Toca cambiar


cas_cad_05.jpg
La alineación ante el Castellón. Pese a la imagen sólo un cambio ante el Hércules.

Pues si señores, de los cobardes nunca se ha escrito nada que no sea para remarcar su cobardía… y como este equipo de nuestros amores aún sigue estando con posibilidades matemáticas de alcanzar a los tres fugados que quieren ascender a Primera, creo que ha llegado el momento para que en la siempre difícil plaza de Vitoria, en Mendizarroza… nuestro valiente técnico de un golpe de timón e intente cambiar la racha de mal juego y de resultados de estas dos últimas jornadas. Ponerse la venda en los ojos y cargar las culpas a los árbitros no es de recibo, y menos hablar de persecución. El equipo no está bien, anímicamente parece descentrado y sólo un revulsivo como una última bala en la recámara sería la solución. Puede ayudarle al mister la lacra de sanciones (Miguel, De Quintana y Sesma serán baja la próxima jornada) pero no debería limitarse a estos. Desde luego es una buena excusa para empezar la criba. Como hombre optimista por naturaleza, creo que el ascenso aún está en nuestras manos, porque los de arriba van a volver a fallar, no una sino varias veces. Pero para que el equipo gaditano encadene otra racha de victorias, se antoja fundamental una mini revolución en esta alineación que hemos visto deambular estas dos últimas jornadas. Hombres como De Paula, Lobos, Abel Buades, Nano, Lucas, si digo bien Lucas de lateral, que es el único defensa específico de banda que tiene la plantilla tras la lesión de Raú López, deben entrar y con su frescura, calidad, y garra cambiar la dinámica del equipo. Es sintomático que la lesión de Raúl López haya provocado que en tan solo dos jornadas ya hayan jugado tres jugadores en esa posición, y a los resultados como prueba me remito. El canterano ya jugó con Oliverio, y fue de lo poco salvable de su mini etapa como entrenador, no desentonando con los mayores. Además le echaría las mismas narices que el jerezano que se recupera a pasos agigantados según nos cuentan. Cinco caras nuevas de once posibles es cambiar medio equipo. Con eso puede ser suficiente. Morir, si, pero con las botas puestas. Hay que quemar los últimos cartuchos, sin más dilación. Apuesto y deseo una mini revolución en Alava. 

Autor:Tito Martín

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *