Los intangibles de Oli

logo_small_new.gif

 ascenso_primergol03.jpg
 Oli vive un nuevo rol en el Cádiz. Sólo el tiempo dirá si es momentáneo o denitivo. Mientras tanto nos quedan sus intanglibles. Foto: archivo cadistasfinos.com.

Con una plantilla tan amplia como la del Cádiz, está claro que es labor del mister colocar en cada momento a aquellos que mejor rendimiento puedan ofrecer. El 2006, afortunadamente para los intereses amarillos, ha amanecido con sorpresas agradables, pues así cabe calificar el buen rendimiento que el tándem Nenad-Cacique ha ofrecido en los dos primeros partidos del año. En estas condiciones, Espárrago no va a volverse loco, y tal como hiciera con el equipo que encadenó siete victorias consecutivas la liga pasada, seguramente otorgue la etiqueta de titulares a los que están en racha. En esta tesitura se encuentra Oli, que hombre de fútbol y con experiencia para dar y regalar declararaba en rueda de prensa sobre su nuevo rol :«el míster ya ha demostrado que es amigo de dar continuidad a los mismos jugadores cuando van bien las cosas aunque ya en sus alineaciones ni entro ni salgo»

.Oli, que con 109 goles es el tercer goleador nacional en activo, tras Raúl y Urzáiz vive probablemente sus últimos partidos como jugador profesional. El lo sabe y valora cada vez más lo que en esta época de su carrera puede aportar al equipo. Cada vez vive menos en el área, de donde “huye” para aportar sus otros recursos, con los que se juega y gana el “otro partido”. Son los “intangibles”, como les llama Espárrago. Es el nuevo rol de Oli. Sólo el tiempo dirá si será el definitivo de aquí a final de temporada. Tampoco será extraño, con su carácter ganador, verle de nuevo con su 9 a la espalda en el once inicial. Por lo pronto, Espárrago le ha conferido papel secundario (que no por ello de menos valor) en las dos últimas victorias de liga. Su experiencia, su oficio, su carácter, además de su impronta ganadora, le hacen imprescindible en cualquier convocatoria. Ya llegará el gol 110.

También te podría gustar...