Empate y gracias


 cad_her_03.jpg
 Para Cifuentes, Futbolista del Cádiz. “Estamos contigo”El primer equipo tuvo un detalle entrañable en su enfermedad

¿Cómo un jugador de fútbol profesional, en el minuto 40 de partido, teniendo una tarjeta amarilla se permite agarrar en el pico del área contraria a un rival que sale en carrera? Miguel García se llama el personaje y, día a día, le da más razón a Víctor Espárrago cuando no lo consideró adecuado para jugar el año pasado en Primera División. Ni siquiera su temporada en Castellón le ha servido para madurar y hoy, su infantilidad, le ha costado dos puntos al Cádiz. Dos puntos que le habrían servido para acercarse a Almería y Real Murcia, que también han pinchado.La jugada fue un gilicorner sacado entre Miguel García y Pablo H. Miguel pierde la pelota en un mal pase del levantino y agarra a un jugador alicantino cuando éste estaba prácticamente en la línea de tres cuartos del Hércules. Quizá no le hiciera falta porque no llega a cogerlo bien, pero su intención era esa y la expulsión fue justa. Era el minuto 42 de la primera mitad y el Cádiz no pudo sobreponerse a jugar con diez.

cad_her_01.jpg
 El Penalti. Muy bien lanzado por Miguel García

No es que la primera parte del Cádiz fuera brillante. Más bien todo lo contrario. El Cádiz no consiguió desplegar su juego en ningún momento y tampoco el Hércules de Alicante mostró nada fuera de lo común. Los bostezos se repartían por las gradas de Carranza. Sólo la certeza a balón parado de Albácar y un tiro de Pavoni mostraron que en el campo había porterías.La incapacidad de ambos equipos sólo la desequilibró el árbitro en dos jugadas consecutivas. En la primera, dentro del área del Cádiz, dejó sin sancionar un claro penalti de César Caneda sobre Carmelo. Poco después, en el área alicantina, sí señaló una pena máxima por un derribo al Cacique Medina cuando el uruguayo estaba sólo ante el portero Falcón. Por cierto, el uruguayo estuvo más acertado de lo habitual en los 45 minutos que estuvo sobre el campo.El penalti lo anotó Miguel que de héroe pasó a villano por su absurda expulsión tres minutos antes del descanso. Y tras la pausa nació un nuevo partido.cad_her_02.jpgEl tándem Jose-Cortijo apostó por retirar a Velázquez y a Cacique para introducir a Bezares y Neru. El mensaje era claro: 45 minutos para defender el 1 a 0. Por el contrario, Uribe decidió quemar todas sus naves y dio entrada a Moisés y Montenegro en el descanso y a Tote pocos minutos después.El Cádiz renunció al balón ante uno de los rivales más técnicos de la categoría y la osadía pudo pagarla muy cara. El Hércules tocó a su antojo y las ocasiones se iban sucediendo. Turiel a la salida de un córner; Calandria a la escuadra; Tote a bocajarro en un paradón de Armando; Moisés, y de nuevo paradón de Armando; otra vez el sevillano de cabeza; Montenegro desde fuera del área; gol anulado a Moisés,…Del Cádiz sólo respondía Pablo H que llevaba el peligro por la derecha y era el único que lograba esconder el balón a los alicantinos. No obstante, la mejor ocasión amarilla llegó con un disparo de Fleurquin que, tras rebotar en un defensa, golpeó en el palo.El Hércules se internaba en el área del equipo amarillo con una facilidad pasmosa pero, al final, el gol llegó de un disparo desde fuera del área de Ariel Montenegro. Tras el empate, Jose sustituyó a Neru, desastroso el rato en el que estuvo en el partido, para apostar por el ataque con Nano. El árbitro trató de igualar expulsando a Carmelo, pero al Cádiz no le quedaba apenas tiempo de reacción.Un empate que sólo sirve tras ver el resultado de Real Murcia y Almería. El Cádiz sólo ha hecho cinco puntos de los últimos quince disputados, pero sigue estando a ocho puntos de los tres de arriba. Aún hay tiempo, pero la imagen que transmite el equipo amarillo no permite soñar, al menos hasta que se recuperen los lesionados.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...