El sexto hombre para la sexta victoria

UNA VICTORIA DE RAZA cad_roq_07.jpgUna jornada más Fernando Velasco volvió a ser decisivoFoto. Perico Ortega – cadistasfinos.com Una jornada más Fernando Velasco volvió a ser decisivo. El extremo diestro parece haberse ganado la confianza de Jose González, siendo un futbolista fundamental para revolucionar los partidos atascados. Entró en sustitución de López Silva nada más salir del descanso y, en el minuto ochenta y nueve logró el gol de la victoria ante el Roquetas. Dos goles en las dos últimas jornadas lleva Velasco. Sus goles, han significado seis puntos para el Cádiz, que ya roza el play-off. El partido se complicó de manera innecesaria, vistos los méritos realizados por ambos equipos durante todo el encuentro. El Cádiz había sido mejor que el Roquetas, había llegado más, había tenido mayor control. A pesar de que el segundo tiempo empezara más igualado. Sin embargo, fue el Roquetas el que marcara primero. En un saque de falta. Precisamente, como habían inquietado más a los amarillos durante todo el encuentro. Una vez más, el Cádiz fue a remolque en el marcador en Carranza. Como contra el Murcia. Como contra el Almería B. Como contra el Lucena. Sin embargo, esta vez iba a ser diferente. Esta vez, el equipo iba a por todas. Si no se iba a ganar por juego, se iba a ganar por raza, por coraje. Era el que más se jugaba de los dos y no podía dejar que los tres puntos se escaparan. Perder hubiera sido catastrófico, ya que el Cádiz dependería, por completo, de lo que hicieran Melilla y San Roque Lepe, teniendo que jugárselo todo en el Álvarez Claro. Ya habían entrado Velasco y Aarón Bueno (totalmente desapercibido una vez más) Pero Jose González necesitaba más mordiente arriba. El equipo no tenía ya nada que perder (iba 0-1) y tenía mucho que ganar. Por ello, quitó a Moke, excesivamente nervioso en el segundo período y dio entrada a Antonio Moreno. El Cádiz lució un planteamiento muy ofensivo: dos delanteros (Pachón y Moreno), dos extremos (Velasco y Aarón Bueno) y Carlos Caballero, que pasó a jugar en el centro del campo. La apuesta salió bien. Pachón, tras recoger un buen pase de Caballero, batió a Jonathan. 1-1. El punto no era malo, pues pasara lo que pasara en el Alfonso Murube y en Santo Domingo, el Cádiz se mantendría en play-off una jornada más. Sin embargo, obligaba a tener que ganar, de forma prácticamente obligada, al Melilla en el último y decisivo partido. Había que buscar el segundo gol. Tiempo para ello había. Pachón lo buscó insistentemente. También Carlos Caballero, que estampó en el larguero un magistral lanzamiento de falta. Todos esperaban que el madrileño centrara, buscando rematadores dentro del área. Pero él optó por lo inesperado, por el disparo. El balón era del Cádiz. Las oportunidades también. El Roquetas se desentendió del juego y empezó a defender con uñas y dientes el punto que, de momento, habían logrado. Los roqueteros abusaron de entradas duras y de pérdidas de tiempo (como las de Javicho) Todo era favorable al Cádiz en su lucha por el segundo tanto, menos el cronómetro, que avanzaba impasible, ajeno a la suerte del combinado local. Sin embargo, la suerte que tantas veces ha sido esquiva esta campaña, por fin sonrió a los amarillos. Fernando Velasco marcó el gol que hacía justicia a lo visto en el partido. El gol que daba los tres puntos a los amarillos. Un gol que hacía justicia a los dos puntos que se escaparon en los últimos minutos en la Nueva Condomina. O a los dos puntos que también se escaparon, en los minutos finales, en el Alfonso Murube. Nada hubo que temer en el descuento. En ningún momento el Roquetas dio sensación de peligro. Más bien, si hubo uno que inquietó e intentó marcar, fue el Cádiz. Pachón forzó una sensacional intervención de Jonathan, a punto de lograr el tercero. Pero el marcador no se movió más. No hacía falta. El Cádiz ganó 2-1. Una victoria agónica, aunque estas saben mejor. Una victoria siguiendo, además, el guión de toda la temporada: sufriendo, yendo a contracorriente. Dando la cara cuando peor estaba todo.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *