional: tenía experiencia en las ligas alemana, inglesa e italiana, además de tener muchas posibilidades de disputar la Eurocopa de 2008 con su selección de la mano de Leo Beenhakker. No demostró nada en los diecisiete partidos que jugó en Cádiz, quedándose por ello sin ser convocado para el Europeo. Pero peor fue el último de los tres fichajes, el guineano Bangoura. Cedido por el Boavista luso, sólo marcó un gol contra el Salamanca. Fue despedido fulminantemente del equipo por un turbio asunto extradeportivo: dio más que hablar fuera que dentro del campo. En la temporada 2006-2007 tres fueron las incorporaciones realizadas por el Submarino: Pablo Hernández, Abel Buades y Neru. De los tres, sólo el primero contó con la plena confianza de Jose González, que vivía su segunda etapa en el banquillo cadista. Pablo Hernández llegó procedente del filial valencianista y se le puede considerar como el último gran fichaje de invierno realizado por el club con permiso de Lucas Lobos. Veintidós partidos disputó con la camiseta amarilla, siendo el jugador más destacado del equipo, despertando del sopor a la afición y marcando goles para el recuerdo. Como el conseguido en Carranza contra el Sporting de Gijón, en el que arrancando desde su propio campo y con el balón pegado a la bota, fue sorteando rivales hasta marcar de tiro cruzado desde fuera del área. O el logrado en el Alfredo di Stéfano ante el Real Madrid Castilla: recogió el balón en la banda, llegó al pico del área y, con cuatro zagueros rodeándole marcó con un sutil disparo desde fuera del área.

 cadiz_pabloh_15.jpg
 Pablo Hernández, dio cinco meses muy buenos al Cádiz.iban_espadas.jpgIbán Espadas.Ahora sigue goleandoen el Pontevedra.

Los otros dos fichajes de aquella temporada no tuvieron tanta suerte. Abel Buades llegó procedente del Nástic de Tarragona, que militaba en Primera División. Empezó contando para el entrenador, pero con el paso de las jornadas desapareció de las alineaciones cadistas. Peor le fue a Neru, procedente del Racing de Santander. Jose González no contó con él para nada y sólo jugo siete partidos con el Cádiz.Un año antes, con Víctor Espárrago como entrenador y con el equipo en Primera División, llegaron Lucas Lobos, Fernando Morán y Vella. Lobos fue el jugador más determinante que en los últimos años vistió la elástica cadista, todo un acierto su contratación del mismo modo que su venta, en el mercado invernal de 2008 fue todo un error. Lobos era un jugador mágico, deseado por varios equipos de Primera División y que logró liderar al Cádiz nada más llegar. Marcó siete goles en veinte partidos, pero no pudo evitar el descenso a final de temporada. Cinco partidos menos que Lobos jugó aquella campaña Morán, un jugador que no tuvo suerte en su etapa cadista. Por su parte, Vella cobró mayor importancia en el tramo final de competición, donde consiguió hacerse con la titularidad. Tres fueron las incorporaciones que realizó el Cádiz en la temporada 2003-2004: Babangida, Enrique Ortiz e Ibán Espadas. El nigeriano era una auténtica promesa del Fútbol Club Barcelona y llegó a Carranza procedente del filial blaugrana para cubrir la baja de Obiorah. Sin embargo, en Carranza no demostró nada. Jugó sólo catorce partidos, en los que no marcó ningún gol. Enrique Ortiz, que poco después llegó a convertirse en un jugador clave del equipo, no pudo con Dani Navarrete tras llegar en enero. Sólo jugó ocho partidos en su primera temporada en el Cádiz, marcando un gol que valió un punto contra el Ciudad de Murcia. El extremeño ha sido uno de los fichajes invernales a los que mejor partido ha sabido sacarle el Cádiz. El tercer fichaje invernal de aquella campaña fue el guipuzcoano Ibán Espadas. Llegó en calidad de cedido por el Zaragoza, con el que había conseguido ascender a Primera División un año antes. Lo más complicado fue el hecho de dejar un club en Primera División, pero por otro lado tenía muchas ganas de disputar minutos y el Cádiz era un destino muy bueno. No lo dudé, recuerda el delantero. Llegó para cubrir la baja de Armada y destaca que su adaptación fue muy rápida. Era un equipo recién ascendido que se había situado en los puestos altos de la clasificación y quería reforzarse para mantenerse ahí. Dieciséis partidos, en los que llegó a marcar cuatro goles, fueron los que disputó Ibán Espadas en la media temporada que vistió la camiseta amarilla. Fue una buena media temporada porque necesitaba minutos y los tuve en Cádiz. El mejor recuerdo que tengo fue el día del 4-1 a Las Palmas, porque conseguí dos goles y participé directamente en otro, apostilla el ex cadista. Esta es la historia de los fichajes de invierno que el Cádiz realizó en los últimos años. Ojalá los dos que ha fichado Suárez esta temporada tengan suerte en el club y ayuden a lograr el ascenso a Segunda División a final de año.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *