Hay cambios que cambian

sustituciones.JPGA nadie se engaña si se escribe que el Cádiz CF ha empatado contra todo pronóstico en el rush final del partido en Almería. Pese a un buen primer tiempo de los amarillos en el que amagaron sin marcar en muchas ocasiones el partido se puso a cara de perro en los primeros veinte minutos del segundo tiempo. El Cádiz salió dormido y en la segunda pérdida consecutiva de Kike Márquez cerca del área de Aulestia era Tomás Sánchez el que cometía un claro penalti sobre Iván Sánchez. El 7 del filial, un zurdo jugando a pierna cambiada en la derecha había sido una auténtica tortura para el lateral canterano en el primer tiempo. Por si no fuera poca dificultad Juan Villar se empeñaba en liarla y no se le ocurre otra cosa que llamar chulo en su cara a Chavet García.

Encaraba el Cádiz los estertores del partido a tumba abierta. Calderón había decidido jugar con Airam y Jona como arietes y que tras la expulsión de Villar fue Machado el que se pegó más a la derecha. Transcurría el encuentro de forma plácida para los locales y nada hacía presagiar el empate por mucho que el Almería poco a poco pensaba que la victoria ya no se le iba a escapar salvo jugada aislada o error.

 alm_cad_09.jpg
 Minuto 81. Mantecón entra por Garrido. Dos minutos después Okoro entra y sale el héroe Iván Sánchez. Probablemente dos cambios que cambiaron el rumbo del partido del 1 al X.Fotos. Alvaro T.

Y en esas estábamos cuando llegaron las dos últimas sustituciones del encuentro. Mantecón, minuto 81 sale por Garrido. El vasco con una amarilla. Sólo el pensamiento de Calderón puede asegurar que es lo que buscaba. Pero seguro estaba aprovechar su golpeo a balón parado y también, porqué no, su frescura y mayor experiencia ante un filial. El otro lo introdujo Miguel Rivera sólo dos minutos después. Minuto 83 y un ovacionadisimo Iván Sánhez deja su lugar a Stanley Okoro. Era el tipico cambio del entrenador local que retira al héroe del partido para que se lleve la ovación de la grada. ¿El partido? Estaba casi ganado y con un Cádiz volcado el 2-0 podia caer en cualquier momento.

En el 85, sólo cuatro después de la entrada de Mantecón y sólo dos de la salida de Iván Sánchez el Cádiz marcaba el empate. A balón parado, como mandan los cánones que se equilibran y no tiene importancia el estar en inferioridad numérica. El saque de esquina, perfecto, preciso fue botado por el centrocampista madrileño, el mismo que con un disparo colocado que Gianfranco desviaba con apuros lo había provocado.

Tras el empate, pese a que quedaban todavía cinco minutos más los cuatro de prolongación el Almería B tuvo que afrontarlos sin su arma más letal, Iván Sánchez, al que quizás su entrenador se precipitó en darle el homenaje. O no?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *