Duda ya es del Sevilla. Otro para la colección

logo_small_new.gif

cadiz_duda.jpg
Duda en su época de amarillo.

El portugués Sergio Paulo Barbosa Valente «Duda» (27-06-1980 Oporto) dejó huella en Cádiz. Así titulamos en nuestra Revista en enero pasado, referido a un jugador que se recuerda con buen sabor después de dos años como jugador amarillo. Esta última temporada ha estado en el ojo del huracán en el Málaga. Se veía venir. De hecho, ya en septiembre se barruntaba que el último año del contrato del portugués en el club de Martiricos sería complicado. Duda, que llegó al Cádiz procedente del Vitoria de Guimaraes, con sólo 20 años, siempre destacó por su precisión con su pierna izquierda. Carlos Orúe, en la temporada en que el equipo se quedó a falta de un gol en liga de ascenso para subir, lo usó también como hombre en punta, aunque su lugar natural es la banda izquierda. Esa temporada fue su trampolín y el Málaga, del que era propiedad su ficha, reparó en él para el proyecto de Joaquín Peiró de la temporada 2001-02. Desde esa campaña ha vestido la casaca blanquiazul, salvo una breve estancia, sin mucha suerte en la temporada 2002-03 en la U.D.Levante. Pero Antonio Tapia, en la 2003-04 y 2004-05 volvió a sacar un gran rendimiento a su pierna izquierda. Pero esta temporada ya dijimos se intuía iba a ser diferente. El Málaga, en una decisión que parecía firme, y que incluso fue contestada por la propia plantilla, decidió apartar de la plantilla al futbolista a principios de temporada, coincidiendo en el momento en el que salieron a la luz los intereses de equipos que sabian que el luso terminaba contrato el 30 de junio e iba a quedar libre: una bicoca.

 malaga_duda.jpg
 Ya dejó de «llover»  para Duda.

Hierro quería renovarlo y Duda, sabedor de que el tiempo corría de su parte, no aceptaba una oferta de un equipo que además, olía a horno de segunda. El castigo fue que Duda no volvió a pisar el terreno de juego de La Rosaleda hasta la jornada después a la destitución de Antonio Tapia, cuando Manolo Hierro, director deportivo del club, echó mano de él.  A partir de entonces, 13 partidos como titular (cuatro goles en acciones a balón parado llevaron su firma), y algo más de mil minutos sobre la cancha, que no le fueron suficientes para eludir el descenso de los boquerones. Pero a él casi, casi, le daba igual. Era un secreto a voces, que para entonces ya se había comprometido con algún club. También estaba cantado que sería el mejor contrato de su carrera y que con el mismo iba a dejar resuelta su vida. Poco a poco se fueron atando cabos, y pese a pensarse en que Oporto (su lugar de nacimiento), San Sebastián, o incluso Villareal podrían ser destinos probables, el nudo se ató en Nervión. El Sevilla de Juande buscaba un hombre que fuera referente a balón parado del que dicen carecieron durante toda la Liga.  De esta forma, el destino de Duda y el Sevilla se unen durante las cuatro próximas temporadas. Con una hija y mujer gaditana, las visitas a la Barriada de La Paz serán frecuentes, aunque para ver a Duda en Carranza habrá que esperar al menos un año. Tampoco pasa nada, quedan tres por delante.

 

Colección ex-cadistas en la 2005-06

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *