Enrique y Toedtli rematan al Girona

cadiz_toedtli.jpgcadiz_enrique.jpgDespués de los resultados de los partidos disputados el sábado, el Cádiz tenía ante sí una oportunidad de oro para colocarse a un punto de la permanencia y de paso, de empatar a puntos con el Real Murcia. Para ello debía ganar al Girona ante su afición, esperando haber aprendido la lección después de empatar inmerecidamente la semana anterior contra el Villarreal B. Era necesario mejorar la puntería para batir al meta gerundense, Albert Jorquera. El Girona, prácticamente salvado, parecía haber perdido la intensidad y la concentración, que le llevó a mantenerse imbatido desde Febrero hasta Abril. Víctor Espárrago contaba con la única baja de Raúl López por lesión para configurar el equipo titular con respecto a otras jornadas. La única novedad en la convocatoria fue la inclusión de Jaume Costa en sustitución del lateral jerezano. El esquema del equipo fue similar al de la jornada anterior, y la alineación titular estuvo compuesta por Dani Miguélez en la portería, Cifuentes en la banda izquierda, Cristian en la derecha, una pareja de centrales formada por De la Cuesta y Fragoso, Fleurquin y Abraham en el doble pivote, Carlos Caballero en la banda izquierda, Enrique como extremo diestro, Ogbeche de mediapunta y Toedtli como hombre más adelantado. Antes del partido, arbitrado por el gallego Iglesias Villanueva, se guardó un minuto de silencio en recuerdo del ex Presidente del COI, Juan Antonio Samaranch. El Girona comenzó presionando, intentando dificultar la salida del balón de los jugadores de Víctor Espárrago, que tocaba el cuero con calma. El Cádiz avisó primero en el minuto seis con un taconazo de Toedtli dentro del área buscando a Ogbeche, que controló el balón con dificultad, propiciando que Jorquera fuera capaz de despejar el peligro antes de que el ariete nigeriano del Cádiz pudiera crear más peligro. Había sido el primer aviso del Cádiz.Enrique vuelve a ver puertaLos cadistas no necesitaron avisar más, pues a los diez minutos de partido Enrique Ortiz adelantó a su equipo. La jugada nació de las botas de Toedtli, que asistió dentro del área a Ogbeche. El nigeriano se entretuvo un poco a la hora de disparar, pero pudo meterle un buen balón al extremeño, que definió sin problemas ante Jorquera. Un primer gol que hacía justicia a lo visto en los primeros compases del partido y que liberaba al Cádiz de la presión por marcar.El Girona estaba desaparecido y víctima de la impotencia Dorca derribó a Fleurquin en el centro del campo, sin que dicha acción fuera merecedora de cartulina para Iglesias Villanueva. El Cádiz estaba jugando de una manera muy equilibrada, manejando los tiempos de juego a su antojo y disfrutando del marcador a su favor. A nivel ofensivo, en el Cádiz destacaba Ogbeche, que siempre que se adentraba en el área del Girona inquietaba a los defensores por su potencia. La jugada de mayor peligro del conjunto visitante corrió a cargo de Xumetra, que después de regatear a todos los defensores que le salieron a su paso, disparó con peligro buscando sorprender a Dani Miguélez. El cancerbero gaditano despejó el balón a saque de esquina después de realizar una estirada de mucho mérito. En el córner los jugadores del Girona protestaron una posible mano de Ogbeche dentro del área. Al borde del descanso, Dani volvió a realizar una intervención importante, pues consiguió blocar un disparo a bocajarro de Kiko Ratón.Pese a todo, fueron jugadas asiladas, que sólo sirvió para espolear al Cádiz, que se fue en busca del segundo gol, volcando todas sus acciones ofensivas por la banda derecha. Tras recibir un rechace de Enrique, Abraham realizó un buen lanzamiento que se fue lamiendo el poste de la portería de Jorquera. Nada más comenzar el segundo tiempo Enrique estuvo a punto de volver a batir a Jorquera después de haber controlado dentro del área un buen pase de Carlos Caballero. El Cádiz había empezado el segundo acto con la misma intensidad con la que acabó el primero, dominando y aprovechándose de la candidez del Girona. Gran parte del éxito a la hora de minimizar las acciones de peligro del Girona se debió al buen hacer de De la Cuesta en el centro de la zaga y Fleurquin en el centro del campo, que con veteranía y tranquilidad anulaban al rival. El Cádiz estuvo nuevamente a punto de marcar el segundo tanto, después de que Ogbeche rematara por encima de larguero un buen centro de Abraham. Llegados a este punto, ambos entrenadores decidieron introducir jugadores de refresco. Así, Narcís Juliá hizo que el ex cadista Juanma Hernández volviera a pisar Carranza y Víctor Espárrago sustituyó a Ogbeche por López Silva, un cambio que no fue del gusto de la grada. El onubense entró con muchas ganas, siendo todo un ciclón por la banda izquierda y ofreciéndose continuamente a sus compañeros.

Fotos del partido desde aquí por Pedro Ortega-www.cadistasfinos.com

Toedtli sentenciaPoco después de que López Silva marrara una buena ocasión y de que Narcís Juliá introdujera a Calle, Toedtli sentenció el partido. Dentro del área, y tras cortar un pase dentro del área de un lateral gerundense, el argentino aguantó la salida de Jorquera y, con un disparo raso y colocado, logró el gol de la tranquilidad. Hasta el momento de marcar el gol, Toedtli había dado la impresión de estar excesivamente cansado. Fue un tanto que hacía justicia a lo visto a lo largo del partido y que premiaba al único equipo que había intentado conseguir los tres puntos. Entonces, Espárrago decidió sustituir a Toedtli, que se marchó ovacionado por la afición, por el uruguayo Jonathan Ramis. El Cádiz sumó así su octava victoria de la temporada y se quedaba a un solo punto de la permanencia, que venía marcada por el Albacete y el Salamanca, que cayó con estrépito contra el Hércules. Un buen partido del equipo de Víctor Espárrago, que controló el partido a su antojo y se llevó con total merecimiento el premio de los tres puntos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *