El Cádiz tiende la mano a Jerez

En estas fiestas navideñas el temporal de lluvias se ha hecho patente en toda la Península y, si ha habido un lugar en el que las inclemencias meteorológicas se han notado con mayor crudeza, ese ha sido Jerez de la Frontera. Por ello mismo, con la intención de ayudar a tanta gente que lo ha pasado mal, el Cádiz Club de Fútbol le ha propuesto al Xerez la posibilidad de disputar un partido amistoso, cuya recaudación serviriría para sufragar parte de los destrozos ocasionados por el desbordamiento del río Guadalete. Una iniciativa solidaria e interesante que, desde mi punto de vista, debería  de llevarse a cabo.

 cad_xer_07.jpg
 El penúltimo Cádiz-Xerez de la 07-08.

Se ha hablado mucho de la guerra del fútbol, en la que cada grupo de aficionados anima a su equipo, que lucha contra el adversario defendiendo un escudo en concreto. Esto ha acabado generando grandes rivalidades, que mal entendidas han generado odios irracionales y batallas sin sentido. Es un concepto erróneo del fútbol. El fútbol no es ninguna guerra, ni ningún enfrentamiento, ni ningún asunto de importancia capital. El fútbol es una fiesta, un motivo de alegría. Es lícito que existan rivalidades, además, considero que es algo necesario por el bien del deporte. Querer hacer más que el vecino, superarle en la tabla vencerle es algo bueno, que proporciona partidos llenos de emoción y pasión. Forma parte del espíritu de superación del deporte. Pero nada más. Nunca entenderé a los ultras que aprovechan cualquier evento deportivo para dar rienda suelta a toda su barbarie y bajos instintos.El amistoso propuesto por el Cádiz debería ser aceptado por el Xerez y ser disputado cuando lo permita el calendario. Primero, porque por encima de la rivalidad deportiva existente entre ambas entidades, están las personas que han sufrido con el temporal, y para los que toda ayuda es necesaria. A veces los futbolistas y los clubes están tan pendientes de ellos mismos que parece que se olvidan de la gente, del aficionado, que es quien les ha aupado a los altares que ocupan actualmente. Está bien, por tanto, que bajen del altar y ayuden, aunque sea con un partido solidario, a la gente que lo necesita.Por un lado, por tanto, hay que superar la rivalidad. Por otro lado, esa rivalidad debe ser aprovechada, pues es el mejor reclamo para que la gente acuda a la grada, que es, a fin de cuentas lo que interesa: recaudar fondos para los damnificados. Desde hace dos años ni cadistas ni azulinos se ven las caras. Es demasiado tiempo para que un partido que desata tanta pasión no se juegue. Sería un amistoso solidario, cierto, pero que cualquiera de las dos escuadras querrán ganar. Ojalá ambos equipos logren llegar a un acuerdo y este partido pueda disputarse.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *