Complicado punto

udl_cad_03.jpgFuera del descenso y con la intención de sumar para alejarse del peligro antes del decisivo encuentro de la próxima jornada se presentaba el Cádiz en el Estadio de Gran Canaria. El rival, la Unión Deportiva Las Palmas no era demasiado propicio, pero el equipo llegaba al estadio canario con la intención de terminar con los malos resultados fuera de casa, donde no conseguían una victoria desde vigésimo primera jornada de Liga. Además, una victoria sería importante, ya no sólo por conseguir el goal-average, sino para recortarle puntos a Las Palmas.De los jugadores habituales en las convocatorias de Víctor Espárrago se ausentaron tanto Toedtli como Carlos Caballero, que no habían logrado recuperarse de sus respectivas lesiones y Abraham, que cumplía ciclo de amonestaciones. Las novedades en la lista de dieciocho futbolistas que viajaron a Gran Canaria fueron Álvaro Silva y Cifuentes, retornando este último a una convocatoria tras la sanción que le impidió jugar la jornada anterior. El equipo titular del Cádiz para este encuentro estuvo integrado por Dani Miguélez en la portería, línea defensiva compuesta por Cristian, Cifuentes, De la Cuesta y Fragoso, doble pivote con Ormazábal y Fleurquin, Jaume Costa como extremo zurdo, por la derecha Enrique, Ogbeche y Diego Tristán como futbolista más adelantado. Los jugadores del Cádiz lucieron crespón negro en memoria del padre de Abraham, fallecido la semana pasada tras el partido contra el Elche.El partido comenzó con unos lanzamientos de la Unión Deportiva Las Palmas a la portería cadista sin demasiado peligro. El equipo local había salido con mayor empuje que el Cádiz y en el minuto tres el venezolano Rondón tuvo un mano a mano con Dani Miguélez que el cancerbero gaditano despejó a saque de esquina. Tras un fallo en la entrega de Cristian que le dio un pase franco a un jugador canario, Javi Guerrero, en otro uno contra uno, estuvo a punto de adelantar a su equipo, pero nuevamente Dani estuvo providencial y evitó que el gol subiera al marcador. cadiz_bartolo.jpgDemasiado botínEl Cádiz había empezado menos enchufado que el equipo local y bastante dormido, sin llegar a inquietar al guardameta argentino de Las Palmas, Assman. El equipo daba la imagen de los últimos compromisos fuera de casa: sin la actitud dominante de Carranza, dejándose llevar y sin tirar a puerta. Sin embargo, el primer equipo que logró marcar fue el Cádiz, gracias a un gol del nigeriano Ogbeche, que recogió un rechace dentro del área tras disparo de Tristán. El atacante cadista, ante el meta Assman, no se puso nervioso y dibujó una preciosa vaselina para adelantar al Cádiz. Había sido un tanto inesperado, teniendo en cuenta la actitud de ambos equipos desde el pitido inicial del gallego Iglesias Villanueva. Pese a todo, el combinado local mantuvo su acoso a la meta cadista, propiciando que Dani Miguélez tuviera que realizar intervenciones de mucho mérito para evitar que llegara la igualada al marcador. Javi Guerrero, Jorge Larena y Rondón se estrellaban continuamente con el portero amarillo, que volaba de palo a palo desquiciando a los atacantes rivales. Las paradas del gaditano eran increíbles. Por su parte, el Cádiz se limitaba a aguantar el vendaval ofensivo atrás a la espera de algún contraataque rápido buscando sorprender. El equipo, parapetado atrás, se hizo fuerte en el fútbol subterráneo: robando balones y perdiendo tiempo cuando era menester.Con el 0-1 y pese al primoroso juego de Las Palmas se llegó al descanso, que dejaba al Cádiz en el decimosexto puesto de la Liga Adelante, después de los resultados que se habían dado en el resto de campos. Determinante expulsiónSin embargo, el Cádiz no pudo mantener su portería a cero, después de que Javi Guerrero se aprovechara de un error de Dani Miguélez, impecable en el primer tiempo, en la recepción de un centro para lograr la igualada. Antes del gol canario el Cádiz se quedó en inferioridad numérica tras la expulsión por doble cartulina amarilla de Víctor Ormazábal. Esta expulsión forzó a Víctor Espárrago a sustituir a Diego Tristán para introducir a Jon Erice, para sostener al equipo en la zona media del campo y así evitar una posible sangría del rival. También movió banquillo Paco Jémez, consciente de que tenía una gran oportunidad para lograr la victoria al introducir a dos goleadores como Guayre y Marcos Márquez. Con empate a uno terminó el encuentro, que deja al Cádiz en puestos de descenso pero empatado con el Salamanca, que es el primer equipo que marca la permanencia. Pese a todo y teniendo en cuenta cómo transcurrió el encuentro este punto fuera de casa es de oro.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *