Empate con sabor a tropiezo

 gcfb_cad_11.jpg
 El once de inicio del Cádiz en Granada.Fotos: Álvaro T.gcfb_cad_16.jpgCalderón movió el banquillo con 2-0. Kike López hizo uno,participó en otro y erró el que pudo ser el 3-4gcfb_cad_05.jpgUno de los tres goles anulados al Cádiz.

Con leer que a falta de catorce minutos para los noventa reglamentarios ya se habían marcado seis goles y que el electrónico de Los Cármenes señalaba un tres a tres se dice casi todo. Partido eléctrico el que pudo verse en el barrio del Zaidín granadino en la tarde del sábado. Cuatro de la tarde, una muy buena entrada y más o menos la mitad de los presentes con atuendos amarillos y azules en sus vestimentas.

Era lógico, era el Cádiz CF el que más se jugaba. Tanto que en los días previos sus rivales directos para alcanzar la liguilla habían querido presionar con rumores de todo tipo. Los jugadores y técnicos del Granada B se sabían observados y estaba claro desde el comienzo que no iba a resultar fácil para los amarillos vencer en un escenario que se mantiene invicto en lo que se lleva de temporada.

Pese a la media docena de goles el primero no llegó hasta el filo del descanso. Es justo decir que hasta entonces el Cádiz mereció con creces ponerse por delante. Dos goles anulados, el primero de ellos a Josete más que dudoso, una gran parada de Arco y el resto por imprecisiones en los centros lo impidieron. En el 44 el capitán, Sergio Martín, colocó el balón lejos de Aragoneses, en un disparo de libre directo. Quizás pudo hacer algo más el gallego, aunque también es cierto que fue un disparo ajustado a la base del poste y que estaba tapado por numerosos hombres.

Tras la reanudación, el verdadero golpe lo dio el excadista Cuero que cabeceaba a la red un centro sin aparente peligro desde el centro del campo. Ya se había cumplido la hora de partido y con el calor reinante el 2-0 se antojaba misión imposible. Pronto sin embargo Kike López que hacía escasos instantes había enrado por Villar recogía un pase al hueco de Márquez y tras perfilarse a su pierna derecha superaba la salida de su marco de Arco. Cuatro minutos después, otra vez el sanluqueño, contemporizó en el área cuando se encontraba franco para disparar esperando ser derribado por el zaguero Carmona. Acción arriesgada que salió perfecta pues el valenciano Fernández Vidal decretaba los once metros. Airam hizo honor a su condición de especialista y batía con seguridad haciendo el dos a dos.

El partido parecía estar en ese momento del lado visitante, aunque ocurrió lo que casi nadie esperaba. Hasta en dos ocasiones en el mismo lance se dejó comer la tostada Miguel Tena por Titi. El espigado delantero disparaba a puerta y batía a Aragoneses que volvía a ser superado en el tercer disparo entre los tres palos que tenía que afrontar. Inaudito. Otra vez por debajo en el marcador y otra vez el Cádiz respondió pronto. Otra vez Airam y esta vez a centro de Dalmáu tras jugada de Kike López. Un buen tanto que al menos hacía justicia.

De aquí al final el Cádiz estuvo más que cerca de anotar el cuarto, pero especialmente Dioni, Jorge López y Kike López marrraron las distintas oportunidades que disfrutaron.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *