Rubén Cruz, renovado con el Cádiz CF para la próxima temporada

Rubén Cruz continuará vistiendo de amarillo y azul en la temporada 2017-2018. El Cádiz CF anunció, a través de un comunicado de prensa, la renovación del contrato del atacante. De este modo, este futbolista seguirá a las órdenes de Álvaro Cervera el próximo curso, con la intención de ayudar al equipo gaditano a tratar de emular el gran rendimiento de la recientemente finalizada campaña 2016-2017. En principio, ambas partes se han comprometido por una temporada, si bien este acuerdo puede ser prorrogable en función del número de partidos disputados.

“Rubén Cruz seguirá una temporada más vistiendo la camiseta del Cádiz Club de Fútbol. El jugador renueva tras cumplir contrato el pasado viernes, y firma una nueva vinculación hasta el 30 de junio de 2018, que es ampliable a 2019 dependiendo el número de partidos que dispute”, indicó la entidad gaditana al respecto. Asimismo, el club amarillo aseveró que “la dirección deportiva apuesta por las cualidades de Rubén Cruz para el nuevo proyecto que arrancará el próximo 13 de julio”.

Formado en los escalafones inferiores del Real Betis, Rubén Cruz dio el salto al filial verdiblanco en la temporada 2007-2008 Una campaña en la que, de la mano de Mena, debutó en el Grupo IV de Segunda B. Disputó 16 encuentros durante la temporada, anotando dos goles. Misma cifra que lograría anotar en sus dos siguientes campañas en el conjunto bético, la 2008-2009 (en la que disputó 30 encuentros) y la 2009-2010 (en la que afrontó 29 partidos ligueros). En esta etapa de su carrera llegó a coincidir con Fran Machado.

De cara a la temporada 2010-2011, Rubén Cruz abandonó la disciplina del Real Betis “B”, para recalar en el Estepona. Fue una campaña complicada para el equipo, que acabó descendiendo a Tercera División tras finalizar en decmoctava posición en el Grupo IV de Segunda B. Pese a ello, el delantero firmó buenos números, anotando ocho goles en 26 encuentros: terminó siendo el máximo realizador del equipo. Guarismos que le valieron para firmar por la UD Melilla de cara a la temporada 2011-2012. No tuvo suerte de cara a gol en su etapa en el cuadro norteafricano, anotando dos goles en 29 encuentros.

El Écija Balompié fue su siguiente parada, en la temporada 2012-2013. En el cuadro astigitano, bajo la dirección técnica de Miguel Rivera, el delantero volvió a mostrar sus grandes virtudes. Anotó nueve tantos durante la campaña, en la que disputó 29 partidos. Fue el segundo máximo goleador del cuadro sevillano, solo superado por Migue (anotó 10 goles). Esta gran temporada le abrió las puertas de uno de los gallitos del Grupo IV de Segunda B en el curso 2013-2014: el Albacete Balompié. Con los manchegos exhibió su mejor rendimiento, al marcar 23 goles durante la fase regular. Un gran rendimiento goleador que también demostró en el play-off de ascenso, donde logró tres goles ante el Sestao River: en aquella eliminatoria, el equipo consiguió regresar a Segunda División.

Desde entonces, Rubén Cruz se ha mantenido siempre en la categoría de plata del fútbol español. En las dos primeras temporadas, enrolado en las filas del Albacete Balompié. En el curso 2014-2015, en el que vivió su debut en Segunda División, consiguió 10 goles que ayudaron al equipo a obtener la permanencia. Un éxito que el equipo no obtuvo en la campaña 2015-2016, al acabar en penúltima posición. En cuanto a cifras, el delantero consiguió siete goles.

Tras el descenso de los manchegos a Segunda División B, Rubén Cruz acabó comprometiéndose con el Cádiz CF. Un equipo en el que ha gozado de bastante continuidad, ayudando a firmar una extraordinaria campaña: los amarillos, pese a su condición de recién ascendidos, acabaron el curso en quinta posición, jugando el play-off de ascenso. Un logro al que participó disputando 24 partidos, en los que acumuló 1396 minutos de competición.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *