El Cádiz CF cayó ante el Celta en la ida de los octavos de Copa: 0-3

Derrota del Cádiz CF en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Celta de Vigo. Los amarillos cayeron ante el conjunto gallego por 0-3, quedando la eliminatoria muy cuesta arriba. A pesar de lo abultado del marcador, la imagen del Submarino Amarillo fue muy buena durante gran parte del encuentro.

El Cádiz CF tuvo un buen inicio de partido, dispuesto a dificultarle las cosas al Celta de Vigo. Los amarillos, sin complejos, plantaron cara al equipo gallego. Los de Berizzo se vieron superados por el buen inicio del Submarino Amarillo, que merodeó con mucho peligro el área de Rubén Blanco. Así, al equipo cadista solo le faltó algo más de fortuna para aprovechar estas buenas llegadas a la portería rival.

Así, los cadistas tuvieron dos buenas llegadas al área celtiña nada más arrancar el partido. En la primera, Lolo Pla trató de asistir a Salvi, pero su envío fue demasiado largo. Luego, Fran Machado puso un peligroso balón al área, que acabó atajando el portero del equipo gallego. Más tarde, desde el saque de esquina, el debutante David Sánchez trató de sorprender a Rubén Blanco con un lanzamiento muy cerrado, que obligó al cancerbero visitante a despejar de puños.

Sin duda, la ocasión más clara del Cádiz CF en el primer tiempo corrió a cargo de Alberto Quintana. El canterano cadista recibió un balón en la frontal del área y, sin pensárselo dos veces, sorprendió a Rubén Blanco con un disparo raso y ajustado, que se marchó fuera por muy poco. Poco después, nuevamente desde el córner, David Sánchez volvió a forzar al meta gallego a emplearse a fondo para evitar el gol olímpico.

Así transcurrió el partido hasta que, en su primer disparo claro entre los tres palos, el Celta logró adelantarse en el marcador. Fue en el minuto 24, siendo el autor del gol Guidetti. El delantero sueco recibió un gran pase de Orellana para encarar a Pol Ballesté, al que superó con un buen disparo. El guardameta cadista llegó a tocar el balón, pero no lo suficiente para evitar que el tanto subiera al marcador.

El gol sentó bien al equipo gallego, que se asentó sobre el terreno de juego y comenzó a disponer de mayor dominio de la pelota. Eso sí, los de Berizzo no consiguieron traducir ese aumento en la posesión en llegadas claras al área de Pol Ballesté. De este modo, con el 0-1, se llegó al descanso en el Ramón de Carranza.

Tras la reanudación, el conjunto vigués salió con mayor ímpetu, quedando patente la diferencia de categorías entre los dos conjuntos. A pesar de ello, el Cádiz CF dispuso de alguna que otra llegada a la portería de Rubén Blanco, que no supo concretar. Aún así, las mejores ocasiones corrieron a cargo del Celta, que en los segundos 45 minutos de juego sentenció la eliminatoria.

Orellana, tras una combinación con Guidetti, lanzó el primer aviso de los celtiñas. En su siguiente llegada, el Celta no falló: en el minuto 59, Jonny cabeceó a gol en un saque de esquina, para poner el 0-2 en el marcador de Carranza. Apenas siete minutos después, Guidetti estuvo muy cerca de marcar, pero su disparo en el área terminó yéndose fuera. El sueco no perdonó en su siguiente oportunidad, en la que marcó a placer tras recoger el rechace de una muy buena parada de Pol Ballesté a disparo de Planas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *