La calidad marca la diferencia con el Betis


 bet_cad_01.jpg
 De la Cuesta ejerció de capitánFue de lo mejor del equipo.

El Cádiz volvía al Manuel Ruiz de Lopera un año después, donde ganó al Betis B, para enfrentarse al primer equipo verdiblanco. Lo hacía estando en puestos de descenso y a dos puntos de la permanencia. Dos puntos eran, curiosamente, los que también separaban al Betis de su objetivo: el ascenso a Primera División. Así pues, el duelo andaluz de la jornada se presentaba emocionante, a pesar de las diferencias existentes entre ambas plantillas.En la convocatoria realizada por Víctor Espárrago destacaba la presencia de Jaume Costa, Fran Cortés, Carlos Caballero y Milos Bogunovic, cayéndose de la misma López Silva, por decisión técnica. Además, antes del partido, se quedó fuera de la convocatoria Andrés Fleurquin. Así, el once inicial del Cádiz en el Ruiz de Lopera estuvo integrado por Kiko Casilla, Cristian, De la Cuesta, Fragoso, Cifuentes, Ormazábal y Erice en el doble pivote, Enrique, Nano González, Abraham en la mediapunta y Toedtli como referencia ofensiva. El capitán del equipo en esta ocasión fue el colombiano De la Cuesta. El Betis salió con bastante más ímpetu, espoleado por su afición, tratando de encerrar al Cádiz. En estos minutos iniciales hubo una dura entrada de Cifuentes sobre Jonathan Pereira que fue sancionada como falta por el madrileño Del Cerro Grande, que fue lanzada fuera de los tres palos por Caffa. Asimismo, tras un ataque bético hubo una posible mano de Cifuentes dentro del área, que no vio el colegiado. El Cádiz intentó asustar al Betis con dos lanzamientos lejanos de Toedtli y de Ormazábal, que no presentaron ningún problema para el guardameta Goitia.

 bet_cad_02.jpg
 Los supporter sur fueronpuesto en evidencia por el resto del graderio. Todos y cada uno de sus gritos en contra del Cádiz y Cádiz fueron acallados con silbidos por el resto del estadio.

La mejor ocasión amarilla llegó en un lanzamiento directo de falta de Nano González, que buscaba la escuadra de la portería de Goitia, que despejó el balón a córner de puños. Tras ese córner, Enrique estuvo a punto de marcar después de rematar con la puntera un centro de Cifuentes, que fue despejado otra vez a saque de esquina por el portero bético. Ambos equipos mantuvieron el orden táctico y el trabajo de Ormazábal defendiendo a Emaná fue bastante destacado. Un centro del propio Emaná por banda, tras una gran jugada personal, se paseó dentro del área de Casilla, ya que no encontró rematador alguno. En la jugada siguiente y estando dentro del área, Sergio García disparó por encima del larguero de la portería cadista, sin que ningún defensa amarillo saliera a su paso. Parecía que el Betis había despertado: comenzaba a jugar al primer toque y llegaba al área del Cádiz con mucha facilidad. Pese a esto, el equipo dirigido por Víctor Espárrago no se arrugó y trataba de inquietar a su rival contragolpeando. En un lejano saque de banda, Cifuentes le puso un balón preciso a Toedtli, que estaba dentro del área. El atacante argentino se la dejó a Enrique, que estaba solo a la altura del punto de penalti, pero el lanzamiento del extremeño se marchó, de forma inexplicable, fuera de la portería de Goitia. Había sido la ocasión más clara del partido. Ante esto, el Betis se dio un paso atrás y provocó la impaciencia de la grada del Ruiz de Lopera. Dos goles en un instanteCuando el Betis parecía dormido, cuando el dominio del Cádiz era mayor, llegó el primer gol del partido. En una jugada de toque, Sergio García, dentro del área, le dejó un balón franco a Emaná. El camerunés, de disparo raso pegado a la base del poste, batió a Kiko Casilla y adelantó a su equipo en el marcador. El cancerbero cadista no pudo hacer nada ante el latigazo de Emaná. Este tanto fue un mazazo para el Cádiz, que se durmió y le concedió dos saques de esquina consecutivos al Betis. En el segundo saque de esquina, llegó el segundo tanto verdiblanco: Caffa, lanzador del corner, marcó desde la esquina tras un lanzamiento ante el que Kiko Casilla fue incapaz de reaccionar. Era un gol olímpico que parecía sentenciar el partido, muy cuesta arriba para el equipo amarillo. Con el 2-0 se llegó al descanso. Tras el descanso, Víctor Espárrago introdujo cambios: Bogunovic sustituyó a Nano González y Ogbeche, a Toedtli. Sin embargo, el juego del equipo se mantuvo igual que en el final del primer tiempo. El Cádiz estaba desdibujado, sin intención alguna de incordiar a su rival. El Betis, todo hay que decirlo, tampoco ejercía un dominio arrollador. Los verdiblancos se limitaban a medir bien los tiempos y a dejar que corrieran los minutos. Buscando una reacción, Espárrago realizó también el tercer cambio: sustituyendo a Abraham en favor de Carlos Caballero. El madrileño, al poco de entrar, disparó desde fuera del área tras recibir un pase de Erice, pero su lanzamiento se marchó lejos de la portería bética. Los centrocampistas del Cádiz jugaban de manera obsesiva por el centro, sin buscar la entrada de ningún jugador de banda para sorprender a los defensores del Betis. Sobre la media hora del segundo período el equipo amarillo reaccionó tardíamente: atacó con más intención y buscaba un gol que recortara distancias en el marcador y le metiera en el partido. Caballero dispuso de una buena ocasión que no se materializó porque Goitia metió una buena mano, que mandó el esférico a saque de esquina. También Ogbeche y Bogunovic realizaron una buena jugada, que si bien no acabó en disparo sí demostraba que el equipo había reaccionado. Dos goles másEn estas, tras un fallo defensivo, el Betis sentenció definitivamente el partido, después de que el gaditano Melli marcara en un corner, aprovechándose de una mala salida de Casilla. Por si fuera poco, Ogbeche tuvo que abandonar durante unos instantes el partido después de hacerse una herida que no paraba de sangrar. Con un hombre más, el Betis marcó el cuarto gol. Sergio García se plantó solo ante Casilla y, con mucha sangre fría, batió al cancerbero con una buena vaselina. 4-0, demasiado castigo para un Cádiz que llegó a dominar en el primer tiempo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *